Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Valencia CF 0-2 FC Barcelona: El Barça elimina a un equipo sin fe

Los de Valverde ganaron sin pasar apuros en Mestalla ante un Valencia inofensivo que nunca se vio en la Final.

Foto vía Twitter FC Barcelona


SemiFinal Copa del rey
Valencia CF0
FC Barcelona 2
Ficha técnica
Valencia: Jaume; Montoya, Garay (Vezo, 71'), Paulista, Gayà; Coquelin (Guedes, 55'), Parejo, Kondogbia; Rodrigo (Soler, 55'), Vietto y Zaza.

FC Barcelona: Cillessen; S.Roberto, Piqué (Y.Mina), Umtiti, J.Alba; Busquets, Andre Gomes (Coutinho, 46'), Iniesta (Paulinho, 65'), Rakitic; Messi y Suárez.

Goles: 0-1 Coutinho (49'), 0-2 Rakitic (82').

Arbitro: Alberto Undiano Mallenco, amonestó a Rodrigo (34'), Zaza (75') y Parejo (90+1).

Incidencias: Partido disputado en el estadio de estalla con capacidad para 55.000 espectadores.
La afición valencianista había respondido a la llamada, la avenida de Suecia estaba a rebosar, recibiendo a un equipo que entró de volandas, y que se encontró con un campo lleno, los ingredientes para la "ReAmuntada" se cocinaban a fuego lento, esperando a un Barça que partía con un gol de ventaja y la etiqueta de favorito, la eliminatoria estaba abierta. Como ya es costumbre

Marcelino sacó una nueva alineación, esta más vanguardista que nunca, el técnico asturiano apostó por un rombo inédito en la medular y prescindiendo de las bandas. Delante los culé sacaban su once de gala, en el que solo se echaba en falta a Ter Stegen y Dembele.

El balón echó a rodar y la sorpresa fue que no hubo sorpresa, el planteamiento del Valencia era exactamente el mismo de la ida, tal vez un poco más estirado, pero no lo suficiente como para tener que remontar al Barcelona, con la ausencia de bandas el extremo derecho se convirtió en la vía de entrada de los visitantes, con las subidas y bajadas de S.Roberto.

El Barça tocaba y tocaba plácidamente, con un tímida presión que no inquietaba para nada a Messi o Iniesta, no parecía el camino para la remontada, ese camino que pareció señalar Rodrigo con un gran remate de cabeza al larguero, nadie sabe como habría sido el final si ese balón hubiera entrado.

En cualquier caso la jugada que había parecido ser el detonante del juego del Valencia se quedó en nada, volvió el repliegue, las posesiones eternas del Barcelona y las dudas de los che, que con balón no sabían si ir a por todas o guardar la ropa, una postura demasiado conservadora para su situación en la eliminatoria.

El balance de la primera parte se salgo con un Barcelona que se encontraba como en casa y un Valencia que, ni primero con Rodrigo y después con Kondogbia, habían sido capaces de conseguir ese ansiado gol que les permitiera empatar la contienda.

A pesar de como marchaba el partido el primero en tirar de banquillo fue Valverde, el técnico inició la segunda mitad dando paso a Coutinho y daba marcha a un Andre Gomez que empieza a desentonar en este Barça, y el paso de los minutos le dio la razón al entrenador extremeño.

Tres minutos pasaron desde el cambio, 180 segundos distaron a Coutinho de estar en la banda al lado del cuarto arbitro a tirarse con todo a rematar el centro de Suarez para poner el 0-1, un marcador que acaba con toda esperanza local, más viendo los tiros a puerta, Cillessen era un espectador más.

Con el gol Marcelino echó toda la carne en el asador, y por toda la carne quiero decir Gonzalo Guedes, el portugués es el elemento determinante que tanto ha echado de menos el Valencia, en menos de cinco minutos había tenido más producción ofensiva que todo el equipo en el resto de la eliminatoria, pero ya era demasiado tarde.

El Valencia era ya con una hoja que flotaba a la deriva, se dejaba llevar por el futbol simple y toque del Barça, que novia el balón de lado a lado, con la calma que da ir con el marcador a favor, el partido estaba más que resuelto.

Aunque a los che aun les quedaba una pizca de honor, que no de acierto, a quince minutos del final Gayà disparaba desde el área pequeña y Cilessen hacia la parada del partido, parece imposible que ese balón no entrara, no era la noche del Valencia.

Y para rizar el rizo el Barça iba a hacer el segundo, Paulista perdía un balón absurdo y dejaba a Suarez y Rakitic en un dos contra unos, el uruguayo asistia al croata que con una tranquilidad absoluta colocaba el balón ajustado al palo y sentenciaba la eliminatoria.

Y ya no había tiempo para más, el Barça ganó con una comodidad insultante ante un equipo que daba la sensación que nunca había creído en la eliminatoria, al contrario que su afición, que nunca dejó de creer, el planteamiento de su equipo no fue el de un grande que tiene que remontar tan solo un 0-1 en casa, tal vez interiorizaron demasiado que el Barcelona era el favorito, y en realmente lo era, y en la final lo sigue siendo, porque el equipo de Valverde esta a un nivel espectacular, tanto que no suena tan mal hablar ya de triplete.































Con la tecnología de Blogger.