Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Everton 1-3 Manchester City: El City sigue a lo suyo

Los de Guardiola dominaron los 90 minutos a un Everton totalmente perdido

Foto: Manchester City

Premier League-Jornada 32

Everton1
Man.City3
Ficha técnica
Everton: Pickford (P), Coleman, Jagielka, Keane, Baines, Rooney (Davies, 57’), Schneiderlin, Walcott, Calvert-Lewin (Baningime, 75’), Bolasie, Tosun (Niasse, 79’).

City: Ederson (P), Walker, Otamendi, Kompany, Laporte (Danilo, 87’), De Bruyne (Gündogan, 77’), Fernandinho, Silva, Sterling (Bernardo Silva, 64’), Gabriel Jesús, Sané.

Goles. 0-1 (4’) Sané. (13’). 0-2 Gabriel Jesús.  0-3 (38’) Sterling. 1-3 (62’) Bolasie.

Árbitro. Paul Tierney

Incidencias: Goodison Park
El partido que enfrentaba al Everton y al Manchester City, como parte de la jornada 32 de Premier League comenzaba muy bien para los de Guardiola, que en el minuto 4 ya ganaban por 0-1 gracias a un gran gol de Leroy Sané. El alemán fusilaba de volea la portería de Pickford desde dentro del área con la pierna izquierda tras un gran centro de David Silva. 

Pasaban los minutos y el Everton se veía cada vez más superado en todos los aspectos por un City muy ofensivo. A los diez minutos de juego, el Everton dispuso de dos ocasiones prácticamente consecutivas, y las dos por alto. La segunda, con más peligro que la primera, propició la jugada del segundo gol del City. El remate de Bolasie se va alto, Ederson saca de puerta en largo, Sané recoge el balón en el centro del campo y abre hacia la derecha para De Bruyne que pone un balón perfecto en la cabeza de Gabriel Jesús que fusila a Pickford y pone el 0-2 en el marcador con tan solo 12 minutos jugados.

El recital del City parecía no tener fin. Silva movía los hilos en un partido que tenía muy mala pinta para los de Allardyce. Esto se confirmaría 25 minutos después. Tras varias ocasiones erradas, Silva recibe un pase en profundidad, tras arrancar la jugada en posición dudosa, mete el balón raso para que Sterling penetre la portería de Pickford por tercera vez con casi una hora de juego por delante.

El Everton se fue al vestuario abucheado por su propia afición, que veía cómo su equipo era aplastado por un Manchester City totalmente libre para hacer lo que quisiera.
La segunda parte comenzó igual que acabó la primera: el Everton, superado en lo colectivo y en lo individual por los citizens. Silva ponía magia en cada balón que tocaba, y cada pase sucedía al anterior con precisión milimétrica.

En el minuto 62’ de juego, Calvert-Lewin recoge en la frontal del área un mal despeje de Kompany, y cede la bola a Bolasie, que se saca un latigazo de derecha que se cuela por la base del palo derecho de la portería de Ederson, que nada pudo hacer.

En los minutos inmediatamente posteriores al gol del Everton, el partido atravesó unos momentos de descontrol, en los que ambos equipos cometían muchos errores en las entregas, pero fue solo un espejismo. Los de Guardiola supieron retomar el control del balón y siguieron con la dinámica del resto del partido: tocar y tocar ante la mirada impotente de los toffees, que hasta el final del partido siguieron arrollados por el City, aunque sin movimientos en el marcador. 

Con la tecnología de Blogger.