Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

FC Barcelona 3-0 Levante UD: El Barça cumple sin mostrar su mejor versión

El conjunto de Valverde liquidó el partido en poco más de media hora en el que fue el regreso de Dembélé a la titularidad

Foto: FC Barcelona



LaLiga Santander-Jornada 18

Barcelona3
Levante0
Ficha técnica
Barcelona: Marc-André ter Stegen; Sergi Roberto (José Arnáiz 85'), Javier Mascherano, Thomas Vermaelen, Jordi Alba; Ivan Rakitic, Andrés Iniesta (André Gomes 76'), Paulinho; Dembélé (Nelson Semedo 67'),Lionel Messi, Luis Suárez.

Levante: Oier Olazábal; Moore, Sergio Postigo, Erick Cabaco, Antonio Luna; Jefferson Lerma (Rober 62'), Saša Lukić, Chiek Doukouré; Ivi López, Jason (Samu Garcia 83'), Boateng (Nano Mesa 74').

Goles: 1-0 m. 12 Leo Messi, 2-0 m. 36 Luis Suárez, 3-0 m.94 Paulinho.

Árbitro: Del Cerro Grande. (Amonestaciones: Lerma 8', Postigo 31', Boateng 70', Rober 84')

Incidencias: Camp Nou, 56.380 espectadores
El partido que se jugó en el Camp Nou presentaba, a priori, un ambiente festivo. Se jugaba en fechas de reyes y en horario infantil, cosa que pretendía ser un aliciente para llenar el estadio azulgrana. Aún así la lluvia y el frío fueron impedimentos suficiente para que muchos de ellos prefirieran verlo des de su casa, aunque hubo cerca de 56.400 'valientes' que decidieron verlo todo muy de cerca.

Dembéle volvía a la titularidad después de 4 largos meses, en los que el equipo había echado en falta el gol que el extremo francés podía aportarles. Además, Mascherano también fue titular, un gesto que más de uno creyó que se debía a su inminente salida del club y a su posible despedida en la que ha sido su casa tantos años.

El enfrentamiento empezó con el control del balón del equipo de Valverde, que tocaba para buscar los espacios que dejaba la defensa 'granota'. Las primeras ocasiones no tardaron en llegar, y cada vez se sucedía más rápido y con más peligro, el gol era cuestión de minutos.

Así fue, Leo Messi marcó el primero para los azulgranas en el minuto 12, tras una pared impecable con Jordi Alba que el argentino culminó con un tiro que le salió mordido pero que se terminó 'colando' en la portería del guardameta Oier después de tocar en el palo.

A medida que pasaban los minutos el Barça se iba soltando y veía con más claridad el juego. Sus pases cada vez eran más precisos y las llegadas al área rival más frecuentes y peligrosas. El Levante, por su parte, se defendía con dos líneas de 4 en mediocampo y defensa, con las que pretendía 'cortar' los ataques locales. Sus únicas cartas ofensivas eran, como lo suelen ser para los rivales del Barça, el balón parado y los contragolpes, aunque en la primera mitad no hubo demasiado peligro por parte de los visitantes.

Una de las características más sorprendentes del juego del Barça fue su energía para recuperar el balón cuando no estaba en su posesión. Sobretodo en la segunda media parte de la primera mitad, los jugadores del Barcelona (suponemos que siguiendo las órdenes de Valverde) 'mordían' literalmente al rival cuándo éste tenía el balón. Gracias a esta presión, el conjunto local conseguía robar algunos balones cerca del área rival, hecho que se traducía en peligro para el Levante. El segundo gol no tardaría en llegar...

Precisamente, a los 36 minutos de juego, el Barcelona consiguió ampliar la ventaja en el marcador. Pase largo de Mascherano des del medio campo para Sergi Roberto que, sin dejar ni siquiera botar el balón, mete un centro medido al centro del área asistiendo a Luis Suárez, que 'fusila' al portero con una gran volea cruzada ante la que Oier no puede hacer nada.

El Barcelona tuvo más para aumentar su rienda de goles antes del fin de la primera mitad, pero los jugadores locales no estaban demasiado acertados en los metros finales.

De esta forma nos fuimos al descanso. El Barça había conseguido casi 'finiquitar' el partido en los primeros 45 minutos gracias a dos internadas por banda de los laterales que habían permitido generar los dos goles.

La segunda parte se inició igual que la terminó la primera, pero no evolucionó de igual forma.

El Barça empezó, como de costumbre, dominando el partido y generando ocasiones, aunque sin éxito de cara al gol. Dembélé se mostró muy activo y dejó muchos detalles de calidad, pero no tenía suerte en los instantes finales por más que sus compañeros le intentasen ayudar.

Poco a poco el equipo de Valverde se fue diluyendo y el Levante se creció a medida que avanzaban los minutos. Lo hizo hasta tal punto que esta vez era el Barça el que jugaba al compás del equipo valenciano, y eran ellos los que generaban el peligro.

La recompensa del equipo de Muñíz pudo ser el primer gol que pusiera contra las cuerdas la ventaja del Barça, pero lo que no recordaban los delanteros 'granotas' era que Ter Stegen es el portero más en forma en estos momentos. El alemán sacó un 1 contra 1 a Doukouré con una gran intervención que se saldó con un córner para los visitantes.

El Barcelona se activó de nuevo ante este gran despliegue del Levante y volvió a recuperar poco a poco su dominio de balón. Valverde dio descanso a titulares habituales como Iniesta y Sergi Roberto, que se marcharon para dar entrada a Arnáiz y André Gomes, e incluso sustituyó a Dembélé para prevenir futuras lesiones.

Con todo esto el partido parecía terminado, pero en el último minuto del tiempo añadido (94'), Messi se inventó una jugada 'marca de la casa' en la que dribló hasta 4 defensores rivales para meter un pase raso al corazón del área que Luis Suárez dejó pasar entre sus piernas para que Paulinho marcara el 3-0 sin oposición.

De esta manera concluyó el partido. El Barcelona se sitúa a 17 puntos del Madrid que juega en poco más de hora y media en Balaídos. El Levante, por su parte, queda a expensas de lo que suceda entre Villarreal y Deportivo e Athletic y Alavés para saber si duerme hoy en puestos de descenso.

Seguir a @G_uillem_98
Con la tecnología de Blogger.