Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Bélgica 5-2 Túnez: Los 'red devils' presentan su candidatura

'Manita' belga que ya espera rival en octavos con actuación estelar de Hazard y Lukaku, con sendos dobletes.

Foto: Celebración del 1-0 de Hazard, de penalti


Rusia 2018-Grupo G-Jornada 2

Bélgica5
Túnez2
Ficha técnica
Bélgica: Courtois; Alderweireld, Vertonghen, Boyata; Meunier, Witsel, De Bruyne, Carrasco; Hazard (Batshuayi, 67'), Mertens, Lukaku (Fellaini, 58').

Túnez: Ben Mustapha; Bronn (Naguez, 23’), S. Ben Youssef (Benalouane, 41'), Meriah, Maaloul; Sassi (Sliti, 59'), Skhiri, Khaoui; Badri, F. Ben Youssef, Khazri. 

Goles: 1-0 Hazard (p)(6’), 2-0 Lukaku (16’), 2-1 Bronn (18’), 3-1 Lukaku (45'+2'), 4-1 Hazard (51'), 5-1 Batshuayi (90'), 5-2 Khazri (92')

Árbitro: Jair Marrufo (Estados Unidos). Amonestó a Sassi (14’)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 2 del Grupo G disputado en el Orkritiye Arena de Moscú.
Repaso de una Bélgica muy superior para certificar matemáticamente su pase a octavos de final. Los 'red devils' se jugarán el primer puesto ante Inglaterra la próxima jornada, mientras que Túnez puede quedar eliminada mañana en función del resultado del Inglaterra-Panamá. Hazard, de penalti, adelantó rápido a su selección, y Lukaku no tardó en poner tierra de por medio. Un gol de Bronn dio esperanza a Túnez, pero de nuevo Lukaku y Hazard sentenciaron el partido. Batshuayi redondeó la 'manita' en el último minuto. Ya en el descuento, Khazri maquilló de nuevo el resultado.

La primera intentona belga llegó desde la frontal, con un zurdazo de Meunier que atajó con seguridad Mustapha. Los europeos salieron en tromba, y a los cinco minutos Ben Youssef se llevó por delante a Hazard, cometiendo un claro penalti. El árbitro no tuvo ni siquiera que apoyarse en el VAR, y fue el propio Hazard el que no perdonó desde los once metros. Al igual que en el partido ante Inglaterra, a Túnez se le ponía cuesta arriba el partido desde el inicio. De nuevo Hazard pudo anotar tras un pase de la muerte de Lukaku que el del Chelsea no aprovechó. Los de Roberto Martínez insuflaron un ritmo alto desde el principio, con constantes cambios de posición entre los hombres de ataque. Eso se reflejó a la perfección al cuarto de hora de partido. Robo de balón de Mertens, balón al espacio para Lukaku, y con la tranquilidad de un killer de talla mundial, batió por bajo al portero tunecino. 

Túnez estaba KO, pero no tardó en recortar distancias. Falta botada desde la izquierda por Khazri, y cabeceada a la perfección por Bronn, que aprovechó un despiste en el marcaje belga. El partido estaba loco, y Carrasco intentó hacerse notar en esa locura, pero su remate lo salvó Mustapha para mantener viva a su selección. Le crecían los enanos a Túnez, y es que Bronn tuvo que ser sustituido y se marchó en camilla con muy malas sensaciones. Los 'red devils' buscaban el tercero con insistencia, sabedores de su gran superioridad, pero la selección africana tampoco le perdía la cara a un partido que estaba precioso. 

Túnez también avisaba por medio de disparos desde media distancia de Sassi y de Khazri, pero en el primer caso el balón se marchó desviado, y en el segundo se encontró con las manoplas de Courtois. Otro percance para los tunecinos en forma de lesión llegó en los últimos minutos de la primera parte. Ben Youssef tuvo que retirarse también en camilla, y ya van tres lesionados en lo que llevamos de Mundial para Túnez. Y como es obvio, tanto parón por lesiones hizo que el ritmo del encuentro decayera antes del descanso. Pero eso no fue impedimento para Bélgica, que puso el 3-1 en el descuento del primer periodo. Magnífico pase de Meunier en posición de mediapunta, y Lukaku vuelve a definir con mucha calidad, con una sutil picadita, idéntica a la que hizo ante Panamá.

Por si aún quedaban dudas, Hazard se encargó de disiparlas al inicio de la segunda parte. Balón en largo de Alderweireld para Hazard, que regatea con calidad al portero tunecino y define a puerta vacía para sentenciar el partido. Pero el vendaval belga no cesaba, y Carrasco buscó la escuadra para certificar la manita, no con mucho éxito. Con el partido ya  resuelto, Roberto Martínez optó por dar descanso a dos de sus estrellas, Lukaku y Hazard, que dejaban el partido con un doblete cada uno. Uno de los que entraron fue Batshuayi, que ya cantaba el gol cuando remató a puerta vacía después de zafarse del portero, pero apareció un defensa africano para despejar el balón sobre la línea de gol. 

Y otra vez Batshuayi falló lo imperdonable, cuando recogió un despeje de Mustapha en el área pequeña y, con el portero vencido, estrelló el balón en el larguero. Y, aunque parezca increíble...¡falló otra! Pase de la muerte de De Bruyne y la volea a bocajarro de Batshuayi la saca con una parada felina Mustapha. No era el día del ex del Dortmund. Hasta que por fin, en el último minuto, el bueno de Batshuayi encontró portería rematando un magnífico centro de Tielemans. Eso sí, antes del final del partido, volvió a fallar otra ocasión, esta vez un mano a mano que se marchó fuera. Y Túnez volvió a maquillar el resultado, gracias a un gol del capitán Kahzri en el descuento. 

Con la tecnología de Blogger.