Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Túnez 1-2 Inglaterra: El huracán Harry Kane salva a Inglaterra

El ariete 'spur' da los tres puntos a la selección inglesa con un doblete ante una aguerrida Túnez. 

Foto: El Chiringuito de Jugones


Rusia 2018-Grupo G-Jornada 1

Tunez1
Inglaterra2
Ficha técnica
Túnez: Hassen (Ben Mustapha, 15'); Meriah, Ben Youssef, Bronn, Maaloul; Skhiri, Sassi, Badri; Ben Youssef, Sliti (Ben Amor, 73'), Khazri (Khalifa, 85').

Inglaterra: Pickford; Trippier, Walker, Stones, Maguire, Young; Henderson, Alli (Loftus-Cheek, 79'), Lingard (Dier, 92'), Sterling (Rashford, 68'); Kane.

Goles: 0-1 Kane (11'), 1-1 Sassi (p) (35'), 1-2 Kane (92')

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia). Amonestó a Walker (33')

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo G del Mundial de Rusia de 2018, disputado en el estadio Volvogrado Arena (Rusia).
Hasta el descuento tuvo que esperar Inglaterra para celebrar el tanto de la victoria ante una Túnez que dio mucha guerra. Los ingleses encarrilaron pronto el partido con un gol de Kane, pero Túnez empató por medio de un incomprensible penalti cometido por Walker. Cuando parecía que habría reparto de puntos, apareció de nuevo el delantero del Tottenham para salvar a su selección. 

Ambas selecciones buscaban empezar el Mundial con buen pie y aprovechar la derrota de Panamá ante Bélgica para poner tierra de por medio.

Comenzó fuerte Inglaterra, y no tardó en gozar de la primera ocasión de gol. Un pase de la muerte de Dele Alli le llegó a Lingard que, cuando ya cantaba el gol, se topó con el pie salvador de Hassen para evitar el primero del partido. Y en la siguiente jugada, esta vez a balón parado, fue Maguire quien probó al portero tunecino con un cabezazo magnífico del central inglés. Dejaba muchas dudas el inicio de partido de Túnez. Y a los diez minutos, Harry Kane estrenó su cuenta goleadora en el Mundial. Dejó su sello rápido, y dijo '¡Estoy aquí!'. Un saque de esquina cabeceado por Maguire se encuentra con un paradón de nuevo de Hassen, con la mala fortuna para los africanos de que el cuero le cayó al cazador, Harry Kane, que no perdonó y marcó a placer.

Túnez estaba K.O. y, para colmo, el mejor de su equipo, el guardameta Hassen, se dolió del hombro y pidió el cambio. Probablemente dice adiós al Mundial. Entró en su lugar Mustapha, que tuvo su primera intervención en un disparo desde media distancia de Henderson. Los chicos de Southgate no se veían incómodos ni mucho menos, y no tuvieron problemas en conceder la posesión a la selección africana. Lingard pudo encarrilar el partido tras un centro de Ashley Young, pero el del Manchester United no estuvo fino en el remate. Por su parte, Túnez por fin comenzó a aproximarse a la portería de Pickford, con un chut lejano de Sassi desviado por la defensa inglesa. El dominio inglés se fue al garete cuando Walker cometió un infantil penalti sobre Ben Youssef, que recibió un codazo del jugador del Manchester City. Desde los once metros, Sassi no perdonó, y puso de nuevo las tablas en el marcador. Pickford rozó el balón, pero no fue suficiente para evitar el tanto tunecino. Llegó entonces el bombardeo final de Inglaterra antes del descanso, y fue cuando el omnipresente Lingard estrelló el balón contra el palo tras recibir un magnífico pase al espacio de Trippier. Merecían más los europeos que veían cómo finalizaba la primera parte con 1-1. 

Al inicio de la segunda parte, el guion era el previsto, con Inglaterra llevando la iniciativa, pero encontrándose con más problemas que en el primer tiempo para llegar a la portería de Túnez. El asedio inglés era más intenso a medida que pasaban los minutos, pero la circulación era lenta y no encontraban resquicio alguno en la muralla tunecina. El único camino era a balón parado, y así lo intentó Trippier primero con un lanzamiento directo que se marchó desviado, y Young después con idéntico resultado. El tiempo pasaba y Túnez comenzaba a celebrar el empate, pero en el descuento apareció el 'killer', sí, otra vez él, otra vez Harry Kane para darle la victoria a Inglaterra. Córner que prolonga de cabeza Maguire y Kane, completamente solo en el segundo palo, cabecea a placer al fondo de la red. A duras penas, pero los tres puntos (y media clasificación) se los lleva Inglaterra.

Con la tecnología de Blogger.