Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Tenerife 0-0 Osasuna: El Tenerife se estrella contra el muro rojillo

El portero Sergio Herrera detiene un penalti y frustra las ambiciones de un voluntarioso Tenerife en el Heliodoro

Oier sujeta a Acosta en la disputa de un balón

LaLiga 1|2|3-Jornada 12 

CD Tenerife0
CA Osasuna0
Ficha técnica
Tenerife: Dani Hernández; Luis Pérez, Carlos Ruiz, Jorge Sáenz, Iñaki Sáenz; Vitolo, Aitor Sanz; Bryan Acosta, Juan Carlos Real (Tayron, min. 80); Malbasic y Longo (Juan Villar, min. 71).

Osasuna: Sergio Herrera; Lillo, Aridane, Oier, Clerc; Quique (Xisco, min. 58), De las Cuevas, Fausto Tienza, Arzura (Lucas Torró, min. 73), Mateo (Unai García, min. 46) y David.

Árbitro: Jorge Figueroa Vázquez (comité andaluz). Mostró tarjetas amarillas a los jugadores Oier (m.55), Sergio Herrera (m.57). Aridane (m. 67). Arzura (m.69). Tayron (m.90), Unai García (m.90). De las Cuevas (m 91).

Incidencias: Encuentro correpondiente a la jornada 12 de la Liga 1|2|3, disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López ante 13.762 espectadores.
Los jugadores de José Luis Martí intentaron por tierra, mar y aire romper el impecable entramado defensivo de Osasuna, pero el acierto de Sergio Herrera en la portería impidió que el conjunto blanquiazul pudiera sumar los tres puntos. En un partido vibrante y muy intenso, los tinerfeños fueron mucho más verticales y peligrosos que un Osasuna conservador, que hoy ofreció una imagen paupérrima. 

Sin ideas y con escasa ambición, el equipo navarro no tiró a puerta ni una sola vez en un choque donde acusó muchísimo las bajas con las que encaraba el duelo. Sin Fran Mérida ni Roberto Torres, ambos sancionados, Diego Martínez apostó por un once con hasta cuatro cambios: Aridane, Fausto, de las Cuevas y Mateo salieron de inicio. Los de José Luis Martí, a pesar de llegar después de jugar entre semana ante el Espanyol en Copa, empezaron con más ímpetu y decisión que los pamploneses. 

Cerca del ecuador del primer acto, Bryan Acosta estuvo a punto de inaugurar el electrónico con un buen testarazo que se marchó ligeramente desviado. El Tenerife estaba muy cómodo sobre el césped. Pocos minutos después, Sergio Herrera protagonizó una doble intervención extraordinaria cuando el Heliodoro ya se disponía a celebrar el primer tanto de la noche. Con Arzura y Fausto Tienza como puntales en el centro del campo rojillo, el cuadro navarro era incapaz de hacer circular el balón con velocidad. Sin chispa ni frescura, Osasuna desplegaba un juego lento que favorecía la presión intensa y el gran trabajo de un Tenerife que seguía merodeando el área de Herrera. 

En la reanudación, después de que el Tenerife se hubiera vaciado en una primera mitad muy completa, el guion no cambió. Aunque Osasuna intentó salir con algo más de empuje, el cuadro chicharrero seguía teniendo el control del encuentro. 

Cuando apenas habían transcurrido diez minutos del segundo tiempo, el colegiado indicó penalti de Oier por un agarrón sobre Longo. Pero Sergio Herrera, ya lo hizo ante el Cádiz hasta en tres ocasiones, iba a impedir con una buena estirada que Malbašić adelantara a su equipo desde los 11 metros. Nuevamente, Sergio Herrera mantenía a Osasuna con vida. 

El Tenerife seguía insistiendo parsimoniosamente. Con un Bryan Acosta inspirado, los de José Luis Martí seguían bien ordenados atrás, comiéndole terreno a un adormecido Osasuna. Longo en primera instancia y Malbašić pocos minutos después volvieron a poner en aprietos a Herrera. Osasuna, aprovechando el desgaste físico blanquiazul y coincidiendo con la entrada al terreno de juego de Torro, consiguió pisar el área contraria después de muchos minutos sin hacerlo. Sin embargo, el Tenerife, lejos de amedrentarse, replicó por medio de Juan Villar y Carlos Ruiz. 

En la recta final del encuentro, cualquiera de los dos equipos podría haberse llevado el gato al agua. En unos minutos finales muy broncos, Osasuna terminó dando por bueno el punto, mientras que los rostros de los futbolistas blanquiazules denotaban resignación e impotencia. 

El punto sumado ante los rojillos permite al cuadro tinerfeño consolidarse en la zona media de la tabla. Osasuna, que sigue sin poder romper el maleficio de no haber obtenido nunca un triunfo liguero en Tenerife, pierde la condición de líder y cae hasta la tercera plaza.

Con la tecnología de Blogger.