Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Almería UD 3-0 Real Zaragoza: Fran Fernández resucita al Almería y vuelve a hundir al Zaragoza

Nuevo naufragio zaragocista. Fran Fernández volvió a ser revulsivo para el Almería, que logra despertar ante un Zaragoza que ya desconoce dónde está su fondo

El Almería no ganaba desde hace dos meses

LaLiga 1|2|3-Jornada 15

Almería3
Real Zaragoza0
Ficha técnica
Almería: René; Motta, Owona, Morcillo, Nano; Alcaraz, Mandi; Fran, Pozo (Corredera min. 87), Gaspar (Fidel min. 62); y Juan Muñoz (Hicham min. 76)

Real Zaragoza: C. Álvarez; Delmás, Mikel G., Grippo, Ángel; Zapater, Raúl Guti (Eguaras min. 64), Febas; Toquero (Alain min. 80), Pombo (Buff min. 80) y Borja Iglesias.

Goles: 1-0; Fran Rodríguez (min. 42), 2-0; Alcaraz (min. 79), 3-0; Alcaraz (min. 92)  

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz (Comité territorial riojano). Amonestó a Morcillo (min. 68) y Owona (min. 74) por parte del Almería, y a Grippo (min. 45) y Delmás (min. 58) por parte del Real Zaragoza.  

Incidencias: Partido correspondiente a la 15ª jornada en La Liga 1|2|3 disputado en el estadio Juegos del Mediterráneo ante 5.200 espectadores
El Almería se curó de todos sus males frente al Real Zaragoza. Al igual que la temporada pasada, Fran Fernández volvió a ser el revulsivo del conjunto rojiblanco frente a un equipo aragonés que toca fondo por enésima vez en los últimos años, y no será la última. El exblanquillo Fran Rodríguez asestó el primer golpe cerca del descanso y Rubén Alcaraz, que debió ser expulsado en la primera mitad, hizo un doblete para rematar a los de Natxo González. 

Varios cambios hacía Fran Fernández en el equipo titular. Owona, Mandi y Juan Muñoz partían como titulares ante un Real Zaragoza que contaba con las novedades de Mikel González y Jorge Pombo. Lo más novedoso en el cuadro maño era su engranaje táctico. Por primera vez, Natxo González abandonaba su 4-4-2 para pasar a un 4-1-4-1 con más jugadores en el centro del campo. No funcionó. El Zaragoza volvió a ser ese equipo plano, espeso, sin centro del campo, sin ideas y superado por un rival muy herido. 

Parecía que los aragoneses entraban mejor en el partido con un saque de esquina en el primer minuto, pero nada se alejaba más de la realidad. Pronto el Almería mostró más intensidad y más mordiente en la disputa del balón. Gaspar lo intentó a los cinco minutos y Pozo tuvo el primero en sus botas poco después. El joven mediapunta recibía completamente solo dentro del área y conectaba un fuerte disparo que atrapaba Cristian. 

La primera parte pasaba sin que ningún equipo creara peligro, bien por el nerviosismo local o por la falta de actitud visitante. Poco a poco, el Almería volvía a rondar el área maña, principalmente con internadas por las bandas sin que Delmás y Ángel pudieran para el temporal ellos solos. En una de estas llegaba un centro buscando a Juan Muñoz, que golpeó sin querer a Cristian. No tan fortuita fue la acción de Alcaraz. El centrocampista agredía con un duro puñetazo a Raúl Guti, sin que fuera sancionado por Ocón Arraiz

Cuando la primera mitad ya se perdía, el Almería volvía a aprovechar la extrema fragilidad del Zaragoza a balón parado. Con todo el equipo defendiendo en zona dentro del área pequeña, sin que hubiera ningún rojiblanco sin marca, Pozo sorprende a la zaga poniendo el balón en la frontal para que Fran Rodríguez coloque el balón en la escuadra. Dejaba entrever Natxo González en la previa que su equipo debía rebajar considerablemente el número de goles encajados, y, precisamente, salir al 0-0 suele funcionar pocas veces. 

Nada cambiaría tras el paso por vestuarios. De nuevo a balón parado, Owona remataba de cabeza por encima de la portería de Cristian. Poco después, el portero argentino salvó in extremis lo que hubiera sido un golazo de vaselina de Juan Muñoz. El Zaragoza estaba muerto, no ofrecía resistencia defensiva, el centro del campo no existía y solo podía jugar a 50 metros de la portería de René. La entrada de Eguaras adelantó unos metros el juego aragonés, pero las contras eran mortales. Cristian Álvarez volvía a ser providencial para volver a evitar otro gol de Juan Muñoz. 

Era solo cuestión de tiempo la sentencia del Almería. En un nuevo gravísimo desajuste defensivo, Alcaraz recibe sin marca ni oposición en la frontal del área y conecta un fuerte disparo cruzado imposible para Cristian. El Zaragoza había logrado resucitar a un equipo completamente muerto. Pero todo es susceptible de empeorar en el entorno zaragocista. Ya en el 93, Alcaraz (que debió ser expulsado en la primera mitad) sorprende a Cristian desde el centro del campo y redondea la goleada del Almería.




Con la tecnología de Blogger.