Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

CD Leganés 1-1 Sevilla FC: Nervión dictará sentencia

Leganés y Sevilla dejan la resolución de la eliminatoria para el partido de vuelta en el Sánchez Pizjuán

Foto: Leganés

Copa del Rey-Semifinales (Ida)

Leganés1
Sevilla1
Ficha técnica
Leganés: Champagne; Tito, Bustinza, Siovas, Raúl García; Gumbau, Brasanac (Eraso, min.46), El Zhar (Diego Rico, min.82), Gabriel, Amrabat (Omar Ramos, min.74); y Beavue.

Sevilla: Sergio Rico; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N'Zonzi, Banega, Sarabia, Franco Vázquez (Nolito, min.74), Correa; y Muriel.

Goles: 0-1, min.21, Muriel. 1-1, min.56, Siovas.

Árbitro: González González (C.Castellano-leonés). Amonestó con tarjeta amarilla a Brasanac (min.23) y Omar Ramos (min.87) en el Leganés y a Escudero (min.48), Franco Vázquez (min.65), Lenglet (min.73) en el Sevilla y Sarabia (min.86) en el Sevilla.

Incidencias: Municipal Butarque. 11.454 espectadores. Lleno.
Partido de ida de una histórica semifinal que no ha servido para dilucidar quién será el primer finalista de la Copa del Rey en el presente curso. El Sevilla se adelantó en la primera mitad, pero un cabezazo de Siovas, tras error garrafal de Sergio Rico puso las tablas en el marcador

Partido histórico para a entrenarlo allá por junio del 2013 en segunda división B, ha conseguido ascenderlo a segunda, posteriormente a primera, conseguir la permanencia y, en este año, jugar al menos esta un Leganés que se plantaba por vez primera en una semifinal de Copa del Rey de la mano de un Asier Garitano que va camino de ser nombrado hijo predilecto de Leganés, ya que desde que empezara semifinal.

A priori, el Leganés era el rival preferido por los otros tres equipos en el sorteo, pero cabe recordar que ya han eliminado al cuarto y quinto clasificado de la Liga española, al Real Madrid, con remontada en el Bernabeu incluida, y al Villarreal. Por todo esto, el conjunto sevillista llegaba a Butarque con el máximo respeto. A pesar de que parece que con Montella el equipo ha cambiado de cara, el último partido de la competición doméstica contra el Getafe en Nervión, se saldó con empate sus filas, los recientes fichajes de Arana, Layún y Roque Mesa. Habría que ver si el entrenador italiano iba a darles minutos en este fundamental encuentro.

El partido comenzaba con una alta presión del conjunto pepinero, una grada que sabía lo que se jugaban y que apretaban con ilusión desmedida y que quería seguir soñando despierta. El conjunto madrileño, que sabe perfectamente a que jugar, ponía sus armas en liza, pero el Sevilla en cambio era el que llevaba el peso del encuentro, la posesión de la pelota. Fruto de ese dominio visitante empezaron a llegar algunas oportunidades, bien defendidas por la ordenada zaga local. Pero en el minuto 20, Luis Muriel recogía un balón escorado para cruzarla haciendo imposible que el del conjunto madrileño in extremis. Además, el Sevilla llegaba a Madrid con nuevos integrantes en meta del Leganés pudiera evitar el primer tanto. Un Luis Muriel que ha vuelto a sentirse importante desde la llegada de Vincenzo Montella en detrimento de Wissam Ben Yedder. Golpeaba primero el conjunto andaluz, que seguiría mostrando superioridad y control del partido durante esa primera parte. De hecho tuvo una clara doble oportunidad en las botas de Lenglet y posteriormente Mercado que el portero Champagne detuvo magistralmente. Y no habría tiempo para mucho más. Hora del bocadillo.

Tras el descanso, Garitano dio entrada a Eraso y el partido se fue igualando en posesión y control del juego. El Sevilla seguía intentando ampliar la renta mientras que el conjunto madrileño seguía ordenado atrás esperando su oportunidad. Y esta llegó en el minuto 55. Un córner sacado por la escuadra pepinera dio como resultado un balón bombeado en el que Siovas y Sergio Rico, con la mente y el susto tras el partido de Getafe quizás aún rondando por su cabeza, propició que el meta no saliera con confianza y seguridad y el propio Siovas se encontró con una pelota que casi remató sin querer al fondo de la portería visitante. En un segundo cambiaba el guión del encuentro. Se pasó a unos minutos de dominio y asedio local contra un Sevilla que estaba grogui. Poco a poco el Sevilla se intentó estirar y trató de imponer algo más de ritmo, pero el Leganés permanecía fiel a esa seguridad defensiva que le caracteriza y hubo pocas ocasiones claras de peligro.

De este modo el partido murió con las tablas en el marcador. Un empate que parece que puede ser un buen resultado para ambos equipos. Por el lado andaluz, podrá decidir la eliminatoria en casa, frente a su fiel parroquia local. Por el lado del conjunto del Leganés, se mantiene muy vivo y a la espera de poder volver a culminar una remontada a domicilio para poder seguir haciendo historia y llegar a su ansiada final.

Con la tecnología de Blogger.