Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Hardaway comanda la victoria de los Knicks sobre los Raptors (100-108)

Tim Hardaway lideró a los Knicks con 38 puntos en la victoria por 108 a 100 sobre los Toronto Raptors en el Madison Square Garden

Foto: Knicks

Cuando los New York Knicks decidieron firmar a Tim Hardaway a inicios de temporada y darle un contrato de 71 millones de dólares por 4 años, la fanaticada neoyorquina generó una inmensa lluvia de críticas hacia la institución presidida por Phil Jackson. Con un promedio de 14.5 puntos por partido en 45.5% de goles de campo la última temporada en los Atlanta Hawks, los hinchas veían como algo complicado que el alero proveniente de Michigan pueda ser una de sus principales soluciones en ataque. Pero para su suerte, Hardaway no ha hecho más que callar bocas en cada partido que ha disputado con la camiseta de los Knicks durante esta campaña.

Anotando 38 puntos, lo máximo que ha podido convertir en un encuentro en lo que va de su carrera, junto con 7 asistencias y 6 rebotes, el alero de 25 años comandó a su equipo en la victoria por 108 a 100 sobre los Toronto Raptors, quienes los habían derrotado por un total de 23 puntos hace cinco días en el Air Canada Centre.

Si bien el marcador final fue a favor del conjunto local, lo cierto es que tuvieron muchas complicaciones en la primera mitad. Teniendo al frente a unos Raptors que movían muy bien la pelota y defendían agresivamente, a Nueva York le costaba anotar a través de cualquier jugador que no se apellidase Hardaway. Si bien ellos también defendían bien, la ofensiva de Toronto terminaba quebrando en varias ocasiones esa solidez mediante contraataques o triples.

Además, con un DeMar DeRozan (18 puntos, 7-15) con mucha convicción al momento de penetrar hacia el aro y un Kyle Lowry (25 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) demostrando sus habilidades tanto en el contraataque como en el perímetro, los Raptors lograron sacar una cómoda ventaja de once puntos al finalizar los 24 minutos iniciales (59-48). Los canadienses se fueron al descanso con un 50% de campo y 43.5% de triples, aunque con un 37.5% (3-8) de tiros libres.

Sin embargo, el tercer cuarto fue una historia totalmente distinta en relación a lo que se vio en los dos primeros periodos. Los Knicks salieron al inicio de la segunda mitad con una agresividad no vista en los anteriores minutos y terminaron siendo ampliamente superiores a su oponente. Con un Hardaway que le salía todo y un Courtney Lee que se metió al juego a través de sus tiros de media distancia, los locales tuvieron una racha parcial de 28-0, donde a los Raptors no les salió absolutamente nada.

Pérdidas, tiros errados, malas decisiones. Cada posesión de los Raptors era una tortura para ellos mismos, debido a la incapacidad que tenían para meter el balón dentro del aro a raíz de la inseguridad y desconfianza generada por el nerviosismo causado por sus constantes errores. Nueva York, por su lado, aparte de sus 41 puntos en el periodo, que les dio una ventaja de 89-69, estuvieron muy atentos a las líneas de pase y terminaron limitando a su rival a solo 10 puntos con un 6.25% (1-16) de goles de campo.

Ya en el último parcial, los Raptors supieron reponerse del trago amargo del tercer cuarto. A pesar de no haber tenido ningún aporte de DeRozan (no anotó en toda la segunda mitad), Kyle Lowry junto a CJ Miles (11 puntos, 3-8 de triple) lograron volver a traer a la vida a un equipo que parecía muerto en el periodo anterior. Mostraron más compromiso en la parte defensiva y lograron poner en apuros al elenco de Jeff Hornacek hasta cierto punto. Pero ante todo esto, los Knicks supieron cerrar el cotejo de la mejor forma, dándole el balón a Kristaps Porzingis (22 puntos, 12 rebotes) para que aproveche la superioridad de tamaño que tenía sobre sus rivales.

Con la tecnología de Blogger.