Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Harden amarga la noche de los Cavaliers (113-117)

El barba consiguió un triple-doble para liderar a su equipo a un nuevo triunfo. LeBron estuvo al borde de la lesión

Foto: Rockets

Dentro de la paridad que supone el enfrentamiento entre 2 de las mejores plantillas de la NBA, los primeros minutos fueron de sondeo, de ver de cerca las armas del rival. Los locales apostaron de entrada con Anderson, Ariza, Capela, Gordon y Harden. En tanto que la visita respondió con un quinteto que de a poco se consolida como el inicial tras el inmolación de Wade: James, Crowder, Love, Smith y Shumpert.En los primeros minutos se vio un duelo interesante de tripleros entre Love y Ariza. Precisamente el hecho que el primero tomase varios tiros, algunos tras buscarse su posición, trajo alguna duda en la defensa de Capela. Cleveland sacó una pequeña ventaja producto del buen accionar de Love pero en la segunda parte de este cuarto, los locales aumentaron su efectividad en tiros de campo y el marcador comenzó a cambiar. Cuando se esperaba la reacción del campeón de la Conferencia Este, las alarmas se activaron: faltando 4 minutos para el final, Lebron James sufrió un conato de lesión al penetrar, cuando su pierna izquierda piso uno de los pies de Ariza. Tras un tiempo muerto, volvió a la cancha pero ya el parcial era de 15 a 0 para los Rockets. Se notó a un James algo incomodo, seguramente producto de la torcedura, a tal punto que al poco tiempo se sentó. El tanteador fue de 25 a 36 para Houston. Normalmente a Cleveland le sacan 3 puntos de diferencia en el primer cuarto pero en esta vez la distancia sobrepasó los 10 puntos.

LeBron no volvió en el inicio del segundo cuarto, su ausencia seguramente alteró el ritmo cardiaco a más de uno. Los Rockets no bajaron el ritmo y de la mano de los tiros de 3 aumentaron la ventaja. Eric Gordon tomó el manejo de la ofensiva. Con malas vibraciones instaladas en el banquillo de Lue, esas que han sido compañeras de viaje en esta primera parte de la campaña y cuando no había nada que perder, fue el momento preciso para que aparezca un protagonista de la segunda unidad para la ofensiva de los Cavaliers: Jeff Green. Su aporte a los dos lados de la suela, pues marcó a Harden, supuso que la brecha no se hiciera tan grande y mantener la distancia en alrededor de 10 puntos. Con el regreso de Lebron, los Cavaliers se animaron y comenzaron a acortar distancias, el tobillo del King seguramente se recuperó del todo y la tragedia no fue tal. Los locales no supieron capitalizar la diferencia que llegó a ser de 17 y vieron cómo sobre el final de la primera mitad Cleveland no solo igualó el marcador sino que se fue arriba por 2 puntos para un parcial de 67 a 65.

En el tercer cuarto los Rockets mejoraron en defensa, la dupla entre LeBron en Green ya no pudo hacer lo que quisiera
y de la mano de Harden en ataque lograron una pequeña ventaja, dejando el score del parcial en 26 a 35, lo que supuso una ventaja de 7 puntos de cara al final. En el último cuarto Harden (35p, 11r, 13a) siguió siendo el playmaker y líder de su equipo, anotó, asistió incluso con sendos alley oops, taponeó y manejó los hilos de su equipo. El barba estuvo acompañado por un más que aceptable partido de Capela (19p, 13r, 1a), cuyo ímpetu le permitió a los Rockets gozar de segundas oportunidades en varias posesiones. En la parte final los 2 equipos cayeron en un bache y los errores se sucedieron de lado y lado. El esfuerzo final de LeBron (33p, 4r, 7a) no fue suficiente pese a haber acortado distancias a solo una posesión. Fue el partido consecutivo 803 con 10 o más puntos para James, el segundo mejor registro después de Michael Jordan pero eso sabe a poco o nada ya que este equipo llamado a darle pelea a los Warriors, sigue sin encontrar buenas sensaciones y de momento tienen registro de 5-7, un escenario apocalíptico. Del otro lado los Rockets siguen en la cima de su conferencia y las expectativas no hacen otra cosa que crecer.


Con la tecnología de Blogger.