Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Alavés 2-1 Espanyol: Abelardo neutraliza la pizarra de Rubi

El Alavés consigue su primera victoria de la temporada ante un Espanyol (2-1) que no supo repetir la buena actuación de la pasada jornada

Foto: Alavés


LaLiga Santander-Jornada 3

Alavés2
Espanyol1
Ficha técnica
Alavés: Pacheco; Martín, Laguardia, Maripán, Rubén Duarte;  Ibai Gómez (Ximo Navarro, min. 84), Wakaso, Manu García, Jony (Adrián Marín, min. 80); Sobrino y Borja Bastón (Guidetti, min. 63).

Espanyol: Diego López; Javi López (Hernán Pérez, min. 77), David López, Hermoso, Dídac; Marc Roca (Piatti, min. 83), Granero (Melendo, min. 66), Darder; Leo Baptistao, Borja Iglesias y Sergio García.

Goles: 0-1, Leo Baptistao (min. 41, penalti); 1-1, Borja Bastón (min. 57); 2-1, Rubén Sobrino (min. 59).

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (colegio gallego). Amonestó a Wakaso, Manu García, Laguardia y Pacheco por el Alavés y a Sergi Darder, Borja Iglesias y Leo Baptistao por el Espanyol.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio de Mendizorroza ante 18.052 espectadores.
El Alavés se estrena en Mendizorroza. El equipo de Abelardo venció por dos goles a uno al Espanyol de Rubi tras neutralizar el juego posicional de los catalanes a base de un ritmo muy alto, agresividad y, en la última parte del partido, una defensa férrea en el área propia. El Espanyol se adelantó gracias a un penalti concedido con el VAR, y al principio de la segunda parte marcó el segundo, pero fue anulado por el VAR y el Alavés aprovechó la situación para darle la vuelta al marcador. Tras eso, encerrona defensiva que Rubi intentó solucionar con cambios ultraofensivos, pero los de Abelardo fueron capaces de mantener el resultado a favor.

El Alavés empezó el partido con una intensidad mucho mayor que el equipo barcelonés. Tan solo pasaron dos minutos y el Alavés ya había realizado su primer disparo a puerta; de hecho, esa primera ocasión fue un gol anulado por mano a Manu García, quien bajó el balón con su antebrazo para colocar el balón al primer palo de Diego López. Sin embargo, tras el gol anulado el partido se calmó y el dominio se repartió entre los dos equipos.

Con el paso de los minutos, el Espanyol fue implementando poco a poco su dominio a base de retener el balón y avanzar con sus carrileros. El Alavés intentó parar al equipo periquito cortando el juego con faltas y aprovechando las oportunidades para salir a la contra. Tuvo una muy clara Rubén Sobrino, pero a la hora de chutar le dio a la rodilla de David López en lugar de al balón. El Espanyol, por su parte, tuvo una oportunidad con una falta botada por Granero y un disparo desde lejos de Baptistao, pero la primera se estrelló contra la barrera y en la segunda intervino Pacheco.

El Alavés intentó valerse del aumento de intensidad para no dejar pensar a los jugadores del Espanyol y provocar errores en su juego, pero eso conllevó también un aumento de la agresividad. En el minuto 40, y tras consultarlo con el VAR, Iglesias Villanueva concedió un penalti al Espanyol tras un agarrón de Laguardia a David López en un córner, que Baptistao se encargó de transformar en gol.

Nada más comenzar la segunda parte, el VAR volvió a actuar: en esta ocasión, para anular un gol de Sergio García por fuera de juego de Borja Iglesias, quien se encontraba en la trayectoria de la pelota y dificultaba la visión de Pacheco. Y tras la incertidumbre provocada por la jugada anulada, el Alavés reaccionó. En tan solo dos minutos, los vitorianos le daron la vuelta al marcador: primero Borja Bastón de cabeza en el 57, tras un saque de banda y un mal rechace de la defensa periquita. Dos minutos después, una contra por banda diestra liderada por Jony, Rubé Sobrino tan solo tuvo que poner el pie al centro del extremo cedido por el Málaga para anotar el segundo.

Tras la remontada, el Alavés plantó el autobús, cambiando a los dos extremos por dos laterales, mientras que Rubi hizo todo lo contrario: entraron al campo Melendo, Hernán Pérez y Piatti por Granero, Javi López y Marc Roca, llegando a situar 5 delanteros (6 si contamos a Melendo) en el campo. Sin embargo, esto solo sirvió para que el Espanyol se rompiera del todo y olvidara el juego que le permitió ganar al Valencia y avanzarse en la primera parte. Los de Abelardo entendieron perfectamente el contexto del partido y tan solo tuvieron que esperar ordenador en defensa a que el tiempo terminara. Y así, el Alavés consiguió su primera victoria de la temporada ante un Espanyol que no supo ejecutar su plan de juego tan bien como en la jornada anterior y que mostró una inseguridad defensiva preocupante.

Con la tecnología de Blogger.