Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Athletic 2-1 Málaga: El Málaga se va acercando al abismo

Otra buena actuación sin premio para un Málaga que se ve cada vez más en Segunda división

Foto: Athletic

LaLiga Santander-Jornada 25

Athletic2
Málaga1
Ficha técnica
Athletic Club: Kepa; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Lekue (Saborit, m.74); Susaeta, San José, Beñat (Williams, m.82), Córdoba (Iturraspe, m.65); Raúl García y Aduriz.

Málaga CF: Roberto; Rosales, Miguel Torres (Bueno, m.82), Luis Hernández, Diego González; Lestienne (Rolan, m.57), Adrián (Lacen, m.36), Iturra, Chory Castro; En-Nesyri e Ideye.

Goles: 0-1, m.12: En-Nesyri. 1-1, m.17: Susaeta. 2-1, m.44: San José.

Árbitro: Hernández Hernández (Las Palmas). Expulsó a En-Nesyri, en el minuto 84, por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Iñigo Martínez (m.14), Lekue (m.61), De Marcos (m.63), y a los visitantes Diego González (m.24).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de LaLiga Santander disputado en San Mamés ante 37.518 espectadores, según datos oficiales. 
Cuando te despiertas con el pie izquierdo sabes desde el principio que ese no va a ser tu día. Vas a la cocina a preparar el desayuno y se te queman las tostadas. Llegas a la oficina y la fotocopiadora está rota. Las horas no pasan y lo único que piensas es que se acabe este aciago día que te ha tocado vivir. Al equipo de José González le ocurre lo mismo. Desde el primer partido se veía que había empezado con el pie izquierdo. Vale que el nuevo técnico ha inyectado ganas a los jugadores, pero de donde no hay no se puede sacar. Así de sencillo. 

El partido parecía que se le ponía de cara al Málaga con el gol de En-Nesyri a los doce minutos, aprovechando un acertado pase de Lestienne desde la banda izquierda. Pero, como en toda la temporada, el Málaga no supo aguantar el resultado a favor y tan sólo cinco minutos después, Susaeta empató con un disparo raso que se coló en la portería defendida por Roberto. Quedaba mucho tiempo, de acuerdo, aunque lo cierto es que, hasta bien iniciada la segunda mitad, no se vio al Málaga con la actitud necesaria como para llevarse los tres puntos de Bilbao. Y si además le sumamos que Adrián tuvo que retirarse a la media hora de juego por lesión, pues la cosa se volvía cada vez más complicada. Sin embargo, como bien sabrán, el dicho de "las desgracias nunca vienen solas" se cumplió a rajatabla en San Mamés, ya que poco antes del descanso, San José marcó un golazo tras empalar una pelota que caía con nieve desde la esquina. El Málaga ni se lo podía creer.

El inicio de la segunda mitad dio paso a un dominio casi abrumador del conjunto de Martiricos. Todas las ocasiones pasaban por las botas de los delanteros vestidos de blanco y azul. Los pitos empezaban a sonar en San Mamés y las ocasiones se sucedían para el Málaga: Chory, En-Nesyri... Pero ninguna de ellas como el penalti cometido por un agarrón de Lekue a Rosales y que fallaba el propio En-Nesyri cuando nos acercábamos a la hora de juego. Fallo del marroquí o paradón de Kepa, quien sabe. Lo único que es innegable es que a este Málaga le hace falta el gol como una pizza a cualquier adolescente que llega de fiesta un sábado a las seis de la mañana. Y así fueron pasando los minutos, con un Málaga que lo intentaba, que no dejaba de creer, encontrándose en todo momento con un Kepa inconmensurable. Ni siquiera la expulsión de En-Nesyri, claro protagonista del choque, hizo bajar los brazos a los pupilos de José González.

No podemos saber qué podría estar ocurriendo en la jornada 25 si no se hubiese quemado la tostada allá por el mes de agosto. Lo que sí podemos afirmar es que con un tostador que cumpla su función sin alardes es más complicado que la tostada salte con un color negro. Que cada uno mire su propio ombligo y se pregunte si de verdad hizo todo lo posible para que la tostada no saliera quemada.


Con la tecnología de Blogger.