Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

FC Barcelona 6-1 Sevilla FC: Rodillo blaugrana para alejar fantasmas

Exhibición del campeón azulgrana ante un Sevilla que casi nunca pudo

Foto: FC Barcelona



Copa del Rey-1/14 (Vuelta)

Barcelona6
Sevilla1
Ficha técnica
FC Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Arthur (Aleñá, 90'), Busquets, Rakitic (Arturo Vidal, 76'); Messi, Luis Suárez, Coutinho (Nélson Semedo, 81').

Sevilla: Juan Soriano; Sergi Gómez, Carriço, Kjaer; Sarabia, Banega (Ben Yedder, 77'), Amadou, Roque Mesa (Franco Vázquez, 77'), Guilherme Arana (Bryan Gil, 84'); André Silva, Promes.

Goles: 1-0, 13' Coutinho (p.); 2-0, 31' Rakitic; 3-0, 53' Coutinho; 4-0, 54' Sergi Roberto; 4-1, 67' Guilherme Arana; 5-1, 89' Luis Suárez; 6-1, 92' Messi.

Árbitro: Sánchez Martínez (Comité murciano). Amonestó a Luis Suárez (30'), Roque Mesa (30'), Carriço (34') y Sergi Gómez (72').

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou (Barcelona) ante 58.050 espectadores.
Se disputaba en el día de hoy un partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey que reeditaba la última final disputada.

Partía el Sevilla con una ventaja por 2 goles a 0 del partido de ida que no tranquilizaba a ninguno de los dos equipos. Y comenzaba el choque con un alto ritmo del equipo azulgrana, buscando con ahínco la meta sevillista para poder recortar lo antes posible la desventaja acumulada. 

Y pronto, en el minutos 12, un discutido penalti, que parecía no serlo en las repeticiones ya que el propio Messi golpeaba el suelo al chutar, lo transformaba Coutinho, anotando el primero del partido. 

El conjunto visitante acusaba el golpe recibido y sufría de lo lindo ante las acometidas del equipo de Valverde, que estaba ante sus mejores minutos.Pero en el minuto 23 llegaría la mejor del Sevilla, tras arrancada de Promes por la banda y espectacular taconazo de Silva que entre Cillessen y el palo desbaratan la acción.

Sin embargo, a renglón seguido, un derribo de Piqué a Roque Mesa es sancionado con penalti a favor del Sevilla. El VAR entró en juego por un posible fuera de juego del jugador canario, aunque acabó dándolo. Parece que se encargó el VAR de compensar el error anterior en el penalti de Messi. 

Se encargaba Banega de tirarlo, pero el meta azulgrana hacía un paradón para evitar el tanto sevillista. Ahí está una de las diferencias entre un equipo y otro, aprovechar las opciones, aunque sean regalos.

Partido de muchísima tensión por ambos bandos, llevando  el equipo local el peso y la velocidad en el juego, pero con un Juan Soriano que se mostraba seguro bajos los palos. 

Aunque en el minuto 31, un pase interior de Arthur para Rakitic coge a media salida al portero andaluz y el propio Rakitic, con un leve toque, hacía el segundo en el luminoso, igualando en tan solo media hora igualar la eliminatoria.

Difícil papeleta para el equipo de Machín, que había salido con menos marchas que el conjunto entrenado por Valverde.

A partir de ahí, la primera mitad fue transcurriendo con el mismo guion definido. Un Barcelona que seguía dominando y un Sevilla que trataba de defenderse y salir a la contra para poder tener alguna opción de anotar gol, pero tanto la defensa blaugrana como el meta local se encargaron de dejar a cero su portería.

Así se llegaba al descanso, con la eliminatoria igualada y las espadas en todo lo alto. Tiempo de reconducir las estrategias e intentar decantar de manera definitiva la balanza para alguno de los dos equipos.

Sin cambios en el comienzo de la segunda parte, el Sevilla parecía salir con algo más de intención ofensiva, aunque sin llevar mucho peligro a la meta de Cillessen. Sin embargo, golpeó de nuevo el Barcelona, que en el minuto 51 disparó por medio de Messi con parada de Soriano.

Sin tiempo a respirar, Suarez centra al interior del área y Coutinho de cabeza batía al meta sevillista para poner ya en ventaja al Barcelona en la eliminatoria. Segundo del delantero brasileño. 

Y al minuto siguiente, Messi arranca desde su campo y deja a Sergi Roberto el esférico para que chute y bata de nuevo a un Juan Soriano que estaba totalmente desbordado. Cuatro a cero y el Sevilla necesitaba ya meter 2 goles y no encajar más. Difícil papeleta para el conjunto de Machín.

Todo era alegría para la parroquia local. El Camp Nou achuchaba y el Sevilla no rascaba bola. Tenía que meter Machín algún cambio de manera inminente. Seguía el rodillo local y en el minuto 57 Coutinho volvía a marcar, aunque esta vez fue anulado por claro fuera de juego del carioca.

Pero en plena fiesta local, en el minuto 67 una contra de Promes, deja el balón a Banega que la cede a Arana y de un zapatazo mete el primer gol visitante. Había partido.

Había murmullo en la grada, el partido y la eliminatoria seguía de lado barcelonista, pero al menos el Sevilla mostraba ganas y orgullo. Partido vibrante, emocionante con más control local pero con opciones del Sevilla.

Y en el minuto 73, ¡¡milagro!!... Messi recibe de Suarez y en el área pequeña fallaba lo que nunca suele errar, con un Juan Soriano que también colaboró con una gran intervención mostrando reflejos y velocidad.

Entraba el partido en fase de stress general... unos para no perder lo que ya tenía en la mano y otro para conseguir la machada. Mientras tanto, la grada seguía apretando a sus jugadores. Machín movía ficha y metía al Mudo y a Ben Yedder por Banega y Roque Mesa. A por todas. Arriesgaba el soriano, pero no había más opciones. El Sevilla intentaba controlar las llegadas del Barcelona, pero sin crear mucho peligro.

Pero de un córner a favor mal sacado llega la contra definitiva en el minuto 88. Messi sale a la contra que cede a Suarez que anota el quinto local. Cuando se tiene esta calidad no se fallan las oportunidades.

Y en plena debacle visitante, en el minuto 91 Messi anota el sexto local. Imposible parar a este equipo jugando así.

Mal planteamiento desde el banquillo sevillista al dejar de inicio fuera a tu mejor portero y tu mejor delantero. Si además fallas ocasiones como un penalti a favor... Y el Sevilla lo ha pagado muy caro.

Victoria justísima del Barcelona que vuelve a ser claro favorito del torneo. Valverde ha demostrado que la alineación de la ida no significaba tirar la Copa, sino rotar a una plantilla que puede afrontar cualquier competición salga quien salga de inicio.

Varapalo sevillista que tendrá que centrarse en intentar aguantar en puesto de Champions en Liga y llegar lo más lejos posible en Europa League. Para el equipo barcelonés, sigue con las ilusiones intactas para alzarse con todas las competiciones.

A ver que depara el sorteo. De momento Valencia, Betis y Barcelona esperan a Real Madrid o Girona para unas semifinales que se antojan emocionantes.

 
Con la tecnología de Blogger.