Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Sevilla FC 0-0 Manchester United: De Gea frena al Sevilla

La gran actuación del portero español evita que el equipo hispalense viaje con ventaja a Old Trafford

Foto: Sevilla FC


Champions League-1/18 (Ida)

Sevilla0
ManU0
Ficha técnica
Sevilla: Sergio Rico; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega (Pizarro, m.89); Sarabia, Franco Vázquez, Correa; Muriel (Sandro, m.85).

Manchester United: De Gea; Valencia, Smalling, Lindelof, Young; Mctominay, Matic; Ander Herrera (Pogba, m.17), Mata (Martial, m.80), Alexis (Rashford, m.75); Lukaku.

Árbitro: Clement Turpin (Francia). Amonestó al local Nzonzi (m.21) y al visitante Alexis Sánchez (m.41).

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.000 espectadores, 
Un gran Sevilla puso contra las cuerdas a todo un Manchester United, controlando el partido con un gran despliegue físico y dejando la eliminatoria completamente abierta para el partido en Old Trafford. De Gea fue el mejor jugador del conjunto inglés, salvando en varias ocasiones las ocasiones de un conjunto sevillista que brilló al completo.

Partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League disputado en un precioso estadio Ramón Sánchez Pizjuán en el que el Sevilla, pentacampeón de la Europa League quería romper la maldición de los octavos de final y pasar por fin a unos cuartos que supondría un salto de calidad que no pudo ser en antiguas ocasiones, como sucedió ante el Leicester o CSKA de Moscú. Aunque en esta ocasión, el rival no era el mejor de los preferidos por la afición. Un equipo inglés plagado de estrellas como Lukaku, Pogba, Alexis Sánchez o De Gea y liderado por Mourinho.
Partido declarado de alto riesgo…. Por lo aficionados ingleses que viajan a Sevilla sin entrada… y para los corazones nervionenses que era seguro que iban a sufrir de lo lindo.
Noche sevillana de buena temperatura, pocos días después de que comenzara la Cuaresma en la capital hispalense. Que espectáculo e escuchar a la grada de Nervión corear a capella el himno del Centenario. Hay que vivirlo alguna vez en la vida.
Y echaba a rodar el balón en el tapete del Sánchez Pizjuán. El Sevilla empezaba muy enchufado y con mucha intensidad. Y no tardó en empezar a crear ocasiones. Muriel, Sarabia o Correa ponían a prueba a un David de Gea que se mostraba tremendamente seguro bajo la meta inglesa. Nervión apretaba y el equipo de Montella tenía el encuentro controlado. Tan sólo algún tímido acercamiento del United por parte de Lukaku que no inquietaba en demasía a Sergio Rico. A los pocos minutos, Ander Herrera caía lesionado y entraba en su lugar Paul Pogba. Pero los pupilos de Mourinho no llevaban el peligro que se les presuponía. El Sevilla seguía controlando el partido y en los últimos minutos de la primera parte, primero N’Zonzi y luego Muriel de un cabezazo a bocajarro hacía De Gea se tuviera que esforzar al máximo para evitar lo que sería el primer tanto andaluz. Y así se llegó al descanso…. Tiempo de bocadillos y de comentar en la grada que así sí, que este es el Sevilla de las grandes ocasiones. 
La segunda mitad comenzaba con los mismos hombres que terminaron la primera parte. Y el guion seguía fiel al establecido minutos antes. Una grada que apretaba y llevaba en volandas a su equipo y que continuaba asediando la meta visitante. Minutos para soñar, para disfrutar de este histórico partido, pero que no llegaba a culminar materializando alguna de las muchas llegadas locales, sobre todo de Correa y del propio Muriel. Y Mourinho movía ficha cambiando a Alexis Sánchez por Rashford buscando velocidad en las llegadas e intentar darle la vuelta a la inercia del encuentro. Pero enfrente tenía a un imperial Jesús Navas, que se ha asentado en el lateral derecho y será difícil que ya pierda la titularidad en ese puesto. Y se entraba así en los últimos 15 minutos. El Sevilla seguía intentándolo con un Correa muy activo pero que no era capaz de enchufar ninguna dentro de los tres palos del conjunto inglés. Si mejorara esa faceta el jugador argentino sería crack de los caros. Y se llegaba a los minutos de la verdad. Minuto 80 de partido. En el minuto 82 se pararon los marcapasos de los hinchas de Nervión. Un centro al área sevillista lo controlaba Lukaku que, a la media vuelta, batía a Sergio Rico. Afortunadamente, el colegiado pitó la clara mano en el control del delantero del United…. respiraba la grada…. Y Montella movía el banquillo finalmente, dando entrada a Sandro por un Muriel que ha dado una vuelta a la tortilla desde que llegó el entrenador italiano. Metamorfosis total del jugador colombiano, para alegría de los aficionados sevillistas.
Entraba el partido en los minutos más locos. Todos querían perder pero nadie quería perder. Cada jugada era una prueba de fuego para las defensas. Incluso se reclamó un penalti en el área inglesa por derribo de Pogba a Navas que el colegiado no señaló. Y no había tiempo para más.
Las espadas en todo lo alto tras un encuentro que mostró al mejor Sevilla contra un gran equipo que nunca dominó el encuentro y, de forma justa, tenía que haberse ido con algún tanto en el casillero local.
La vuelta se prevé de infarto…. Pero el premio lo merece… vamos Sevilla, no le falles a toda tu gente. 
Con la tecnología de Blogger.