Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Real Zaragoza 1-1 Tenerife: Acosta fulmina a Idiakez en el 95

Un cabezazo de Acosta en el minuto 95 firma la sentencia de Imanol Idiakez, que respiraba con un gol de penalti de Ros, pero terminó ahogado a balón parado

El Zaragoza suma su séptimo partido sin ganar y no puede evitar su hundimiento en la tabla. Foto: Real Zaragoza


LaLiga 1|2|3 - Jornada 10

Zaragoza1
Tenerife1
Ficha técnica
Real Zaragoza: C. Álvarez; Delmás, Verdasca, Álex Muñoz, Lasure; Javi Ros, Zapater, James; Soro (Medina, m.77), Aguirre (Perone, m.91) y Pombo (Oliver Buff, m.90) 

Tenerife: Dani Hernández; Luis Pérez, Sáenz, Alberto, Carlos Ruiz, Héctor Hernández (Malbasic, m.89); Suso (Joao, m.70), Undabarrena, Luis Milla, Acosta; Nano Mesa (Naranjo, m.60) 

Goles: 1-0, m.86: Javi Ros, de penalti. 1-1, m.96: Acosta 

Árbitro: De la Fuente Ramos, comité castellano-leonés. Amonestó del Real Zaragoza a Javi Ros, Diogo Verdasca y Álex Muñoz. Del Tenerife a Nano Mesa, Jorge Saenz, Dani Hernández, Bryan y Naranjo. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 10ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en La Romareda ante 22.000 espectadores.
Solo le valía una victoria a Imanol Idiakez para continuar siendo entrenador del Real Zaragoza, y la tuvo en su mano hasta el minuto 95. Y es que un gol de cabeza, cómo no, a balón parado, de Brian Acosta ha firmado el acta de sentencia del técnico vasco en La Romareda. Iba a ser Javi Ros, fiel a Idiakez, quien salvara su cabeza gracias a un gol de penalti en el 88, pero su destino estaba escrito y estaba lejos de la capital aragonesa

Idiakez se la jugaba con cuatro cambios, Delmás, Álex Muñoz, Soro y Aguirre, y con Eguaras en el banquillo. Mientras, Oltra buscaba una reacción con Héctor en el lateral zurdo y Brian Acosta por Montañés. La primera parte fue mala, muy mala, horrenda. No tuvo ritmo ni fútbol, con un Tenerife bien plantado con su defensa de cinco y que cortocircuitaba todo el centro del campo del Zaragoza. 

Los canarios tuvieron la ocasión más clara de la primera mitad en el minuto 27, cuando Suso se plantó delante de Cristian y solo Álex Muñoz sobre la línea de gol pudo evitar el primero de la noche. El Zaragoza estaba descompuesto y sin síntomas de vida, sin capacidad de crear nada en ataque, más con las bajas de Marc Gual y Álvaro Vázquez, y el entramado defensivo de Oltra estaba desquiciando al equipo en la creación. 

Tras el descanso, el Real Zaragoza por fin salió de vestuarios y comenzó a meter intensidad a su fútbol. El balón comenzaba a fluir y Soro y Aguirre hacían daño. A los tres minutos, Lasure lanzó un misil que fue repelido por el larguero. Cinco minutos después, y tras comerse De la Fuente Ramos un claro penalti por agarrón en un córner, James probó fortuna desde dentro del área y Álex Muñoz no pudo enviar a portería un cabezazo. 

Con el Zaragoza adelantando metros en la presión, Oltra apostó por Naranjo para buscar las cosquillas a la espalda de la defensa. Suso se revolvió dentro del área y buscó batir a Cristian, pero el balón se le marchó al lateral de la red. Respondió Pombo con un duro disparo desde la frontal, pero Dani Hernández estuvo seguro en su primera intervención del partido, en el minuto 77. 

Llegaron los últimos diez minutos e Idiakez se decidió a mover el equipo, con Jeison Medina en la delantera. El colombiano, quién lo diría, estuvo en todas las acciones de peligro del Zaragoza. Primero, le faltaron milímetros para rematar a puerta vacía un centro de Aguirre y, después, forzó el penalti de Dani Hernández que significó el gol de Javi Ros en el minuto 88. Idiakez quiso asegurar el 1-0 e introdujo a Bruno Perone para cerrar con una defensa de tres centrales, pero cuando te sale todo mal, estas condenado. 

Faltan segundos para el 95 cuando Álex Muñoz cometió una falta tonta en el lateral del área. El Zaragoza volvía a defender horriblemente el balón parado y dejaba entrar a Brian Acosta sin oposición, que rompería la meta de Cristian con un directo cabezazo. 

Solo le valía una victoria y este testarazo de Acosta terminó por fulminar, de forma prácticamente inmediata, a Imanol Idiakez. El equipo aspiraba a esta arriba durante el segundo año del proyecto de Lalo, pero un nefasto mes cuesta abajo y unas sensaciones cada día más decepcionantes han liquidado al técnico vasco.

Con la tecnología de Blogger.