Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Valladolid 3-2 Real Zaragoza: El Valladolid destapa el coladero del Zaragoza

Los de Sampedro evidenciaron las carencias defensivas del Zaragoza en siete minutos. Borja Iglesias solo pudo maquillar el resultado

Mata anotó su 16º en Liga. Foto: @RealValladolid

LaLiga 1|2|3 - Jornada 20

Valladolid3
Real Zaragoza2
Ficha técnica
Valladolid: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Moyano; Borja, Anuar; Hervías (Gianniotas min. 79), Toni Villa (Cotán min. 85), Óscar Plano (Iban Salvador min. 90); y Mata

Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, Mikel G. (Guti min. 35), Grippo, Ángel; Zapater, Eguaras (Toquero min. 74); Papu (Pombo min. 54), Febas; Vinícius y Borja Iglesias 

Goles: 1-0; Anuar (min. 4), 2-0; Mikel González p.p. (min. 6), 3-0; Mata (min. 37), 3-1; Borja Iglesias (min. 39), 3-2; Borja Iglesias, de penalti (min. 77).

Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (comité territorial vasco). Amonestó a Papunashvili (min. 34), Guti (min. 81) y Febas (min. 86) por parte del Real Zaragoza, y a Mata (min. 93) por parte del Valladolid. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 20ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el José Zorrilla ante unos 5.500 espectadores
Siete minutos le han bastado al Valladolid para destapar todas las vergüenzas defensivas del Real Zaragoza. Dos goles en sendos contraataques han puesto de cara el partido ante un equipo aragonés que fue una caricatura en manos de Mata, Óscar Plano y Hervías. La reacción no llegó y el pichichi de la categoría no perdonó el tercero. Borja Iglesias maquilló el resultado al final pero no evitó que los zaragocistas firmen un nuevo ridículo en este 2017. 

Tras vencer por 3-0 al Lorca hace apenas tres días, Luis César Sampedro repetía el once titular, mientras que Natxo González volvía a marear a sus jugadores con seis cambios después de un buen partido, sin victoria, en Albacete. Especialmente sangrante resultó la salida del equipo de Delmás, quien había sido el único clavo ardiendo de la grada. Precisamente, por ese lateral derecho llegó el primero. Mata gana la espalda a Benito, Mikel le deja recular, pone el pase de la muerte sin oposición y Anuar solo tiene que empujar el 1-0. 

Pero la sangría no iba a acabar ahí. En una rápida contra, Mata se queda solo delante de Cristian, intenta regalar el gol a un compañero (nadie le acompañaba), y Mikel González envía el balón a la red al intentar despejar un balón que no iba a tener dueño. Descalabro zaragocista en menos de diez minutos. 

A partir de ahí, ya con el evidente 2-0 en el marcador, el Zaragoza se hizo dueño del balón y el Valladolid se atrincheró consciente de que en cualquier contraataque podría rematar al enemigo. Grippo, Papu y Vinícius lo intentaron, aunque sin llegar a incomodar a Masip. Pero llegó un momento clave. Mikel González se retiró lesionado y Zapater ocupó el puesto de central. Cualquier ataque dos para dos apuntaba a ser catastrófico, y lo fue. Óscar Plano se marchó de Zapater y sirvió el gol en bandeja a Mata, que se había deshecho sin apuros de Grippo. Pero con 3-0, la defensa del Valladolid quiso sumarse a la verbena. Apenas dos minutos después, Ángel pone un centro sin dueño, ninguno de los dos centrales despeja, y Borja caza en área pequeña el 3-1. 

Tras el paso por vestuarios, el Valladolid asentó sus ideas y cortó de raíz cualquier amago de reacción maña. El cuadro pucelano se hizo dueño del balón y del juego, sin que el Zaragoza pudiera volcarse hacia la meta de Masip. De hecho, Zapater fue provindencial para evitar el cuarto de Mata en otro contraataque ante los dos centrales y Anuar envió alto un centro de Plano casi sobre la línea de gol. 

Pero cuando parecía que el partido estaba totalmente finiquitado, una acción puntual revivió el encuentro. Kiko Olivas derriba a Borja Iglesias dentro del área y el árbitro señala el punto de penalti. El gallego no falló desde los once metros y aceleró las pulsaciones de las frías gradas del José Zorrilla. Y podía haber sido peor si hubiera tenido una bota dos números más grandes y hubiera podido enviar a la red un centro de Toquero. Ahí, el Valladolid frenó el partido con cambios e interrupciones y, unido a la impaciencia del Zaragoza, no hubo más sustos. 

Los de Sampedro toman aire con su segunda victoria consecutiva y se acercan a los puestos de playoff, mientras que los zaragocistas vivirán de nuevo unas Navidades angustiados por su futuro a corto plazo.




Con la tecnología de Blogger.