Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Coutinho, más calidad para un equipo de diez

El mediocentro brasileño llega tras el culebrón del verano. No podrá jugar competición europea

Foto: FC Barcelona

El culebrón de Coutinho llega a su fin. Ficha por el FC Barcelona tras todos los rumores del verano pasado. En ese momento parecía que nada saldría bien esta temporada y que el próximo verano se debería reflexionar sobre lo ocurrido. Pero hasta la fecha ha ocurrido todo lo contrario. Líderes a nueve puntos del Atlético de Madrid y vivos en Champions League y Copa del Rey.

Este fichaje puede aportar cosas diferentes a un Barça que sufrió a principios de temporada la lesión de Dembélé y que conllevó al cambio de sistema. Este cambio propició la aparición estelar de Paulinho, jugador muy criticado a su llegada y que ha respondido con siete goles. También se lesionó Umtiti en su mejor momento, entonces llegó lo que todos los culés esperaban. La respuesta de Thomas Vermaelen. Sin duda, ha cumplido las expectativas e incluso las ha superado.

Aporta versatilidad

La llegada de Coutinho a ‘Can Barça’ permite a Valverde utilizar cualquiera de los dos esquemas que lleva utilizando esta temporada. Tanto el 4-3-3 como el 4-4-2. En el primer esquema encajaría en el rol de Andrés Iniesta. Esa posición, el interior izquierdo, ha gozado siempre de mayor libertad de movimiento y de creación y ahí el brasileño gana mucho. También puede jugar de extremo liberando a Messi al igual que hace con Neymar en la selección. Esta vez a banda cambiada. En el 4-4-2 puede realizar la función de Paulinho. Liberado de tareas defensivas y más llegador.

Mucha calidad

Por todos es conocida la habilidad del brasileño. No cabe duda que calidad tiene más que de sobra. Muy habilidoso con el balón, un regateador nato. Tiene un control de balón exquisito y gran capacidad de asociación unida a su visión de juego. También destaca su golpeo de balón. Sorprendente ya que no aparenta ese golpeo tan fuerte tanto en el desarrollo de una jugada como el balón parado. 

Oxígeno sin perder calidad

No puede jugar competición europea al haber disputado la fase de grupos de la UEFA Champions League con el Liverpool. Esto conlleva a que, en el mes de febrero, con la vuelta de la competición europea, el brasileño cobre más protagonismo del que ya tiene. Estará presente en las alineaciones de liga siempre y cuando se adapte bien y sin problemas. Traerá competencia a los centrocampistas suplentes que deberán dar un plus para disputar más minutos.

Resta responsabilidad a Dembelé

El brasileño tiene todos los focos de atención en él, de esta forma le quita un peso de encima a Dembélé que todavía está recuperándose de su lesión. Al ser el ‘nuevo’ y más caro las expectativas serán más altas y el francés podrá pasar a un medio segundo plano.

Los culés pueden y deben sentir orgullo por su equipo que ha conseguido revertir la situación tan negativa que vivía tras la marcha de Neymar y los no fichajes de Verratti y Dembélé. Veremos cómo se adapta Coutinho al sistema de Valverde.

Con la tecnología de Blogger.