Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Chelsea 1-0 Manchester United: Victoria a la española

Los pupilos de Conte se impusieron con claridad al Manchester United con un gol de Morata. El español fue el jugador más destacado del partido

Morata celebra su séptimo tanto de la temporada | FOTO: Premier League

Premier League - Jornada 11

Chelsea1
Man. United0
Ficha técnica
Chelsea: Courtois; Azpilicueta, Christensen, Cahill; Zappacosta (Rüdiger, min. 66), Bakayoko, Kanté, Alonso; Fàbregas (Drinkwater, min. 78), Hazard (Willian, min. 87) y Morata.

Man. United: De Gea; Bailly, Smalling, Jones (Fellaini, min. 62); Valencia, Matic, Herrera, Young (Lingard, min. 78); Mkhitaryan (Martial, min. 62), Rashford y Lukaku.

Goles: Morata (min. 54)

Incidencias: T.A: Bakayoko (min. 20), Jones (min. 49), Herrera (min. 51), Fellaini (min. 71)

Estadio: Stamford Bridge
Duelo de altos vuelos entre dos candidatos al título de liga. Los de Conte recibían al Manchester United en el encuentro correspondiente a la jornada 11. Ambos conjuntos llegaban a este partido tras haberse hecho con los tres puntos en sus últimos partidos de Premier League; mientras que el Chelsea se impuso al Bournemouth, los visitantes cosecharon un triunfo de prestigio ante el Tottenham de Pochettino. En cambio las dinámicas europeas resultaban ser del todo dispares ya que el conjunto blue cayó estrepitosamente en Roma (3-0) y los de Mourinho vencieron con comodidad al Basilea.

El técnico italiano introdujo para el encuentro de hoy varias novedades con respecto a anteriores partidos. Christensen sería el elegido para completar en trío de centrales en la línea defensiva de cinco y Zappacosta volvería a repetir en el carril diestro en lugar del lesionado Moses. En la zona de ataque, Willian y Pedro empezarían desde el banquillo y sería Bakayoko quien reforzara la medular formando un doble pivote con Kanté. Mientras tanto Mourinho igualaría fuerzas en lo táctico y saldría de inicio con u 3-5-2 poco habitual, como ya hiciera ante el Tottenham. El luso usaría a los mismos once que vencieron al equipo londinense por 1-0, pero para este partido tendría en el banquillo al recuperado Fellaini en lugar de Mata.

El encuentro comenzaba con hasta 6 futbolistas españoles sobre el terreno de juego. Un partido que también estaría marcado por varios reencuentros; concretamente los de Lukaku, Matic y Mourinho, jugadores y técnico que volvían a la que fue su casa. Los primeros minutos fueron de tanteo, con ambos equipos presionando muy alto para dificultar la salida de balón. En apenas dos minutos se sucedieron las ocasiones más claras, y prácticamente únicas de la primera mitad. En el minuto 6 el colegiado anuló un gol al conjunto blue, el cual se había marcado Jones en propia puerta. Anthony Taylor había señalado falta previa de Morata sobre el defensor del Manchester United. La primera llegada peligrosa de los visitantes la tendría el joven Rashford. Courtois se quedó a media salida y el atacante de los red devils aprovechó el despiste de la zaga local para rematar solo un buen centro de Young, pero su cabezazo se marchó por encima del larguero. Se estaban produciendo numerosas interrupciones en el partido; los jugadores de ambos equipos se estaban emplean con fuerza para detener al rival y las faltas se sucedían. El cuadro dirigido por Mourinho fue el primero en hacerse con el dominio del partido. Durante los 15 primeros minutos el United, además de tener más tiempo el balón en su poder, ejercía una gran presión en campo contrario, obligando al Chelsea a tocar hacia atrás. Sin embargo serían los locales quienes llegaron con peligro sobre la meta defendida por De Gea. Una buena subida de Zappacosta por banda derecha culminó con tiro desviado de Bakayoko desde el interior del área. Mientras tanto el United seguía elaborando las jugadas con paciencia y moviendo el balón de un costado a otra. Fruto de estas combinaciones saldría un potente disparo de Lukaku desde la frontal que despejó sin demasiados apuros Courtois. Minutos después Cesc rozaría el gol con un remate picado que se estrelló en el lateral de la red. El ritmo de partido estaba siendo muy alto, provocando que hubiera muchas imprecisiones en los pases. Llamaba la atención la disposición de algunos de los jugadores del Chelsea con el paso de los minutos. Bakayoko, a priori acompañante de Kanté en la medular, se situaba muy cerca del área rival y estaba incorporándose a las jugadas de ataque. Fàbregas era entonces el centrocampista encargado de ayudar en la salida de balón. También destacar la labor de Morata en esta primera mitad, ayudando a su equipo con movimiento continuos y bajando mucho al medio a recibir. Pasada la primera media hora de encuentro las fuerzas parecían haberse igualado, estando repartido el dominio de balón. El partido, muy físico hasta el momento, se estaba disputando en el centro del campo y predominaban los planteamientos tácticos de ambos técnicos. La figura de Hazard surgió en una última fase de los primeros 45 minutos en la que el alto nivel físico que los jugadores del United le estaban imprimiendo al partido estaba exigiendo mucho esfuerzo a los blues.

