Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Real Oviedo 0-4 Real Zaragoza: El Zaragoza toma el Tartiere

Soberbio partido de los de Idiakez, que fulminaron al Oviedo con goles de Álvaro Vázquez, Verdasca, James y Soro

Álvaro Vázquez anotó su segundo tanto en su segundo partido como titular. Foto: @RealZaragoza


LaLiga 1|2|3 - Jornada 4

Real Oviedo0
Zaragoza4
Ficha técnica
Real Oviedo: Herrero; Diegui (Níguez, min. 60), Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Tejera, Javi Muñoz (Toché, min. 58), Boateng (Folch, min. 45); Bárcenas, Saúl Berjón, y Joselu  
Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, Grippo, Verdasca, Lasure; Javi Ros, Zapater (Nieto, min. 87), James, Pombo; Marc Gual (Aguirre, min. 66) y Álvaro Vázquez (Soro, min. 75) 

Goles: 0-1; Vázquez (min. 15), 0-2; Verdasca (min. 53), 0-3; James (min. 77), 0-4; Soro (min. 86). 

Árbitro: Ocón Arraiz (comité riojano). Amonestó a Tejera (min. 9) por parte del Real Oviedo y a Grippo (min. 30) por parte del Real Zaragoza. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el Carlos Tartiere ante 13.770 espectadores.
El Real Zaragoza se confirma como candidato a todo tras dar un golpetazo sobre la mesa en el Carlos Tartiere. Los de Idiakez firmaron un excelso partido para golear por 0-4 al Real Oviedo en su feudo. Álvaro Vázquez en la primera mitad, Verdasca al inicio de la segunda parte, y James y Soro con los carbayones volcados firman una victoria para soñar. 

El técnico zaragocista volvió a apostar por el tridente Pombo-Gual-Vázquez que dio un baño a Las Palmas hace siete días durante 45 minutos. Idiakez demostró valentía y no dudó en ir a por la victoria desde el primer minuto ante un Oviedo amordazado que no encontró la forma de contrarrestar el juego por dentro del Zaragoza. 

El equipo hoy tomate salió sin dudarlo hacia la portería de Alfonso Herrero, quien, aunque poco pudo hacer en los goles, apenas detuvo un disparo a puerta del Zaragoza. En cinco minutos, los aragoneses habían lanzado dos saques de esquina, lanzado una falta desde la frontal a la barrera y buscado la portería con una volea que se marchó fuera. Respondió el Oviedo con un disparo de Tejera, que atrapó Cristian en dos tiempos. 

Sería el Zaragoza quien golpearía primero. Ros, que realizó un partido casi perfecto como pivote por delante de la defensa, encontró la espalda de los centrales con un largo pase de 40 metros y Álvaro Vázquez puso el balón junto a la base del poste de Herrero. Era el segundo gol del lobo en su segunda titularidad como zaragocista. 

No se detendría el Zaragoza. Comandados por un Pombo por el que pasaron prácticamente todas las jugadas de peligro, cada recuperación de balón era un contragolpe muy peligroso ante la zaga del Oviedo. Mención especial merece James I de Aragón, un todoterreno incansable e indestructible al servicio del ejército zaragocista. Marc Gual tuvo el segundo en sus botas, pero, tras dos recortes, se le echó encima la defensa y no pudo superar a Herrero. Los de Anquela intentaban llevar peligro, sobre todo con Berjón por su banda izquierda, pero los muros de Grippo y Verdasca apenas tuvieron grieta alguna. 

La segunda parte arrancó con la mente puesta en el partido del Zaragoza ante Las Palmas, cuando los aragoneses dejaron vivo a los canarios en la primera mitad y lo acabaron pagando en la segunda. De hecho, Javi Ros salvó el empate desde el suelo a un disparo de Javi Muñoz. Pero el guion fue totalmente distinto. En un córner puesto al corazón del área por James (en serio, es una máquina), Verdasca metió la bota para colar el balón en la meta de Herrero

Anquela decidió dar entrada a más pólvora con Toché y Aarón Ñíguez, quitando a un mediocentro como Javi Muñoz y a un lateral como Diegui. El entrenador jienense apostó por romper a su equipo y dejarlo todo al empate. Es decir, o remontaba o se llevaba un saco, y el partido se convirtió en un correcalles. El Zaragoza tuvo el tercero con un triple disparo de Álvaro, Gual y James, pero el palo y Cristian evitaron que el Oviedo acortara distancias en un saque de esquina y diera esperanzas a su parroquia. 

Quiso contrarrestar Idiakez la avalancha que se avecinaba en los minutos finales y buscó velocidad a la contra con Aguirre y Soro. Dos movimientos que a la postre resultaron decisivos, aunque no acabara de convencer que retirara, de nuevo, a Álvaro Vázquez y Marc Gual para jugar sin referencia ofensiva. Así, James cambió el modo recuperador por el modo jugón para firmar una preciosa pared y quedarse solo ante Herrero, a quien batió con un gran movimiento de pies

Faltaban diez minutos y los tres puntos ya estaban bien amarrados en la maleta del autobús dirección Zaragoza, pero los jugadores querían más sangre. Al contraataque, Pombo dejó solo a Aguirre ante Herrero, quien esta vez ganó la partida, pero no pudo evitar que Soro, prometedora joya, hiciera de cabeza el cuarto a puerta vacía y redondeara una tarde que se recordará entre la afición zaragocista.

Con la tecnología de Blogger.