Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

El gran último cuarto de los Cavaliers no les permite irse con un triunfo de Milwaukee (116-119)

A pesar de cerrar el encuentro de gran manera con una ventaja de 12 puntos en el último periodo, los Cleveland Cavaliers no pudieron salir vencedores del BMO Bradley Harris Center y cayeron por 119 a 116 frente a los Milwaukee Bucks

Foto: Bucks

Convirtieron doce puntos más que su rival, tuvieron una racha de 19-0, cogieron doce rebotes más que su oponente y, aún así, no pudieron terminar con el marcador a su favor. Con todo esto logrado por los Cavaliers en el último periodo, los dirigidos por Tyronn Lue sufrieron la rotura de su racha de cinco triunfos consecutivos al caer por 119-116 a manos de los Milwaukee Bucks de Jason Kidd, quienes vuelven a conocer la cara de la victoria tras tres derrotas seguidas.

Al igual que su final del encuentro, Cleveland también tuvo un muy bien inicio del cotejo. Con un Kevin Love (21 puntos, 5-11 de triples, 10 rebotes) tirando constantemente en el perímetro, aprovechando la lentitud de John Henson para seguirlo hasta esa zona, la escuadra de Ohio logró sacar cierta diferencia de puntos en el primer periodo, mientras que los Bucks perdían la pelota y erraban tiros abiertos. Sin embargo, a pesar de su mal inicio, Milwaukee poco a poco fue haciéndole daño a los Cavs a través del contraataque, teniendo en cuenta que al frente suyo tenían un equipo al que le costaba hacer la transición defensiva.

Ya en el segundo cuarto, el elenco local poco a poco fue tomando el dominio de las acciones y la ventaja en el marcador. Con unos Khris Middleton (18 puntos, 10 asistencias) y Eric Bledsoe (26 puntos, 10-16) encendidos, generando puntos tanto desde media distancia como desde afuera de la línea de triple. Asimismo, cogieron varios rebotes ofensivos que les permitieron aumentar el número de posesiones y la frustración de los Cavaliers, que en gran parte del segundo y tercer periodo carecieron de energía para defender.

Más allá de todo esto, cuando se habla de un compromiso entre Milwaukee Bucks y Cleveland Cavaliers en el 2017, no se puede dejar el lado el duelo entre Giannis Antetokounmpo (27 puntos, 14 rebotes, 8 asistencias) y LeBron James (39 puntos, 6-11 de triples, 7 rebotes). Dos de los mejores aleros de la liga, ambos candidatos al premio de MVP, se tuvieron frente a frente y definitivamente cumplieron los expectativas. Si bien el 'Greek Freak' tuvo un partido más escandaloso en cuanto a números, James fue el respaldo principal de su equipo durante los momentos más complicados del cotejo, metiendo tiros dificilísimos cuando ninguno de sus compañeros podían poner el balón dentro del aro.

Volviendo al trámite del partido, el poco esfuerzo en defensa que mostraron los Cavs durante la última parte del segundo periodo se trasladó al tercer cuarto, donde Milwaukee anotó constantemente en la pintura sin mucha dificultad y con poca oposición. Sin embargo, el jugador más rescatable en ese aspecto fue José Calderón, quien luchaba hasta lo último en cada pelota y fue de los más solidos en la defensiva individual. Para empeorar las cosas, el mal momento en defensa se extendió al lado ofensivo, pues no eran capaces de convertir los tiros abiertos y eso hacía que su frustración se aumentara, más al momento de proteger el canasto.

No obstante, ya en el último periodo, sin LeBron James y un quinteto conformado por Wade, Korver, Green, Crowder y Thompson, los visitantes tuvieron una racha de 19-0 que borró la amplia ventaja del conjunto de Jason Kidd, en la quese vieron enfrascados en una serie de faltas y lanzamientos deficientes producto de la inseguridad generada.

Cleveland estaba jugando tranquilo, a su ritmo, cuando en la mayoría del encuentro se le observó ansioso y con poca paciencia en la elaboración de jugadas. Mientras tanto, a los Bucks les pasaba lo mismo que les sucedió a su rival anteriormente: no podían convertir los tiros abiertos. ¿Lo peor de todo para Milwaukee? El quintento del cuadro de Ohio estaba conformado por suplentes, mientras que el suyo estaba con titulares a excepción de Brogdon.

Ya en el último tramo del periodo, cuando Tyronn Lue hizo ingresar a LeBron James -quien se puso el equipo al hombro- por Tristan Thompson, parecía que el partido se podía definir en cualquier jugada, con ambos equipos defendiendo de buena manera pero moviendo el balón de manera fluída para encontrar el mejor tiro posible. Al final, el propio Antetokounmpo terminó por sentenciar el cotejo luego de que anotara un doble tras una falta de Kyle Korver y, así, le puso fin a la racha de tres derrotas de los Bucks y cinco triunfos de Cleveland.

Con la tecnología de Blogger.