Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Valencia 2-1 Real Sociedad: Santi 'mina' la moral de la Real

El ariete gallego esta de dulce y sus dos goles sirven para derrotar a una Real Sociedad que firma una semana para olvidar

Foto vía Twitter @OptaJose


LaLiga Santander-Jornada 25

Valencia CF2
Real Sociedad1
Ficha técnica
Valencia CF: Neto; Montoya, Murillo, Paulista, Gayà; Soler (Zaza, 66'), Parejo, Coquelin, Guedes (Ferran, 73'); Rodrigo (Maksimovic, 83') y Mina.

Real Sociedad: Toño; Bella, Llorente, Elustondo, Odriozola; Zurutuza (Bautista, 79'), Illarramendi, Zubeldia; Oyarzabal, Juanmi (Januzaj, 69') y Canales.

Goles: 1-0 Mina (34'), 1-1 Oyarzabal (54'), 2-1 Mina (78').

Arbitro: González Fuertes, amonestó a Juanmi (21'), Bella (28'), Canales (31'), Rodrigo (78') y Mina (90+4).

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Mestalla con capacidad para 53.000 espectadores.
En Valencia ya huele a Fallas y la traca final del domingo era ni más ni menos que un Valencia-Real Sociedad, un clásico de nuestra liga que ponía en contra posición dos estados de ánimo distintos, los de Marcelino van como un cohete hacía Europa y los de Sacristán eliminados y lejos de posiciones europeas, pero LaLiga es un mundo aparte y todo puede suceder.

Las bajas de ambos equipos bien servían para montar un 11 que compitiera a la perfección, los locales perdían a Garay y Kondogbia, mientras que el equipo vasco tenía una lista más extensa aún, C.Martínez, Rulli, Willian José y Xabi Prieto verían el partido por la tele.

Con los 22 protagonistas supervivientes el balón echó a rodar sin un dueño claro, los dos querían tener el esférico, pero solo hay uno, y eso provocó que las posesiones y el dominio se fueran alternando aunque sin producción ofensiva. Primeros minutos de mucho tanteo y respeto.

En el inicio del partido se pagaron más los fallos que los aciertos, las tímidas ocasiones llegaron de errores en la salida de balón que solo sirvieron para poner el grito en cielo en las respectivas aficiones, no habían ideas claras.

La primera se la apuntamos al capitán che, el madrileño, que llegaba a los 200 partidos con la entidad valencianista, pateaba una falta al borde del área que Toño salvó a córner. El hecho de que esta ocasión sea lo más destacado deja de manifiesto las tinieblas que envolvían a los jugadores pasados los tres cuartos de campo.

Pasada la media hora la luz valencianista se encendió, los de Marcelino trenzaron una jugada magistral que empezó en su campo en los pies de Gayà, paso por los de Parejo y los de un Rodrigo que habilitó a Montoya para que este centrara un caramelo para que Mina rematara a placer, 1-0 par los che.

Con el Valencia superior en el marcador se llegó al descanso de un partido más bien conservador, ninguno de los dos se quiso exponer y eso se vio traducido en posesiones horizontales que acaban en nada, solo una jugada aislada apostó por la verticalidad y terminó en gol, veremos cual será el planteamiento de la segunda mitad.

En la reanudación ,y en base a los primeros minutos, el descanso le había sentado mejor a la Real, más fresca y directa, con la portería entre ceja y ceja pero sin rematar, tal vez echando de menos a su goleador William José, que se estaría relamiendo viendo los centros desde el sofá de su casa.

A falta de William José bueno era Oyarzabal, a la tercera pérdida en la salida de balón de los che llegó la vencida, Murillo se confiaba, a Coquelin le robaban la cartera y el canterano en el mano a mano no perdonaba, balón a la escuadra y tablas en el marcado.

Después del gol la reacción local llegó desde el banquillo, Marcelino, ambicioso, metía a su tercer delantero, Zaza, y los efectos se vieron tres minutos después, Rodrigo recibía escorado en la banda y ponía un balón al corazón del área que Toño no acertaba a atajar y Mina, que estaba con la caña, firmaba su doblete, gol número 11 del ariete que ya es máximo goleador che.

La ventaja en el marcador no fue suficiente para que el Valencia no sufriera, a diez minutos del final apareció la figura de Neto Murara, el guardameta carioca firmó una de las paradas de la temporada, más bien una doble parada, primero una falta al primer palo y luego sacándola con el codo de una forma inverosímil, el brasileño salvaba a los che.

González Fuertes pitó el final y el Valencia se llevaba los tres puntos gracias a los goles de un Santi Mina que esta en modo killer, sus tantos y un codo milagroso de Neto fueron suficiente para conseguir superar a una Real que sigue haciendo méritos más que de sobra pero que se vuelve a quedar sin premio, no hay tiempo para lamentarse, quedan 14 finales para salvar la temporada y el próximo partido es siempre el más importante.

Con la tecnología de Blogger.