Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Deportivo 1-2 Valencia CF: La fortuna del Valencia señala a Europa

Los de Marcelino sufren para llevarse la victoria aprovechando dos jugadas fortuitas y poner punto final a una primera vuelta demoledora.

Foto vía Twitter Valencia CF


LaLiga-Jornada 19

Deportivo 1
Valencia CF2
Ficha técnica
Deportivo: Rubén; Juanfran, Albentosa, Sidnei, Luisinho; Borges (Emre, 52'), Guilherme, Mosquera (Valverde, 70'); Pérez, Adrián y Andone.

Valencia: Neto; Vezo, Garay, Paulista, Gayà; Maksimovic, Coquelin (Montoya, 83'), Parejo, Guedes; Mina (Vietto, 73') y Rodrigo (Zaza, 80').

Goles: 0-1 Guedes (38'), 0-2 Rodrigo (64'), 1-2 Andone (87')

Arbitro: Javier Alberola Rojas, amonestó a Mosquera (47'), Parejo (63') y Albentosa (90+3)

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Riazor con capacidad para 32.912 espectadores.
El Valencia aterrizaba en Riazor para poner fin a una primera mitad de temporada de ensueño, los números de los de Marcelino van acompañados de la sintonía de la Champions, de ganar hoy llegarían a la marean cifra de 40 puntos. Muy distinta es la situación del Deportivo, el equipo gallego busca evadir los puestos de descenso, ganar sería sinónimo de coger aire.

Los locales salieron sin especular, el comienzo fue apabullante, arrinconando a un Valencia que presentaba un once un tanto peculiar, con Maksimovic escorado en la banda y Coquelin, el recién llegado, completando la sala de maquinas con un Parejo que veía como su pareja de baile habitual, Kondogbia, seguía el partido desde la grada.

La lluvia no tardó en sumarse a la fiesta, el área de los porteros y los córners eran un completo barrizal. Precisamente desde la esquina llego la primera ocasión clara de los locales, Borges estrellaba su remate contra el travesaño ante la incapacidad de Neto, la primera se la apuntamos al cuadro gallego.

Tras el arreón inicial cada uno ocupó el papel que previsiblemente iban a tener, el Valencia se hizo con el balón y el Deportivo se encerró desde el orden en su propio campo, incluso llegaron a sonar tímidos silbidos que acompañaban a las interminables posesiones visitantes.

Alcanzada la media hora de juego había dos nombres propios, Borges por un lado y Guedes por el otro, estos fueron los encargados de buscar el gol para su equipo, de momento sin éxito. Pero el que la busca la encuentra, y el astro portugués la encontró, probó suerte con un golpe raso que, sumado al error clamoroso de Rubén, adelantaba al conjunto de Marcelino. 

Con el 0-1 se llegó al descanso, en una primera mitad en la que tanto Deportivo como Valencia alternaron ocasiones y posesiones, cada uno tuvo su momento de mayor presencia en el partido, pero solo el Valencia fue capaz de traducir este dominio en el único gol de partido, un partido en el que, de nuevo, Gonzalo Guedes juega con una marcha más.

Los 22 protagonistas saltaban de nuevo bajo el aguacero, y como ya pasó en la primera mitad fue el Depor el que comenzó más enchufado, con Guilherme apuntó de poner las tablas con una cabezazo defectuoso. Este arranque coincidía con una granizada en Riazor, el partido tenía de todo.

Pero si el guión inicial se repetía, el desenlace también era más que calcado, el Valencia volvía a dar una paso adelante, Mina recuperaba un balón de la nada y enviaba el balón a un Rodrigo que, con una fortuna similar a la de Guedes, disparaba desde lejos para poner el segundo, esta vez era Albentosa el que perjudicaba a su equipo.

El Deportivo no le perdió la cara al partido, pero fue más una cuestión de honor que de fútbol, daba la impresión de que el Valencia había cerrado el partido con el segundo tanto, dos goles con fortuna fueron una losa demasiado pesada para un equipo que veía como hoy la moneda caía del lado che.

Si hay algo no se le puede achacar al Depor es que lo da todo hasta el final, y hoy no iba a ser una excepción, cuando ya muchos se pensaban huir de la lluvia y abandonar el estadio, Andone le iba a poner emoción al final del partido, el rumano se elevaba entre dos torres como Garay y Paulista y asistía a Adrian que volvía a conectar con el ariete para poner el 1-2, aquí no se movía nadie.

Si Andone era el héroe, Adrián iba a ser el villano, el español se quedaba en el descuento mano a mano contra Neto y la mandaba a la grada de una forma inexplicable, Adrían le perdonaba la vida al Valencia mientras Riazor no se lo podía creer, vaya final de infarto.

Y con esto se llegó al final, el Valencia no se libraba de sufrir en un partido en el que había estado más o menos cómodo, nadie se podía imaginar un final así, pero aún así los de Marcelino volvían a sumar de 3 en 3 para alcanzar unos 40 puntos que huelen a Europa. Por su parte el Deportivo volvió a demostrar que no merece ocupar el lugar que ocupa en la tabla, a pesar de no perderle la cara al partido esta jornada puede dormir en puestos de descenso.

Con la tecnología de Blogger.