Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Al Horford lidera el triunfo de unos enrachados Boston Celtics (95-94)

El pívot dominicano acabó con 21 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias (8/9 en tc.) para llevar a los verdes a su duodécima victoria consecutiva

Foto: Celtics




Los Boston Celtics (12-2) recibían en el TD Garden a los Toronto Raptores (7-5) en busca prolongar su victoriosa racha a 12 partidos. Los de Massachussets llegaban al encuentro con la baja de Kyrie Irving pero con la vuelta de un Horford que sería clave en el desarrollo del partido.

La primera parte se caracterizó por la igualdad. Los Raptors se aferraban a su estelar pareja: Lowry (19 puntos, 7 asistencias) y DeRozan (24 puntos, 4 asistencias), que conseguirían hasta 21 de los 24 puntos de los canadienses al término del primer cuarto. Por parte de los Celtics era Jaylen Brown quien parecía llevar el peso del ataque de su equipo, acabó con 18 puntos tras encestar 8 de sus 14 tiros, pero no pudo evitar que Toronto se marchara al descanso por delante 49-44.

En el tercer cuarto los Celtics remontarían el partido y se anotaron su máxima ventaja del partido, 8 puntos, gracias a Horford y al que fuera el sustituto de Irving en el puesto de base, Marcus Smart (14 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias). Pero la alegría le duró poco a los de Stevens ya que el banquillo de los Raptors encabezados por CJ Miles (10 puntos) y Siakam (8 puntos, 6 rebotes) volvería a igualar el partido.

Durante el último cuarto fueron Horford y DeRozan los que lideraban a sus equipos a un final que ya se intuía que iba a ser apasionante. A falta de 1:26 el rookie Jayson Tatum, que acabó con 13 puntos y 7 asistencias, conseguía poner a los Celtics 5 arriba tras una penetración aprovechando su gran zancada. Tan sólo 20 segundos después los Raptors ya estaban a un punto gracias a una canasta de Lowry y dos tiros libres de Anunoby que aprovechó una pérdida de Horford.

Con el partido en los últimos segundos ocurrió una jugada que bien pudo costarle la victoria a los Celtics: tras el fallo de DeRozan en el tiro Tatum cogió el rebote y sólo tenía que esperar a recibir la falta, pero el rookie golpeó con el codo en la cara a su defensor al tratar de librarse de la presión y le cobraron falta en ataque. Los Raptors tenían pues 13'4 segundos para ganar el partido, pero nuevamente DeRozan fallaría el tiro tras una gran defensa de Brown.

El partido concluyó con la victoria agónica de los Boston Celtics por 95-94 que a pesar de no contar con Hayward ni Irving siguen enrachados y con el mejor récord de la liga.

Con la tecnología de Blogger.