Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Leganés 3-2 Betis: La inferioridad numérica no puede con el Leganés en el adiós de Garitano y Mantovani

El Leganés, con uno menos desde el 23', remonta para vencer a un Betis que se conformará con la sexta plaza

Foto: Leganés


LaLiga Santander-Jornada 38

Leganés3
Betis2
Ficha técnica
Leganés: Serantes, Tito, Ezequiel, Siovas, Diego Rico; Rubén Pérez, Brasanac, Gumbau, Omar (Zaldua, min.62), Naranjo (Amrabat, min.75) y Guerrero (min.88).

Betis: Pedro; Francis, Mandi, Bartra, Jordi Amat (Rafa Navarro, min.68), Durmisi; Campbell, Fabián (Joaquín, min.76), Camarasa; Loren (Sanabria, min.68) y Ruben Castro.

Goles: 0-1, min.20: Campbell. 1-1, min.27: Siovas. 2-1, min.64: Naranjo. 2-2, min.76: Sanabria. 3-2, min.79: Rafa Navarro (p.p).

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Expulsó por doble amonestación a Diego Rico (min.23).

Incidencias: encuentro correspondiente a la jornada treinta y ocho de LaLiga Santander disputado en el estadio Butarque ante 10.813 espectadores.
Butarque echaba abajo el telón de la temporada en una tarde con aroma a despedida. Por un lado, Asier Garitano decía adiós tras cinco campañas como director de la nave pepinera. Con él en el banquillo, el Leganés ha pasado de Segunda B a Primera División en apenas dos años, categoría en la que ha conseguido mantener al equipo sin muchos apuros durante dos campañas consecutivas. Además, se ha permitido el lujazo de eliminar a todo un Real Madrid de la Copa del Rey con victoria incluida en el Santiago Bernabéu y de alcanzar las semifinales de esta competición en este curso. Martín Mantovani, que llegó prácticamente a la vez que el entrenador de Vergara, también se despedía hoy de la parroquia blanquiazul.

 En el Betis, por su parte, también estaba jugando su último partido uno de los hombres más determinantes de la historia del club: Rubén Castro. El máximo goleador del cuadro de las Trece Barras ponía fin, ahora sí, a ocho campañas en las que, salvo esta última, siempre se erigió como la máxima referencia del ataque verdiblanco. 

El partido tuvo un inicio tranquilo, si bien el Leganés se mostró un tanto más incisivo en ataque aunque sin crear excesivo peligro. Sin embargo, sería el Betis quien golpearía primero. Un pelotazo de Fabián era repelido de la peor forma posible por Darko Brasanac, que prácticamente le ponía el balón en bandeja a un Rubén Castro que no dudaba en asistir a Joel Campbell, quien superaba a Serantes tras una galopada de 50 metros.

El tanto fue muy protestado por todo el equipo local, pues reclamaba fuera de juego del costarricense. La repetición, no obstante, aclara que no había posición antirreglamentaria. Se encontraba adelantado sobre la defensa, sí, pero lo hacía desde su propio campo, por lo que el gol era completamente legal.

La tensión hizo mella en los blanquiazules y una falta en contra traería consigo la expulsión de Diego Rico. El lateral izquierdo protestó con vehemencia la decisión de Gil Manzano, con aplausos irónicos, y el colegiado no dudaría en mostrarle una roja que le señalaba el camino a los vestuarios.

No obstante, el Leganés no se arrugaría y tan solo siete minutos después del 0-1 lograría la igualada. El artífice sería Siovas, que aprovecharía la pasividad de la zaga heliopolitana para poner de nuevo las tablas en el marcador en un córner botado por Omar Ramos. Los de Quique Setién no habían sabido sacarle partido a lo muy de cara que se les había puesto el encuentro y lo habían pagado caro con el tanto del empate del conjunto blanquiazul.

No parecían acusar la inferioridad numérica los locales, que trataban de acercarse a la meta defendida por Pedro, aunque sin hacerle trabajar en demasía. Los verdiblancos, en cambio, tocaban y tocaban, con una posesión altísima y superior al 60%, pero casi siempre por el centro y sin recurrir a las bandas.  Justo antes de que el de amarillo decretase el descanso, Loren puso un balón a Rubén Castro pero el envío fue largo y el de Gran Canaria no llegaría a rematar.

El segundo tiempo comenzó de manera diferente. El Betis se mostró más vertical y antes de cumplirse los primeros cinco minutos Loren ya había disparado en dos ocasiones, si bien es cierto que ambas se toparon con la defensa pepinera y ni siquiera llegaron a la portería de Serantes. La réplica local no tardaría en llegar y Guerrero cabecearía a la red una falta de José Naranjo, pero lo hacía en fuera de juego y su tanto no subió al marcador.

De nuevo Loren tendría el gol en sus botas, esta vez de manera mucho más clara que las anteriores. Sería tras una gran jugada de los heliopolitanos, que ahora habían tocado menos veces y con mayor rapidez. El disparo del canterano, a bocajarro, era repelido con mucho acierto por Serantes. 

Pero sería el Leganés el que desharía el empate. Cuando parecía que mejor estaban los verdiblancos, Guerrero se plantaba solo ante Pedro, con la inestimable ayuda de Jordi Amat, y le cedía el esférico a Naranjo, que no fallaba a puerta vacía y le daba la vuelta al marcador. Minuto 63 y los blanquiazules habían remontado el resultado adverso.

Las reacciones no tardaban en llegar desde el vestuario y Quique Setién no dudaba en mover ficha para tratar de cambiar la situación. Amat dejaba su sitio a Rafa Navarro, que volvía a saltar al césped seis meses después de aquella aciaga actuación ante el Cádiz en Copa. De la misma forma, Tonny Sanabria entraba en sustitución de Loren.

Con el marcador en contra, al Betis no le quedaba otra que atacar. Campbell tuvo el gol en sus botas con un remate acrobático de media chilena al recibir un centro de Sanabria, pero Serantes de nuevo estuvo atento al remate. Sí lo conseguiría, poco después, Tonny Sanabria, que marcaba su octavo gol de la temporada. Campbell, el mejor probablemente del partido, centraba desde la izquierda y la defensa local rechazaba en primera instancia. El paraguayo, muy listo, se adelantaba a Serantes y no perdonaba de cabeza para devolver la igualada al electrónico a falta de quince minutos para el pitido final.

Como ya pasara con el tanto inicial del Betis, los de Asier Garitano volvieron a reaccionar rápido y Amrabat volvía a poner por delante a los suyos. Su disparo tocaba en Rafa Navarro y despistaba a Pedro, que no llegaba a detenerlo.

Los verdiblancos, de nuevo a remolque, buscaban de nuevo la igualada por medio de Rafa Navarro y de Camarasa. Ya a la desesperada lo intentaron Bartra y Joaquín, pero ambos volvieron a encontrarse con el guardameta pepinero.

No había tiempo para más. El Leganés regala una victoria a su afición en el adiós de Garitano y de Mantovani y el Betis, por su parte, que no aprovecha la superioridad numérica de la que disfrutó durante más de setenta minutos, deberá conformarse con la sexta posición.

Con la tecnología de Blogger.