Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Chelsea 1-3 Tottenham Hotspur: El Tottenham echa al Chelsea de la lucha por la Champions

Los Spurs remontan el gol inicial de Morata y ganan un partido en Stamford Bridge 28 años después

Foto: Chelsea

Premier League-Jornada 32

Chelsea1
Tottenham3
Ficha técnica
Chelsea: Caballero, Azpilicueta, Christensen, Rudiger, Moses (Giroud, min. 81), Alonso (Emerson, min. 83), Fàbregas, Kanté, Willian, Hazard, Morata (Hudson-Odoi min.88).

Tottenham Hotspur: Lloris, Tripper, Sánchez, Vertonghen, Davies, Dier (Wanyama, min.81), Dembélé, Lamela (Sissoko, min.88), Alli, Eriksen, Son (Kane, min.74).

Goles: 1-0, min. 30: Morata. 1-1,min. 45+1: Eriksen. 1-2, min. 62: Alli. 1-3, min. 66: Alli. 

Árbitro: André Marriner. Únicamente enseñó una cartulina amarilla a Ben Davies (min. 70) por parte del Tottenham.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo-segunda jornada de la Premier League disputado en Stamford Bridge ante 41.364 espectadores
Era un duelo clave para las posiciones de Liga de Campeones y un ultimátum para el conjunto de Antonio Conte. El Chelsea llegaba al choque con la obligación de ganar si quería coger el último tren hacia las posiciones de cabeza. El Tottenham trataba de prolongar su buena dinámica y mantener la distancia con Manchester United y Liverpool. Por si fuera poco, el cuadro de Mauricio Pochettino quería hacer historia y lograr la primera victoria en el feudo blue desde 1990. 

El partido comenzó con un ritmo muy bajo y posesiones largas de ambos equipos. Poco a poco los de Pochettino se hicieron con el dominio del balón pero no eran capaces de generar nada más allá de la línea de tres cuartos de campo. Poca presencia, por entonces, de los tres mediapuntas de los spurs. El Chelsea se sentía cómodo esperando atrás para enviar balones a Morata y aprovechar la velocidad de sus extremos. Sin embargo, Fàbregas estaba desaparecido y los locales no llegaban a la portería de Lloris. 

A partir del minuto 20 el signo del partido comienza a cambiar con una presión más alta del conjunto blue. Los de Conte roban balones en el centro del campo y tienen algunas aproximaciones al área de la mano de Willian y Marcos Alonso. Hazard encontró en el carrilero español el socio que necesitaba para generar oportunidades. No obstante, sería el carrilero opuesto, Victor Moses, el que se encargaría de asistir a Morata en el primer gol del partido. El nigeriano enviaba un servicio preciso tras una nueva recuperación del Chelsea y el delantero español marcaba con un remate de cabeza a placer, tras la mala salida del portero francés. A partir de aquí el partido ganó en ritmo y velocidad, y por ende en ocasiones de gol. En el Tottenham avisó Christian Eriksen con un disparo centrado. Pero el mediapunta danés no perdona dos veces y en el añadido del primer tiempo marcaba un golazo desde fuera del área. Eriksen recibió el esférico en zona de tres cuartos escorado a la izquierda, y con la diestra envió un latigazo que sorprendería a Willy Caballero. Si bien es cierto, el guarda-meta argentino pudo hacer algo más porque el disparo entra muy centrado en su portería. 

El segundo asalto empezó a unas revoluciones mucho más altas. El Chelsea se volcó sobre el área del Tottenham pero sin profundidad ni ideas para hacer daño al cuadro de Pochettino. Además el dominio blue fue un espejismo ya que, los del norte de Londres recuperaron el control del partido y sus hombres de ataque se enchufaron. A la hora de partido Son disparaba desde la frontal y el arquero argentino reaccionaba con una buena estirada. Esto iba a ser el preludio de lo que iba a pasar poco después. En el minuto 62 Dier daba un pase desde su propio campo a Dele Alli que le ganaba el duelo en carrera a la defensa rival, la pinchaba y definía con la diestra para remontar el encuentro. Cuatro minutos más tarde, Alli volvió a silenciar Stamford Bridge en una jugada muy larga en la que el centro del campo visitante volvía a trenzar una gran acción. Dier contactaba con Eriksen que daba un fenomenal pase en profundidad a Son. El delantero sur-coreano disparaba hasta en dos ocasiones, ambas rechazadas por Caballero, pero nadie en la defensa local supo alejar el peligro del área y el más listo de la clase, Alli, aprovechaba el entuerto para poner más tierra de por medio y celebrar su partido número 100 en el Tottenham con un doblete.  

A partir de entonces, el partido se convirtió en una cuesta arriba imposible de subir para los de Conte y la vuelta a los terrenos de juego de Harry Kane no les iba a venir nada bien. El entrenador italiano dio entrada a Giroud y pasó de su tradicional sistema táctico de 3-4-3 a un 4-4-2. Sin embargo sus cambios tácticos y de jugadores no surgieron efecto y el Chelsea continuó siendo un equipo plano, horizontal y con poco que proponer en ataque.

El Tottenham se mantiene en la senda del triunfo y sigue la estela del Manchester United y el Liverpool (con un partido más) en la clasificación. El Chelsea por su parte, practicamente dice adiós a sus opciones de disputar la Champions la temporada que viene y ocupa el 5º puesto en la tabla, más cerca del Arsenal que del 4º lugar.   

Con la tecnología de Blogger.