Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Real Oviedo 2-1 Sporting: Los ovetenses se llevan el primer derbi de la temporada

Quince minutos le bastan al Real Oviedo para llevarse el derbi asturiano ante un Sporting que apenas creó peligro sobre la portería de Champagne

Foto @juanjocastro


LaLiga 1|2|3-Jornada 14

Real Oviedo2
Sporting0
Ficha técnica
Real Oviedo: Champagne; Bárcenas (Carlos Martínez, m. 71), Javi Hernández, Alanís, Forlín; Berjón (Diegui Johannesson, m. 85), Folch, Tejera, Mossa; Joselu e Ibra (Toché, m. 85).

Sporting de Gijón: Mariño; Molinero, Álex Pérez, Babín, Canella; Carmona, Cristian (Cofie, m. 62), Hernán, Isma Cerro (Traver, m. 4); Pablo Pérez (Djurdjevic, m. 69) y Neftalí.

Goles: 1-0 M. 6: Ibra; 2-0 M. 14: Alanís; 2-1 M. 73: Carmona;

Árbitro: Trujillo Suárez (Colegio tinerfeño). Amonestó a Berjón (40'), Tejera (57') y Javi Hernández (87') en el Real Oviedo y a Cristian Salvador (29'), Molinero (51'), Hernán (54') y Neftalí (87') en el Sporting de Gijón.

Incidencias: Partido correspondiente a la 14ª jornada de Liga disputado en el Carlos Tartiere (Oviedo) ante 23.175 espectadores.
Regresaba la fecha en la que toda Asturias se moviliza para ver a sus dos máximos exponentes futbolísticos, el Real Oviedo y el Real Sporting de Gijón, esta vez en el Carlos Tartiere. Nadie se quería perder el derbi y esto se vio reflejado en los onces de ambos equipos. En el conjunto ovetense volvía su capitán Saúl Berjón de lesión y reaparecía en el once titular. Mientras que, en el conjunto rojiblanco, regresaba ‒también de lesión‒ su capitán Roberto Canella al lateral izquierdo. 

Ni el peor agorero hubiese previsto los contratiempos a los que se ha tenido que enfrentar el Sporting hoy. Comenzaba el encuentro con el primer obstáculo para el equipo de Baraja. En el minuto uno, tras una pérdida de balón del Sporting, se lesionaba Isma Cerro que tenía que retirarse en camilla. Esto no iba a ser lo peor puesto que, en el minuto cinco, tras una jugada a balón parado botada por Saúl Berjón y una serie de remates, el balón le llegaba a Ibrahima Baldé, quien solo dentro del área adelantaba a los ovetenses en el marcador con un espectacular remate de chilena. A raíz del gol, el Oviedo llevó la manija del encuentro ante un Sporting aturdido y a punto estuvo de hacer el segundo debido a un malentendido entre Álex Pérez y Mariño, que salvó en última instancia el gallego. Por si esto hubiera sido poco, en el minuto catorce, tras otra jugada a balón parado, Oswaldo Alanís remataba solo entre tres defensores rojiblancos para hacer el dos a cero. Se le ponía cuesta arriba el partido al Sporting, que tenía que remar para tratar de darle la vuelta al marcador. 

Estábamos en el minuto quince, por lo que todavía había tiempo para la reacción. Sin embargo, durante los primeros cuarenta y cinco minutos, no se vislumbró ningún atisbo de esperanza. El dominio y las ocasiones las estaba poniendo el conjunto ovetense, mientras que los de Baraja no mostraban buenas sensaciones sobre el verde y su juego estaba siendo muy bien repelido por esa línea de cuatro que había plantado Anquela en el centro del campo. Tocaba mover ficha y hacer alguna variación táctica para tratar de romper el cerrojo defensivo, pero no fue así. Nos íbamos al descanso con cero remates a puerta del Sporting, sin apenas crear peligro sobre la portería de Champagne y con un Oviedo que buscaba finiquitar el encuentro en alguna contra aprovechando la velocidad de Ibrahima y Joselu. 

Al comienzo de la segunda parte se tenía que marchar retirado el capitán azulón por molestias y entraba en su lugar el islandés Diegui. Cambio defensivo de Juan Antonio Anquela para tratar de aguantar el resultado. Por su parte, los rojiblancos seguían sin reaccionar y su entrenador sin realizar cambios estratégicos que mejorasen el juego y le diesen fluidez, puesto que el segundo cambio fue también obligado a causa de unas molestias de Cristian Salvador. El equipo estaba sin ideas y cada llegada del Oviedo ocasionaba peligro sobre la meta de Mariño debido al desconcierto que estaba viviendo su defensa. El partido parecía sentenciado para los locales hasta que, en el minuto 72, el árbitro señaló un penalti sobre Neftali que transformaría Carlos Carmona. Parece costumbre, pero últimamente los goles del Sporting siguen este método, lo que no deja muy buenas sensaciones en cuanto al juego del equipo. 

Quedaban quince minutos de sufrimiento y, por una vez en el partido, los jugadores rojiblancos se creían capaces de al menos sumar un punto en su visita al campo del eterno rival. En la retina de los aficionados estaba el heroico punto que rescataron la semana pasada en su estadio ante el Málaga en el minuto 94. A pesar de ello, los minutos pasaban pero las ocasiones no llegaban. Así llegamos al final del primer derbi asturiano de la presente campaña, en el que el Real Oviedo vuelve a la senda de la victoria tras tres partidos sin ganar y hunde a su eterno rival que terminará la jornada a dos puntos de los puestos de descenso. 


Con la tecnología de Blogger.