Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Real Betis 3-0 RCD Espanyol: Maremoto bético bajo la lluvia

El Betis golea a un inoperante Espanyol (3-0) en un partido protagonizado por la lluvia y los problemas técnicos

Fuente: @RealBetis


LaLiga Santander-Jornada 29

Betis3
Espanyol0
Ficha técnica
Betis: Adán; Mandi, Bartra, Amat; Francis, Guardado (Durmisi, min 72), Javi García, Fabián, Júnior; Boudebouz (Tello, min 80), Loren (Sergio León, min 74).

Espanyol: Pau López; Marc Navarro, David López, Óscar Duarte, Aarón; Granero (Dídac Vilà, min 81), Víctor Sánchez, Carlos Sánchez, Piatti (Darder, min 45); Leo Baptistao (Sergio García, min 70), Gerard Moreno.

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea (Colegio Vasco). Amonestó a Francis por el Betis, y a Víctor Sánchez, Gerard Moreno  y Dídac Vilà por el Espanyol.

Incidencias: Estadio Benito Villamarín (31.230 espectadores), partido correspondiente a la jornada 29 de LaLiga.
La lluvia no es obstáculo para el Betis: ni para su equipo, que venció al Espanyol holgadamente, ni para los más de 30.000 aficionados que presenciaron empapados la goleada bética. Junior, Boudebouz y Francis perforaron la portería de un Pau López que no cuajó una buena actuación ante el que todo apunta que será su próximo equipo. Sin duda, más allá del resultado, fue un partido protagonizado por las externalidades: lluvia intensa y viento, dos apagones a medio partido, Adán recogiendo un paraguas que había volado de la grada y los aspersores encendiéndose a su antojo. 

El dominio del Betis durante la primera mitad fue aplastante: tuvo el 72% de la posesión, por el 28% del Espanyol. Sin embargo, inicialmente ambos hicieron el partido que buscaban hacer: el Betis dominó el balón, y el Espanyol intentó aprovechar las contras de las que dispuso y reducir al mínimo los chutes a portería de los andaluces. En el minuto 20 llegó la primera ocasión clara: un potente disparo de Boudebouz que blocó sin problemas Pau López. Minutos más tarde, un centro lateral de Francis estuvo muy cerca de ser rematado a bocajarro por Loren. En el 28, sin embargo, ocurrió algo inesperado: durante un ataque del Betis, el campo sufrió un apagón de unos segundos, lo que paró el partido y la incursión bética.

Tras varios ataques, el Betis terminó marcando: Junior cabeceó un gran centro de Boudebouz, que no fue capaz de despejar Granero y con el que Pau se hizo un lío y no pudo evitar que entrara. Después del gol vino el segundo apagón, otra vez en medio de una jugada bética, y que duró algunos segundos más. Pero los problemas del Benito Villamarín no terminarían aquí: a finales de la primera parte, cuando el Betis iba a sacar una falta, se encendieron de golpe los aspersores del campo. La falta, por cierto, se convirtió en una ocasión clara después de que Pau saliese dubitativo y no pudiera despejar el balón. 

Pero al Betis un gol no le basta, y menos a Boudebouz, que ya lo había intentado en la primera parte y había dado la asistencia del gol. En el 55, el francés recogió el balón en la frontal del área, se lo encaró a su izquierda y efectuó un disparo cruzado al segundo palo, ante el que Pau no pudo llegar con su estirada. Esta vez sí, el Espanyol parecía que reaccionaba: pasó de centrarse únicamente en defensa a atacar cuando pudo. Tres saques de banda seguidos encadenó el conjunto periquito tras el gol bético. Pero poco duró. El Betis tiene muy claro a lo que juega, y el Espanyol no fue capaz de causar peligro real, ni siquiera encadenar más de cinco pases seguidos. Los andaluces siguieron dominando el partido, y Francis lo demostró: el canterano recibió un balón de Fabián que no esperaba y disparó a puerta casi sin querer, tras resbalar; sin embargo, logró sorprender a Pau y meter el tercer gol para los verdiblancos.

Poco más ocurrió hasta el final del partido: alguna incursión periquita que paraba momentáneamente el dominio bético, pero que terminaba en nada, para la frustración de los blanquiazules. El partido enfrentaba a dos equipos con opciones de clasificarse para competiciones europeas, y ha dejado muy claro quién se lo cree y quién no. Los verdiblancos ejecutaron el plan de Setién a la perfección, dominando el partido en casi su totalidad y sin sufrir. Por su parte, el Espanyol fue totalmente inoperante en ataque, sin llegar a crear ninguna ocasión de gol, y sin ser contundentes tampoco en defensa. La temporada de los pericos empieza a seguir una tendencia: cuando parece que el equipo empieza a despegar y la afición se ilusiona, cae estrepitosamente en un partido mediocre. A 14 puntos del descenso y a 8 del séptimo puesto (a la espera de que jueguen Sevilla, Villarreal y Girona), parece que al Espanyol ya solo le queda ir pasando los partidos hasta que termine esta decepcionante temporada.

Con la tecnología de Blogger.