Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Croacia (3) 1-1 (2) Dinamarca: Subasic gana el duelo de porteros y mete a Croacia en cuartos

El meta croata detuvo tres lanzamientos y superó a Schemichel en la tanda de penaltis

Foto: Copa Mundial de la FIFA

Rusia 2018-Octavos de Final

Croacia
Dinamarca1
Ficha técnica
Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pivaric, minuto 80); Rakitic, Brozovic (Kovacic, minuto 71); Rebic, Modric, Perisic (Kramaric, minuto 97); y Mandzukic (Badelj, minuto 108).

Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Mathias Jorgensen, Knudsen; Delaney (Khron-Dehli, minuto 98), Christensen (Schöne, minuto 46), Eriksen; Poulsen, Cornelius (Nicolai Jorgensen, minuto 67) y Braithwaite (Pione Sisto, minuto 105).

Goles: 0-1, minuto 2: Mathias Jorgensen; 1-1, minuto 4: Mandzukic.

Árbitro: Néstor Pitana (Argentina). TA: Mathias Jorgensen (115').

Incidencias: Encuentro correspondiente a los octavos de final de la Copa Mundial de Rusia disputado en el Nizhny Nóvgorod Stadium ante 55.300 espectadores.
Y Subasic se convirtió en héroe. Croacia ha conseguido la clasificación para los cuartos de final de un Mundial por segunda vez en su historia. La selección de Dalic, se impuso a Dinamarca en una tanda de penaltis de infarto en la que el meta del Mónaco detuvo tres lanzamientos y Kasper Schmeichel, que ya le había parado uno en la prórroga a Modric, atrapó dos. Una muestra más de la apasionante Copa del Mundo que se está disputando en Rusia. 

El comienzo de partido fue frenético y la apuesta danesa por el fútbol directo quedó justificada a los 57 segundos. Delaney prolongó un saque de banda larguísimo de Knudsen y Mathias Jorgensen remachó a la red. Pudo hacer más Subasic por evitar el gol más rápido de este Mundial. Le duró más bien poco la alegría a Dinamarca. Una buena combinación por derecha de Rebic y Vrsaljko acabó en una jugada embarullada. Mandzukic se aprovechó de un pelotazo involuntario de Dalsgaard a su compañero Christensen para marcar a placer el 1-1. Sólo habían transcurrido 3 minutos y 37 segundos. Nunca en la historia de los Mundiales dos equipos habían marcado dos goles tan pronto en un mismo encuentro.

Empezaba, entonces, un partido nuevo sin un dominador claro. Croacia trataba de dominar a través de la posesión, pero había alternativas para unos y otros: Subasic salvó un mano a mano con Braithwaite en el minuto 27, Schmeichel desvió un disparo de Rakitic desde la frontal minutos después y un centro de Eriksen se estrelló en la cruceta al borde del descanso.

El segundo tiempo adoptó un ritmo de juego más bajo y los porteros apenas tuvieron que intervenir. Dinamarca dio un paso al frente en la presión con la entrada de Schöne por Christensen y trató de desactivar la sala de máquinas croata. La primera acción de peligro no llegó hasta el minuto 72. Yussuf Poulsen ganó la espalda a Strinic y sirvió atrás para Jorgensen, que se encontró con Subasic. Croacia reaccionó tras la entrada de Kovacic por Brozovic de la mano de un extraordinario Rebic, que se convierte en uno de los grandes descubrimientos del torneo. Hubo un último intento por evitar la prórroga de la mano de Rakitic, que probó en el minuto 92 con un disparo que se marchó  a la izquierda de la portería de Kasper Schmeichel.

La prórroga siguió el mismo guion del segundo tiempo y Dinamarca salió al césped con una marcha más. Schöne y Kramaric rompieron la monotonía en el primer tiempo de la prórroga con un tiro que salió rozando el palo y un centro que se envenenó y que sacó Schmeichel bajo la línea. Cuando todo el mundo vislumbraba ya una tanda de penaltis apareció Modric. El croata apareció para filtrar un magnífico pase a Rebic, que regateó a Schmeichel y cuando iba a marcar, Mathias Jorgensen le derribó por detrás. Y la jugada no le pudo salir mejor. Kasper Schmeichel detuvo el lanzamiento de Luka Modric para alegría de su padre Peter, que estaba en la grada.

Ahora sí, llegó la tanda de penaltis. Schmeichel, crecido por la última intervención, adivinó los lanzamientos de Badelj y Pivaric, pero Subasic estuvo aún más acertado que él. El meta del Mónaco se impuso a Eriksen, Schöne y Khron-Dehli para clasificar a su selección a los cuartos de final.

Con la tecnología de Blogger.