Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Unos Pacers desbocados ganan en Minneápolis (130-107)

El tridente formado por Collison, Oladipo y Sabonis barrió a los Timberwolves tras el descanso

Foto: Pacers

Los Pacers llegaban al Target Center con ganas de desquitarse de sus dos derrotas consecutivas. El partido comenzó con unos Pacers dominantes, jugando al ritmo que marcaba un imperial Darren Collison (16 asistencias y 15 puntos). Los titulares de Indiana demostraron tanta alegría en ataque como ternura en defensa, pero lograron la primera ventaja de diez puntos (19-9) gracias al gran acierto de sus hombres exteriores. Hacia el final del primer cuarto, llegaron los minutos de las rotaciones, y la brecha no hizo más que aumentar: TJ. Leaf cogió el relevo de los Bogdanovic, Oladipo y compañía, y el marcador al final del primer período reflejaba un claro 33 a 20.

El partido dio un vuelco en el segundo cuarto. Nemanja Bjelica (18 puntos) Y Jamal Crawford aportaron el acierto ofensivo que tanto necesitaban los Wolves, y fueron reduciendo su desventaja. Dos acciones consecutivas de  Shabazz Muhammad empataron el partido a 42 ante la alegría de los aficionados locales. Oladipo y Cory Joseph volvieron a dar ventaja a los Pacers, pero Karl-Anthony Towns se echó a Minnesota a la espalda y volteó el marcador. Hubo intercambio de golpes hasta el descanso, al que se llegó con máxima igualdad: empate a 61.

Se reanudó el encuentro, y con él, el espectáculo ofensivo. Un Karl-Anthony Towns (28 puntos) omnipresente era el mejor argumento de los Wolves, mientras que Oladipo (28 puntos) era quien llevaba la batuta en Indiana. Minnesota logró una de sus mayores ventajas (74-79), pero justo en ese momento sufrieron un colapso total en ataque: un punto en casi 5 minutos. Los Pacers, liderados por Collison y un gran Sabonis (15 puntos y 11 rebotes), volvieron a abrir una pequeña brecha en el luminoso, que aumentó hasta el 98 a 84 con el que finalizó el tercer cuarto.

Si quedaba alguna esperanza entre la afición de que su equipo le diera la vuelta al marcador, Andrew Wiggins se encargó de sepultarla. Lo falló todo, incluidos los tiros libres, mientras los suplentes de los Pacers sentenciaban el encuentro. La diferencia superó los 20 puntos, y viendo el panorama, las defensas se relajaron todavía más. Se vivió un festival de triples local de la mano de Bjelica y Jamal Crawford (18 puntos, 9 asistencias), pero no sólo llegó tarde, sino que además fue respondido por Joseph (21 puntos, 5 de 6 en triples). La bocina final dejó el festival anotador en 130 a 107, victoria para unos Pacers que suman dos triunfos y otras dos derrotas. 

Con la tecnología de Blogger.