El inicio de la segunda mitad fue muy distinto al de la primera. El United, que durante el primer tiempo fue retrocediendo metros según pasaban los minutos, salió metido en su campo y entregó la posesión del balón al Chelsea. El centrocampista belga de los blues salió muy enchufado de vestuarios y mostrando mucha personalidad. Hazard, que la estaba pidiendo constantemente, tenía muy encima a Bailly; el defensor de los red devils lo seguía hasta el mediocampo cuando el belga bajaba a recibir. Durante los primeros 10 minutos primó un rigor táctico total. El trabajo defensivo estaba marcando hasta ahora el desarrollo de un partido que necesitaba de alguien que se saliera del guión. La primera ocasión de los segundos 45 minutos la tendría Hazard, pero su tiro a bote pronto lo atropó De Gea. En cambio el que no falló su oportunidad fue el pichichi del Chelsea. A los 54 minutos de partido Morata anotó el 1-0 con un cabezazo perfecto tras un gran balón colgado al área de Azpilicueta. Un gol marca de la casa ya que este es el quinto tanto que anota el Chelsea fruto de la conexión de los dos internacionales españoles. A raíz del gol ambos entrenadores llevaron a cabo cambios en el dibujo. Fàbregas y Bakayoko pasarían a jugar como interiores, mientras que Hazard se situaría como la pareja de ataque de Morata. Minutos más tarde el italiano introdujo a Rüdiger en lugar de Zappacosta, un cambio claramente defensivo ya que Azpilicueta, con menor proyección ofensivo que el ex del Torino, jugaría como carrilero. En el otro banquillo, Mourinho dio entrada a Fellaini y Martial. El técnico visitante se lanzaría al ataque deshaciendo la línea de tres centrales al quitar del terreno de juego a Jones. Tras un período en el que el Chelsea, muy superior en el comienzo de la segunda parte, estaba muy bien plantado y el campo parecía estar inclinado hacia la portería del United, los jugadores visitantes intentaban tener más el balón y generar ocasiones de peligro. Esta fase precedió a otra algo más igualada al mismo tiempo que física. La presencia de Fellaini en el área rival empezó a incomodar a los defensores del Chelsea. El cuadro visitante buscaba continuamente por arriba al belga en las jugadas de estrategia y con centros laterales. A punto estuvieron los locales de sentenciar el encuentro hasta en dos ocasiones. Primero Bakayoko, que le robó el balón a Fellaini pero después no vio a Morata entrando solo por la derecha y culminó él la jugada, y posteriormente Hazard, con un disparo desde la frontal, no acertaron a anotar el 2-0 que podría haber sido definitivo. El Chelsea estaba ganando al United tanto en goles como en intensidad; los de Conte ganaban todos los balones divididos y estaban sabiendo contener muy bien a los red devils sin apenas conceder ocasiones. Mientras tanto el autor del único gol del partido seguía trabajando a destajo. Morata estaba recibiendo numerosas faltas como consecuencia de las continuas ayudas que ofrecía a los centrocampistas al descolgarse del ataque. A pesar de que el partido del United había sido muy discreto ofensivamente, los de Mourinho tuvieron hasta tres ocasiones claras para igualar el encuentro. Rashford no pudo anotar en el 86' ni en el  94' con un tiro desde la frontal y un lanzamiento de falta que se marcharon ambos cerca de los palos. Pero sería el jugador introducido en la segunda mitad, Fellaini, quien dispuso de la mejor oportunidad. Courtois detuvo con un paradón un minuto antes del 90' el remate de volea de su compatriota, que se había quedado solo en el área tras un gran control con el pecho.

El Chelsea se sitúa por tanto a 1 punto del equipo dirigido por Mourinho. Este resultado, además de a los locales, favorece al Manchester City, que ve como sus rivales directos siguen dejándose puntos en la carrera por el título. Flojo partido del United que empezó muy bien pero se fue diluyendo con el paso de los minutos. Mientras tanto Morata sigue reivindicándose a base de goles, en un partido en el que también destacó Hazard.


@PabloMh17
Con la tecnología de Blogger.