Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

DeRozan rompe el Wells Fargo (114-109)

El jugador franquicia del conjunto canadiense firma la mejor actuación de su vida con 45 puntos siendo el faro de los Raptors en la espectacular remontada a los Philadelphia 76ers

Foto: Raptors



El encuentro comenzaba con rotaciones en el conjunto local debido a las lesiones de dos pilares de Philly como ‘JoJo’ Embiid y JJ Redick. El recambio natural del escolta, Jerryd Bayless, comenzó eléctrico con gran acierto. Los primeros minutos fueron un intercambio de triples y penetraciones con mucho acierto entre ambos conjuntos, pero finalmente la inclusión de los suplentes de Philadelphia supuso que se llevaran el gato al agua en el primer cuarto.

DeMar DeRozan ya sumaba más de catorce puntos al inicio del segundo cuarto, pero los fallos en los tiros del equipo (7 de 21 en el segundo cuarto), el cansancio palpable por jugar el día anterior y la poca tensión defensiva, sumado al buen hacer de Richaun Holmes, TJ McConnell, los buenos porcentajes en el tiro y un excelso Dario Saric, fueron las claves para que los Sixers consiguieran una gran ventaja al descanso.

Pero llegó el tercer cuarto y los de Brett Brown tiraron todo al traste. Un parcial de 22-2 a favor de Toronto en menos de seis minutos cambió el devenir de todo el partido. DeRozan estaba imparable en todas las facetas del ataque, pero además el cambio de Valanciunas por Pascal Siakam, alternado con Jakob Poeltl, significó un plus defensivo junto a Serge Ibaka que revolucionó al conjunto que ocupa ya el segundo puesto en el este. La segunda unidad canadiense, una vez más, barrieron los más de cincuenta puntos que consiguieron los Sixers en la pintura.

Y a todo esto, ni Simmons (bastante flojo anoche), ni los continuos triples de Robert ‘metelotodo’ Covington, ni el nivel que ha mostrado el croata Saric, pudieron detener la enorme pelea y la tensión que mostró Toronto en el último cuarto para conseguir la que ya es su vigésimo segunda victoria.
La movilidad y garra de la segunda unidad de Toronto, el mejor partido de la carrera de DeMar DeRozan con 45 puntos (13/21 TC, 6/9 T3, 13/15 TL), 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y hasta un tapón, y los nervios y temor al fantasma de las remontadas que mostraron el joven equipo de Philly, dieron lugar al 114 a 109 que campeaba en el marcador final. Triunfo canadiense y Philadelphia ya suma su cuarta derrota consecutiva, la séptima de ocho encuentros que no ha jugado el camerunés Joel Embiid. A Simmons le queda mucho trabajo para ser rey.

Con la tecnología de Blogger.