Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Real Zaragoza 2-1 Rayo Majadahonda: Pombo y Ros mantienen viva la llama de La Romareda

Primeros tres puntos del Real Zaragoza gracias a una notable primera mitad, aunque terminó pidiendo la hora

Jorge Pombo ha sido el autor del primer gol del Real Zaragoza 2018/2019. Foto: @RealZaragoza


LaLiga 1|2|3 - Jornada 1

Zaragoza2
Majadahonda1
Ficha técnica
Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, Grippo, Álex Muñoz, Lasure; Verdasca (Nieto, min. 77), Javi Ros, James, Buff (Papunashvili, min. 80); Pombo y Marc Gual (Aguirre, min. 89). 

Rayo Majadahonda: Basilio; Iza Carcelén, Galán, García, Morillas, Valentín (Schiappacase, min. 89); Varela, Rafa, Enzo Zidane (Martínez, min. 46); Varela y Jeisson (García, min. 63) 

Goles: 1-0; Pombo (min. 33), 2-0; Javi Ros, de penalti (min. 44), 2-1; Martínez (min. 85). 

Árbitro: Soto Grado (comité riojano). Amonestó a Verdasca (min. 14), a Ros (min. 71) y a James (min. 74) por parte del Real Zaragoza; y a Enzo (min. 31) por parte del Rayo. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 1ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en La Romareda ante 18.500 espectadores
El Real Zaragoza ha sumado sus tres primeros puntos de la temporada con una victoria ante el debutante Rayo Majadahonda. Los de Imanol Idiakez firmaron una notable primera mitad cuando, a base de paciencia, cimentó el triunfo con goles de Pombo y Ros, de penalti. En el segundo tiempo, los blanquillos perdonaron hasta cinco ocasiones claras para sentenciar y los madrileños pusieron el miedo en los últimos cinco minutos. 

La primera llegada con cierto peligro sería para los madrileños. Enzo Zidane colgó una falta al corazón del área que tuvo que despejar Álex Muñoz. Respondió el Zaragoza con una internada de Javi Ros que terminó en córner. Le costaba a los de Idiakez convertir la posesión del balón en ocasiones ante un Rayo bien trabajado tácticamente y que castigaba cualquier pequeño despiste de los blanquillos. 

El partido transcurría con el guion ideal para el Rayo Majadahonda, sin que apenas pasara nada y con el Zaragoza, por el momento, demasiado impaciente. A los 30 minutos, la grada reclamó la expulsión de Enzo Zidane por una plancha sobre el pecho de Javi Ros, pero el colegiado Soto Grado solo mostró la cartulina amarilla. 

Necesitaba el Zaragoza la profundidad de sus laterales, y de ahí llegó el primer gol de partido. Benito se animó a llegar hasta el lateral del área, cedió atrás a Verdasca, quien colgó el balón al área y, cuando parecía que se iba a perder, apareció Pombo para empujar el esférico a la meta de Basilio. El "8" zaragocista tuvo el segundo tanto en su bota derecha gracias a un buen servicio de Marc Gual, pero el disparo se le marchó escorado. 

El equipo quería más y fue a buscar el segundo. En una gran jugada personal de James, que levantó a la grada con tres recortes, Ros probó el disparo desde la frontal del área, le cayó el rechace y, en la disputa, fue derribado por la zaga madrileña. El tudelano, capitán ante la ausencia de Zapater, no fallaría desde los once metros ante Basilio para poner el 2-0. 

El Rayo Majadahonda quiso reaccionar en la segunda mitad y tuvo el gol en las botas de Jeisson, pero su remate rozó el palo de Cristian. De nuevo, una pérdida de Verdasca propició la contra visitante. A los pocos minutos, el portero zaragocista tuvo que tirar de reflejos para evitar el gol de Toni Martínez desde dentro del área. En el córner, el balón se pasó sin encontrar rematador por el área pequeña, a apenas un metro de la línea de gol. 

El partido perdió ritmo y el Zaragoza reclamaba movimientos que dieran refresco desde el banquillo. Javi Ros tuvo otra vez el tercero, pero no pudo aprovechar un rechace de Basilio a Marc Gual. También Buff tuvo el gol en su bota, pero el disparo se le marchó rozando el palo. Pombo se uniría también a los fallos ante la meta rival. Al canterano estuvo demasiado chupón al internarse en el área, ya que tenía solo a Buff esperando para empujarla. 

Llegó la recta final del partido con el runrún de un marcador demasiado corto. Y pasó lo que tenía que pasar. En un contragolpe, Martínez recibió el balón dentro del área y batió a Cristian Álvarez de un disparo cruzado. Era el 2-1 y ahora todo podía pasar en los últimos cinco minutos. 

Finalmente, el Zaragoza resistió los últimos impulsos de un Rayo también muy agotado y los tres puntos se quedaron en La Romareda.

Con la tecnología de Blogger.