Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

FC Barcelona 1-0 Valencia CF: El Barça le da el primer sorbo a la Copa

Los azulgranas fueron superiores en todo el partido y les bastó un zarpazo certero de Suárez para volar a Mestalla con la mínima ventaja

Foto vía Twitter FC Barcelona

Copa del Rey-Semifinales (ida)
FC Barcelona1
Valencia CF0
Ficha técnica
FC Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Umtiti, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Rakitic (Paulinho, 68'), Iniesta (Alcacer, 72'); Aleix Vidal (Coutinho, 57'), Suárez y Messi.

Valencia CF: Jaume; Montoya, Vezo, Paulista, Gayà; Soler (Ferran, 75'), Parejo, Coquelin, Pereira (Maksimovic, 46'); Rodrigo (Mina, 81')  y Vietto.

Goles: 1-0 Suarez (66').

Arbitro: Sanchez Gonzales. Amonestó a Sergi Roberto (34'), Pereira (39'), Vietto (50') y Soler (52').

Incidencias: Partido disputado en el Camp Nou con capacidad para 99.354 espectadores.
La lluvia recreaba el telón de las grandes noches, esas noches en las que solo puede quedar uno, Barcelona y Valencia saltaban al césped con la final de copa en el horizonte, pero el primer paso se daba en el Camp Nou, y no iba a ser nada fácil, el Barça partía como favorito, y más aún con la alineación de un Marcelino que veía como su enfermería tenia el aforo completo.

El inicio del partido se ajusto exactamente a las conjeturas que se planteaban a lo largo de la semana, los locales dominaban con la posesión y el Valencia se encerraba atrás con el cuchillo entre los dientes para a la mínima posibilidad salir como cohetes.

Con el paso de los minutos los che se empezaron a estirar, es cierto que no demasiado pero lo suficiente como para dejar claro que no habían a defender el 0-0, aunque estuviera siendo su prioridad, mucho dice el dato de la posesión, cerca del 80% era culé.

El Barça no paraba de insistir, pero delante tenia un bloque, el 4-4-2 de los de Marcelino defendia sin fisuras, todos juntitos y bien concentrados, haciendo que los Messi, Iniesta y compañía se rebanaran la cabeza para encontrar los espacios, unos espacios casi inexistentes.

La vista aérea del campo era un resumen perfecto de la primera mitad, salvo Cillessen, los 21 jugadores estaban en campo che, con distancia de escasos metros entre ellos, pero a pesar de esta estancia constante en campo rival, la primera amenaza seria a Jaume no llegaría hasta el 40' de partido, conclusión 0-0 al descanso y con todo por hacer en la segunda mitad.

Con la reanudación del partido el Valencia dio un paso hacia adelante, ahora no solo defendía de forma solvente, sino que con balón era otro, por fin era capaz de retener la posesión y dar aire a una defensa que vivía detrás del balón.

El partido era otro, la esencia seguía siendo la misma, con un Barça controlador, pero la sensación de peligro del Valencia había aumentado con creces, hasta el punto que el primer tiro del partido cayó del lado blanquinegro.

Pero hay cosas que no se pueden controlar, y una de ellas es la de un mago bajito que lleva el diez a la espalda, Leo jugaba sobre el alambre y se bastó con un cambio de ritmo para asistir a un Suarez que remataba a la perfección para poner el 1-0. 

El gol fue una losa en la espalda valencianista, cuando mejor se veían se llevaron un revés al que no supieron reaccionar, el acoso y derribo del Barça había surgido efecto, y un segundo gol podría sentenciar a los de la capital del Turia, con este resultado la eliminatoria estaba abierta.

El tiempo se acababa para ambos, tanto para la igualada como para una ventaja mayor, el partido estaba tan roto que tanto el 1-1 como 2-0 eran más que probables. Pero ni la ocasión aislada de Mina ni el tiro libre de Leo Messi movieron el marcador que cayó del lado culé.

Tras el pitido final la sensación es que no hay nada decidido, el Barça parte con gran ventaja no solo por la victoria, sino por mantener su portería a 0. El Valencia se tendrá que agarrar de nuevo a las noches mágicas de Mestalla, los che saben que pueden competir a un Barcelona que esta temporada parece invencible. Queda la vuelta, queda Mestalla, queda todo por decidir.

Con la tecnología de Blogger.