Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Málaga CF 1-2 Valencia CF: Los che administran al Málaga la pena máxima

El equipo boquerón no mereció perder y se queda sin puntuar tras dos zarpazos de un Valencia que sigue sin convencer

Foto vía Twitter Valencia CF


LaLiga Santander-Jornada 24

Málaga CF1
Valencia CF2
Ficha técnica
Málaga CF: Jiménez; Rosales, Hernández, Miguel, González; Lestienne (Keko, 68'), Recio (Lacen, 73'), Iturra, Castro (Rolán, 83'); Ideye y En Nesiry.

Valencia CF: Neto; Vezo, Paulista, Murillo, Gayà; Soler (Soler, 80'), Parejo, Coquelin, Guedes; Mina (Zaza, 61') y Vietto (Rodrigo, 60').

Goles: 1-0 Ideye (27'), 1-1 Coquelin (80') y 1-2 Parejo (p.) (85').

Arbitro: Trujillo Sánchez, amonestó a Murillo (33'), Iturra (62'), Coquelin (70'), Parejo (75'), Castro (75'), Soler (80') y expulsó a Ignasi (84').

Incidencias: Partido disputado en el estadio de la Rosaleda con capacidad para 30.044 espectadores.
Ambiente de final en la Rosaleda, con el Málaga como farolillo rojo de LaLiga cada partido lo es, la tarea de ganar era tan vital como complicada, no solo por la racha negativa, si no porque delante tenía aún Valencia que parecía recuperar las buenas sensaciones tras el derbi ante el Levante y que necesita los tres puntos en su disputa por puestos de Champions League.

Los de Marcelino salían con un once casi de gala, la ausencia de Kondogbia se compensaba con el regreso, tres meses después, del central colombiano Murillo, por su parte los locales partían sin Peñaranda ni Kuzmanovic, que se unían a la lesión de larga duración de Juan Carlos.

Una vez se conocían los protagonistas el balón echó a rodar, y vaya si lo hizo, el partido comenzó con un ritmo frenético, no era para menos con lo que había en juego, la intensidad de ambos fue el rasgo característico de los primeros compases.

Los primeros acercamientos los materializaba el Valencia con tímidas llegadas de Mina y Guedes, pero eran más que inofensivas, los che querían tener el balón, pero una vez recuperado no tenían muy claro que hacer con él, todo esto ante un Málaga que esperaba su momento.

La oportunidad llegó cerca de la media hora, a balón parado, donde las fuerzas se igualan, Recio colgaba un córner al corazón del área pequeña ante la actuación pasiva de la zaga valencianista que veía como Ideye, sin saltar si quiera, colocaba el interior de su bota para mandar el balón al fondo de la red, un desastre defensivo que sacaba los colores a más de uno.

Con el marcador a favor del conjunto boquerón el guión del partido era el mismo, el Valencia seguía con su idea de la posesión pero se les veía más nerviosos, más imprecisos, y sobre todo sin ideas, no esperaban este escenario, lo que habla maravillas del Málaga.

Con los de Marcelino al borde del quiero pero no puedo se llegó al descanso, una pequeña tregua para que los de José Manuel Gonzáles tomaran aire y los de Marcelino refrescaran las ideas, el partido estaba abierto y la ventaja era mínima.

El arranque del segundo asalto comenzó calmado, pero hubo una jugada que iba a ser más que transcendental, tras un cuarto de hora Recio colgaba un nuevo centro para que el En Nesiry marcara el segundo, que instantes después fue anulado por falta sobre Paulista, he aquí la acción polémica del partido.

Este hecho solo sirvió para que el técnico asturiano viera las orejas al lobo y moviera el banquillo, dando entrada tanto a Rodrigo como a Zaza, toda la carne en el asador para por lo menos empatar un partido al que le quedaba poco más de media hora.

Tras 20 minutos de relleno en los que no paso absolutamente nada excepto el tiempo llegó el zarpazo che, los visitantes se la devolvían al Málaga con la misma moneda, córner botado por Parejo para que Coquelin trazara un desmarque y un remate que ya querrían firmar muchos delanteros, 1-1 y diez minutos para el final.

Y como se sale decir: hasta el rabo todo es toro, en los minutos finales de partido Ignasi derribaba de forma inocente a Rodrigo y Trujillo Suárez señalaba la pena máxima, una pena que se iba a encargar de transformar Parejo para culminar la "reamuntada" en un partido bastante gris de los de la capital del Turía.

Un vez se cumplieron los cinco de añadido el arbitro pitó el final, el Málaga veía como se le escurrían entre los dedos tres puntos vitales para mantener la categoría, la derrota escocía más aún si cabe por la forma en la que se había fraguado, el Valencia tampoco había hecho mucho más para conseguir la victoria, tan solo un buen remate y una pena máxima les sirvieron para seguir soñando con Europa.

Con la tecnología de Blogger.