Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Real Sociedad 3-1 Athletic Club: la Real se lleva el derbi vasco

Triunfo donostiarra en la vuelta de Íñigo Martínez a Anoeta

Fuente: realsociedad.eus



LaLiga Santander-Jornada 35

Real Sociedad3
Athletic Club1
Ficha técnica
Real Sociedad, 3: Moyá; Aritz (Odriozola, m. 82), Navas, Llorente, De la Bella; Illarramendi, Zurutuza, Canales (Pardo, m. 78); Januzaj (Zubeldia, m. 89), Oyarzabal y Willian José.

Athletic, 1: Kepa; De Marcos, Núñez, Iñigo Martínez, Balenziaga; San José, Iturraspe (Rico, m. 72), Lekue (Susaeta, m. 48), Córdoba (Muniain, m. 68), Raúl García y Williams.

Goles: 1-0: San José, en propia meta (m. 14). 2-0: Oyarzabal (m. 36). 3-0: San José, en propia meta (m. 53). 3-1: Raúl García, de penalti (m. 56)

Árbitro: Sánchez Martínez. Amarillas a Llorente, Illarramendi, William José, Raúl García, De Marcos, Williams, Susaeta, Muniain. Roja a pardo en el 85.

Estadio: Anoeta (23.972 espectadores)
Derbi vasco en Anoeta entre la Real Sociedad y el Athletic Club. El morbo servido con la vuelta a su antiguo estadio del denostado Íñigo Martinez, que como todo el mundo sabe dejó la Real en el mercado de invierno levantando ampollas en el club blanquiazul. Obviamente, recibimiento esperado: pitada monumental.

Comenzó el encuentro con dominio donostiarra sin demasiada significación ni en el juego ni en las oportunidades. Hasta que en el minuto 14, un corner botado por Canales lo introducía San José en su propia portería. Desde las gradas algunos pensaron que había sido de Íñigo para mayor frenesí. Se ponía el encuentro en franquicia para los locales. A partir de ese momento, intentó el equipo vizcaíno hacerse con el dominio del balón (cosa que no había ocurrido hasta ese momento) para intentar acercarse a los dominios de Moyà. Lo hizo con un remate del protagonista de Íñigo en el minuto 22 por encima del arco del cancerbero mallorquín. Parecía que la presión del cuadro rojiblanco podía poner en aprietos a los txuri urdin, pero la claridad y la falta de ideas se imponían al escaso peligro de los propietarios de San Mamés. Mientras tanto, la Real llevaba peligro a balón parado con un cabezazo de Aritz que salvaron entre Kepa y el larguero con la grada cantando el gol. Gol que llegaría dos minutos después (en el 36) en una gran jugada de Janujaz (tremendo rush final de temporada del belga) con pase final al área donde Oyarzabal pone el interior del pie y fusila a Kepa. Delirio en las gradas y decepción mayúscula de los leones. Y en el 41 otro balón a la madera de Raúl Navas. El Athletic totalmente impotente cuando la Real penetra en el área. Y así se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos. La parroquia donostiarra despidió a los suyos con cánticos de "Real, Real". Poco más que decir para entender cómo se desarrolló la primera parte. 

Arrancó por similares derroteros el segundo tiempo: iba a ser el Athletic el que iba a intentar poner el juego, pero carente de profundidad. Mientras, la Real esperando su momento para dar el zarpazo definitivo al club de Ibaigane. Y así fue a los 53 minutos, y de nuevo a balón parado: falta que vuelve a botar Canales y San José hace doblete (para su desgracia en su marco).

Pero en el fútbol nunca se puede decir que todo está hecho: en el minuto 58, penalti por mano de Llorente a remate de Íñigo que transforma Raúl García para poner algo de emoción en el marcador. Y el Athletic empezó a creer, porque tres minutos después Williams estrellaba el balón en el palo izquierdo de Moyà. El partido parecía haber cambiado tras tenerlo la Real completamente controlado. Moyá apareció por primera vez en el partido sacando una mano prodigiosa en el 67. Comenzaba el murmullo en Anoeta, algo impensable poco minutos antes. Los blanquiazules debían contemporizar y calmar el encuentro porque no les beneficiaba que el partido se tornara en un toma y daca. En el 78, Imanol puso a Rubén Pardo en liza para intentar tomar el rumbo del encuentro de nuevo. Seguiría el cuadro de Ziganda intentándolo, pero sus acercamientos morían en el área donostiarra. Y en el 84 se calentó un partido que había sido de guante blanco hasta el momento: expulsión de Rubén Pardo por durísima entrada a Rico y tángana posterior de casi todos los jugadores que había sobre el césped. Así continuó el partido hasta el final con una nueva gran intervención de Moyà a disparo de su ex compañero Raúl García. Anoeta espoleó a los suyos en los últimos minutos, que aguantaron el resultado. Al final, la Real se llevó el derbi, cosa que no hacía en casa desde 2014. Una jornada menos para ambos equipos en esta irregular temporada de ambos. 

Con la tecnología de Blogger.