Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Barcelona 6-1 Girona: Messi saca la varita ante un orgulloso Girona

Un Messi estelar en la primera parte soluciona el partido junto al mejor socio de su show particular, Luis Suárez. El Girona, que enseñó al mundo su ''orgull gironí'', nunca se escondió

Foto: FC Barcelona

LaLiga Santander-Jornada 25

FC Barcelona6
Girona FC1
Ficha técnica
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué (Vermaelen, 64'), Umtiti, J.Alba,; Dembelé, Rakitic (Sergi Roberto, 79'), Busquets (Paulinho, 70', Coutinho; Messi y Suárez.

Girona FC: Bono, Ramalho, Bernardo, Juanpe; Aday Benítez, Àlex Granell, Pere Pons, Maffeo, B.García (Aleix García, 63'), Portu (Douglas Luiz, 71'); Choco Lozano.

Goles: 0-1, m. 2, Portu. 1-1, m. 4, Suárez. 2-1, m. 29, Messi. 3-1, m.37, Messi. 4-1, m.43, Suárez. 5-1, m.65, Coutinho. 6-1, m.77, Suárez.

Árbitro: Javier Alberola Rojas, del comité castellano-manchego. Amonestó a Juanpe (63') por parte del Girona. Amonestó a Jordi Aba (88') por parte del Barcelona.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 25 del campeonato nacional de LaLiga Santander en el estadio Camp Nou de Barcelona, ante la presencia de 80.000 espectadores. 
El Girona se presentaba en el Camp Nou por primera vez en su historia con el objetivo de plantarle cara al gigante blaugrana. Es por eso que David atizó primero a Goliat, asustando al respetable del Camp Nou.

Portu golpeaba primero tras una acción del Choco, que hasta hace unos meses jugaba en el filial culé. Machín dejó a su máximo artillero Stuani en el banco tratando de sorprender al conjunto de Valverde. Y le salió bien la jugada; el Choco encaraba a Piqué, el balón salia dividido y entre Ter Stegen y Umtiti se hicieron un lío, Portu aparecía por sorpresa y se llevaba el balón realizando un disparo cruzado que entraba en la portería.

Ni dos minutos, y el equipo gironí ya ganaba en el Camp Nou. Y Messi se enfadó. Y cuándo Messi se enfada, pasan cosas. La primera fue un pase espectacular por arriba a la espalda de los defensas que recibía su socio Suárez que definia de forma sublime ante Bono. Empate y se acabó. El Choco tendria una más tras un gran pase de Borja García, pero se quedó en nada.

Así las cosas, el Girona siguió mostrándose valiente, e incluso tuvo varios minutos de posesión en los que parecía encerrar al conjunto local. Pero como decimos, cuando Messi quiere, el Barça gana, y el argentino volvió a dar un pase de gol para Alba, al que se le fué largo su control con el pecho dentro del área.

Poco después se repetía la jugada del primer gol culé pero con los roles cambiados; Suárez asistia a Messi, que trataba de batir a bono con una bonita vaselina que Bernardo sacaba bajo palos. Pero Messi nunca se rinde, y tuvo una más dentro del área, caracoleó, escondió, hizo desaparecer el balón, y ''voualà''. Mágia. Disparo ajustado al palo y gol del mejor jugador de este planeta. 

Con esta remontada, el Girona encajaba bien el golpe, pero el Barça ya se había adueñado del balón y se acercaba continuamente a la meta de Bono. Una falta en la frontal daba el tercer gol a los blaugrana. De nuevo Messi nos seguía enseñando sus trucos y con un disparo raso por debajo de la barrera batía a Bono.

Seguía sin rendirse el Girona, y pudo anotar algún gol, con el Choco muy activo y obligando a Ter Stegen a lucirse con un gran cabezazo, y con el capitán Granell que con un disparo de rosca rozaba la escuadra. Antes del recreo, apreció otra vez el mago Lionel con una conducción en tres cuartos, regalaba una asistencia a Coutinho que solo tuvo que ejercer de pared para que el balón le fuera a Suárez y anotara su segundo gol justo antes del descanso.

Tras la reanudación, pasaron pocas cosas más. Portu, que estuvo muy activo, trataria de batir con un disparo que acabó en el lateral de la red. Por su parte, Suárez, enviaba el balón al poste. Coutinho se quiso sumar a la fiesta, y demostró por qué el Barça ha insistido tanto con su fichaje. Y es que el brasileñó asombró al mundo revolviéndose sobre si mismo y disparando desde la frontal una rosca imparable para bono. 

Durmió el partido el Barça hasta el final, y Dembelé, que participó bastante en todo el partido a pesar de no ser determinante en los goles, asistió desde la banda para que Suárez anotara el gol con el que lograba su hat-trick particular. Granell pudo marcar el segundo gol gironí, pero Ter Stegen sacaba una gran mano que evitaba el tanto del capitán.

Gran derby que afianza el liderato del Barcelona, y que a pesar de la goleada deja al Girona con el orgullo intacto.


Con la tecnología de Blogger.