Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Atlético de Madrid 1-0 Valencia CF: El Atlético vuelve a sus orígenes

Los del Cholo regresan al "unocerismo" y vencen al Valencia con un zambombazo de Correa que marcó la diferencia

Foto vía Twitter Valencia CF


LaLiga Santander-Jornada 22

Atlético1
Valencia CF0
Ficha técnica
Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Savic (Giménez, 29'), Godín, Lucas; Carrasco (Gabi, 61'), Saúl , Koke, Correa; Costa y Griezmann.

Valencia CF: Neto; Vezo, Garay, Paulista, Gayá; Maksimovic (Soler, 66'), Parejo, Kondogbia, Lato (Rodrigo, 61'); Zaza y Mina.

Goles: 1-0 Correa (59')

Arbitro: Ignacio Iglesias Villanueva, amonestó a Gabi (74') y Gayà (90+3)

Incidencias: Partido disputado en el estadio Wanda Metropolitano con capacidad para 67.703 espectadores.
El Barça veía desde la distancia como sus máximos perseguidores se cruzaban en el camino, Atlético y Valencia se daban cita en el Wanda para, porque no, intentar seguir la estela culé. Con los pinchazos de Madrid, Sevilla y Villarreal solo ellos pueden lograr que la temporada no sea un paseo militar para los de Valverde.

Los 11 decían mucho de lo que podía ser el partido, el Cholo planteaba una alineación ofensiva total, sin dejarse nada en el tintero; por su parte el Valencia contaba con hasta 6 jugadores de corte defensivo, con Guedes en la enfermería y Rodrigo y Soler en el banco, a priori los locales tenían el cartel de favoritos.

Las especulaciones se hicieron realidad, el Atlético se hizo con el balón y dominó el inicio del partido, pero cada vez que el balón caía en pies valencianistas, sus jugadores cuidaban la pelota con mimo, sabedores de que si el esférico era suyo los que corrían eran ellos, demasiados minutos a la espalda de la plantilla visitante como regalar la posesión.

El juego uniforme de los atléticos "facilitaba" la defensa che, transiciones eternas de lado a lado que por lo general terminaban en forma de centro fallido y se encontraban con Garay o Paulista, dos torres; si querían desarmar la zaga valencinista debían dinamizar su ataque.

Y aún sin dinamizarlo apunto estuvo de adelantarse, de nuevo en un centro, esta vez de córner, en el que  Koke botaba el balón para que Costa literalmente atropellara el balón para que Neto volara sin motor, el brasileño se estiraba como un gato para repeler el remate de su compatriota, la primera clara caía del lado de los locales.

En la recta final del partido el dominador se convirtió en dominado, el Valencia dio un pasó hacia adelante con Kondogbia a los mandos, el Atlético sin balón se había vuelto inofensivo, pero por suerte para los colchoneros los ches tenían el mismo problema que ellos, eran incapaces de crear una producción ofensiva, todo se quedaba en posesiones estériles.

Con este cambio de roles se llegó al descanso, cada equipo había tenido su momento en el partido pero la igualdad era máxima, ambos estaban realizando un partido serio y disputado, con las mismas carencias y virtudes, impasibles en defensa y espesos en ataque, con 45' minutos por delante el empate era lo más probable.

El balón volvía a rodar y no trajo buenas noticias para los locales, al cambio por lesión de Savic se le sumaba el de Godin, el central uruguayo veía como Neto se lo llevaba por delante en una jugada en la que se podría haber pitado incluso penalti, el guardameta conectaba su despeje en la mandíbula del zaguero y lo dejaba K.O.

Como el gol no llegaba por elaboración Correa decidió que lo mejor era optar por la vía rápida, el ariete, que presumiblemente tenía el cambio en la banda, convertía un zapatazo en el gol de la jornada, el balón entraba por la escuadra y se alejaba poco a poco del alcance de Neto, gol con mayúsculas.

El tanto del argentino fue como un bálsamo para los rojiblancos, sin la necesidad de tener que ir a por el gol los del Cholo tuvieron paciencia en defensa y en ataque, jugaban con el tiempo a favor, y ni la entrada de un tercer delantero por parte del Valencia intimido la zaga colchonera, era un bloque sin fisuras. 

El Valencia daba sus últimos coletazos ante lo que parecía un naufragio en la orilla, el partido seguía el ritmo que imponían los del Cholo, y aunque los che no le perdían la cara al partido hacía ya mucho que el Atlético lo tenía controlado, 0 tiros a puerta del Valencia era el balance visitante.

Iglesias Villanueva se llevó el silbato a la boca y señaló el final de un partido igualadisimo en el que hubo un tiro que marcó la diferencia, el disparo de Correa fue suficiente para que el Atlético regresara a su esencia más primaria: temporizar, marcar y que no se juegue a nada, el "unocerismo" del Cholo en estado puro. Y la última víctima de la técnica cholista fue un Valencia que se fue sin tirar si quiera a puerta y que encadena demasiados partidos sin llevarse una alegría, el jueves tienen otra oportunidad, y no una cualquiera, tiene la posibilidad de alcanzar una final de Copa, hoy se iba del Wanda sin puntuar.


Con la tecnología de Blogger.