Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

RCD Espanyol 1-0 FC Barcelona: El Espanyol se impone y rompe la imbatibilidad culé

Diego López parando un penalti y Melendo marcando, consiguen vencer al Barça que tendrá que remontar en el Camp Nou

Foto: FC Barcelona


Copa del Rey-cuartos (ida)

Espanyol1
Barelona0
Ficha técnica
RCD Espanyol: Diego López; Navarro, Naldo, Duarte, Aarón (Dídac, min.58); Víctor Sánchez, David López, Darder (Baptistao, min.46), Fuego (Melendo, min.75), Granero; Gerard Moreno.

FC Barcelona: Cilessen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Digne; Paulinho (Rakitic, min.52), Busquets, Aleñá (Luis Suárez, min.58); Aleix Vidal, Messi y Denis Suárez (Rafinha, min.78).

Gol: 1-0, min.89: Óscar Melendo.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (comité vasco). Amonestó a Aarón (min.43), Aleñá (min.45), Alba (min.54), Gerard Moreno (min.62), Vermaelen (min.84), Víctor Sánchez (min.85), David López (min.90) y Luis Suárez (min.90).

Incidencias: partido correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el RCDE Stadium ante 23.323 espectadores. 
El Espanyol gana un derbi barcelonés como local por primera vez en 12 años y consigue arrebatarle al Barcelona su condición invicto esta temporada. La intensidad que propuso el equipo de Quique Sánchez Flores se impuso al juego de los de Valverde que en la segunda parte apenas llegó a la portería que Diego López.

El Barça llegó al RCDE Stadium con las bajas de Iniesta y Dembélé tras sufrir una nueva lesión el pasado domingo en Anoeta. El ‘Txingurri’ introdujo cinco cambios con respecto al once que alineó ante la Real Sociedad y Cillessen, Digne, Aleix Vidal, Aleñá y Denis Suárez entraron en los puestos de Ter Stegen, Jordi Alba, André Gomes, Suárez y Rakitic respectivamente. En la primera parte, el equipo culé hizo un buen juego llegando a zonas de peligro y provocando varias faltas en la frontal del área perica. Aún así, en los últimos minutos del primer tiempo, al Barça le empezaba a faltar profundidad dejándose notar la ausencia de Jordi Alba en la banda izquierda, el mejor socio de Messi esta temporada.

Por su parte, el Espanyol tenía claro su plan: esperar atrás poblando el centro del campo para dificultar la circulación de balón en los visitantes y salir con verticalidad a la contra. Así que al descanso se llegó sin goles en el marcador, lo que suponía un buen resultado para los locales por la importancia que tiene marcar un gol fuera de casa en una competición a doble partido. 

Con la segunda parte llegó la polémica, era un derbi y se notó. El Espanyol se pudo quedar con uno menos en el minuto 53 de partido cuando Sergi Roberto, en una de sus arrancadas subiendo la banda derecha, recibe una falta del lateral izquierdo perico, Aaron Martín, que le agarró por detrás y por lo que pudo ver la segunda amarilla. Al final la jugada acabó en una falta lateral sin más pese a las reclamaciones de los jugadores culés. Tanto es así que Jordi Alba, hoy en el banquillo, acabó viendo la amarilla.

Tan solo 10 minutos después, el árbitro pitó un penalti de Granero sobre Sergi Roberto, que era el que más daño estaba haciendo en la defensa blanquiazul. Granero, en una acción algo torpe, acabó pisando el pie izquierdo de Sergi Roberto y la acción fue clara. No obstante, el penalti fue errado por Messi, o mejor dicho, parado por un Diego López que se hizo grande bajo los palos y paró el lanzamiento que se dirigía a su izquierda, fuerte y abajo. Desde entonces, los de Valverde apenas inquietaron a la defensa perica.

El penalti detenido por Diego López dio alas a los locales que se crecieron y anularon al ataque culé. Los de Quique Sánchez Flores adelantaron las líneas presionando muy arriba la salida de balón del equipo blaugrana. Por ello, el balón no llegaba a Messi, que apenas volvió a aparecer en zonas de peligro. Valverde quiso reaccionar introduciendo, aparte de a Rakitic por la lesión de Paulinho, a Suárez en lugar de Aleñá pero el charrúa apenas intervino en el juego en la media hora que jugó. Tampoco dio resultado la entrada de Rafinha, que reapareció nueve meses después de su lesión, en lugar de Denis Suárez. El gallego fue de más a menos, interviniendo mucho en el juego de los culés y bajando su rendimiento conforme avanzaba el partido.

El Barça no estaba cómodo, se quitaba balones de encima y como consecuencia llegó el gol del Espanyol. Los pericos consiguieron robar un balón muy arriba por la presión que estaban ejerciendo, la pelota le llegó al lateral Marc Navarro consiguiendo ganar a Digne en velocidad y llegando a línea de fondo para poner el balón atrás y que Melendo; que tuvo que entrar por Javi Fuego, la cruzara al palo contrario haciendo inútil la estirada de Cillessen. De esta forma, el Espanyol consiguió vencer al Barça que no perdía desde agosto en la vuelta de la Supercopa de España contra el Real Madrid y los culés tendrán que remontar en el partido de vuelta del próximo 25 de enero en el Camp Nou.

Con la tecnología de Blogger.