Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Atlético 2-1 Real Sociedad: El Atleti promete pelea

Un gol de Griezmann en el 88 le permite al equipo rojiblanco reengancharse a la pelea por el campeonato

Foto: Atleti


LaLiga Santander-Jornada 14

Atlético2
Real Sociedad1
Ficha técnica
Atlético: Oblak; Thomas, Giménez, Godín, Filipe Luis; Correa (Carrasco, 68’), Saúl, Gabi, Koke; Griezmann (Augusto 90’) y Gameiro (Torres, 68’).

Real Sociedad: Rulli; Odriozola, Elustondo, Iñigo, Kevin; Illarra, Zubeldia, Zurutuza; Xabi Prieto (Canales 67’), Willian José y Oyarzabal (Carlos Vela, 89’).

Goles0-1, min. 28. Willian José, de penalti. 1-1, min. 62, Filipe Luis.
2-1, min. 88, Griezmann.

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó a Godín (39’), Xabi Prieto (49’), Rulli (73’),

Incidencias: Wanda Metropolitano.
Partido que se presentaba con dos equipos con dinámicas bien distintas: por un lado, un Atlético de Madrid en franca línea ascendente (y a partir de este momento ya pensando en asaltar Stamford Bridge para seguir vivo en Champions) y una Real tremendamente irregular y todavía lamiéndose las heridas de la sorpresiva eliminación copera ante el Lleida el pasado miércoles en Anoeta. A esto se sumaba las bajas de dos de los hombres más en forma del plantel guipuzcoano como son Llorente y Janujaz. Así pues, Eusebio apostó por meter al chaval Zubeldia por delante de los centrales y bascular a Xabi Prieto a su demarcación habitual en la zona derecha del campo. Y la formula funcionó: en la primera media hora, los blanquiazules se apoderaron del balón que movían con criterio y paciencia, lo que dieron como fruto dos clarísimas oportunidades en los pies de William José y el propio Prieto. El run run se empezó a apoderar del Wanda hasta que en el minuto 28 Oblak derriba a Oyarzabal dentro del área. El penalty lo transformó William José de disparo seco, potente y al centro de la portería. El objetivo al dominio se fructificaba.

Pero como en tantas ocasiones a lo largo del año, el equipo txuri urdin dejó su identidad a un lado y los madrileños comenzaron a dominar de forma clara el envite: dos ocasiones clarísimas de Correa pudieron desnivelar el marcador en cuestión de dos minutos, pero el argentino está gafado con el gol y no fue capaz de convertir. Bajo la presión rojiblanca, se llegó al final de los cuarenta y cinco primeros minutos.

Tras el receso, mismo patrón: acoso y derribo rojiblanco y alguna contra realista con cierto peligro, pero como se suele decir en encuentros así, se veía venir: Filipe Luis cruzó ante Rulli (magistral todo el encuentro y principal sostén del cuadro blanquiazul) y ponía las tablas. 

Estaba por ver la reacción donostiarra, ya que, cual boxeador al que se le empieza a noquear, no podría aguantar mucho más esta situación límite. Intentó el equipo de Eusebio estirarse, pero la tendencia vital del encuentro ya no tendría marcha atrás y solamente el arquero argentino fue capaz de plantar cara a los continuos de los propietarios del terreno hasta que en el minuto 88 el ex-blanquiazul Griezmann apuntillaba a sus antiguos compañeros recogiendo un balón al segundo palo ante la tibia oposición de Aritz Elustondo. Y ya no habría tiempo para más. El equipo colchonero sigue con su reacción, mientras que la Real acostumbra a sus aficionados a un peligroso mantra: balón, dominio, gol, desaparición del balón y derrota final. Ahora, ambos equipos han de mirar a Europa.

Con la tecnología de Blogger.