Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

En la lluvia siempre surgen los héroes inesperados

Su único gol con la camiseta azulgrana sirvió para levantar la segunda Champions League

Foto: Squawka


El FC Barcelona llegó al Stade de France dispuesto a levantar el ansiado trofeo que sólo un equipo dirigido por Johan Cruyff había conseguido ganar. Ya eran campeones del campeonato doméstico, pero eso no hizo bajar la intensidad. El FC Barcelona era un equipo muy sólido que además tenía al mejor jugador del momento, Ronaldinho.

El paso hasta la final no fue sencillo. En octavos de final esperaba un Chelsea que la temporada pasada ya les apeó de la competición. Este año no sería igual. En la ida, los culés ganaron por 1-2. En la vuelta, el 1-1 sirvió para vengarse de Mourinho. Los cuartos de final estuvieron marcados por la gran defensa del SL Benfica. Mantuvo el 0-0 en la ida en el Estádio da Luz. En el Camp Nou el FC Barcelona ganó 2-0 para alcanzar las semifinales.

El AC Milan buscaba llegar a la final tras vencer por 3-1 al Olympique de Lyon en la vuelta. Sin embargo, el FC Barcelona venció con un único gol de Giuly en la ida en San Siro. Con todo esto, el Arsenal pasaba a la final tras vencer por 1-0 en la global al Villarreal. Un Villarreal que estuvo a un solo penalti de tocar la gloria, pero Jens Lehmann detuvo la pena máxima.

El Stade de France de París acogería la final de la UEFA Champions League. Un partido que juntaría sobre el césped a jugadores de la talla de Ronaldinho, Eto’o o Henry. Más tarde, jugarían juntos en el último año de Frank Rijkaard en el FC Barcelona. Se podía prever quienes serían los héroes en la final ya que el cartel de jugadores era impecable.

En el minuto 18, Jens Lehmann es expulsado por una falta a Eto’o. Manuel Almunia entra por el francés Robert Pirés. El Arsenal estaba con uno menos. Eso no hizo que el equipo inglés siguiese con la tónica inicial del partido y en el minuto 38 consiguió adelantarse con un testarazo impecable de Sol Campbell. Poco después del gol del central, Samuel Eto’o estrelló el balón contra la madera.

Comenzó la segunda parte y el FC Barcelona seguía por detrás en el marcador. Víctor Valdés mantenía con vida al equipo culé con actuaciones muy acertadas ante Ljunberg y Henry. A falta de quince minutos para terminar el partido, Larsson que había entrado desde el banquillo, filtró un pase en profundidad para que Eto’o definiese ante Almunia. La final estaba empatada.

La lluvia empezaba a ser torrencial en París. Era el momento de que apareciese un héroe completamente inesperado. Cinco minutos después del gol de Samuel Eto’o, Belletti inicia la jugada dando un pase en largo hacia Larsson, muy activo desde que entró en juego. El pase se iba largo, pero consiguió controlarlo y seguir con la jugada. Belletti que vio el espacio, decidió cortar a través de la defensa. Larsson se dio media vuelta y con la zurda la puso al espacio. En ese momento se paró el tiempo en París. Dos toques. Primero con la izquierda y luego con la derecha consiguió batir a Almunia y coronarse en la lluvia de París

En un partido en el que se esperaba que los goles decisivos los hicieran Henry, Ronaldinho y compañía, fue Belletti, con ayuda de Larsson, el que puso patas arriba la final de la UEFA Champions League y el que consolidó así el proyecto del FC Barcelona. A día de hoy se sigue recordando a Juliano Belletti y Henrik Larsson por sus actuaciones tan destacadas defendiendo la elástica azulgrana.

Con la tecnología de Blogger.