Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Los Nets siguen de dulce y se llevan el derbi (99-109)

Los Nets, incluso sin Dinwiddie, fueron demasiado para los Knicks. Los hombres de banquillo asumieron el peso del conjunto de Brooklyn

NBA.com


El Bankers Life Fieldhouse de Brooklyn acogió anoche el cclásico derbi neoyorquino entre los Nets y los Knicks. Y fue Noah Vonleh quien centró todos los focos en los primeros minutos. El pívot de los Knicks anotó desde todas las distancias, consiguiendo de los primeros doce puntos de su equipo. Joe Harris se encargó de mantener a Brooklyn cerca de su rival, pero los visitantes llegaron a tener diez puntos de ventaja tras otra canasta de Vonleh (22 puntos, 13 rebotes). Los Nets a penas pudieron rebajar su desventaja a base de tiros libres y el buen trabajo de sus hombres exteriores, dejando el marcador en 37 a 30 al final de un vistoso primer cuarto. 

Nueva York, con un gran Burke (25 puntos) aumentó su mayor ventaja en el inicio de un segundo período donde Brooklyn seguía siendo un coladero en defensa: habían encajado más de 50 puntos y quedaban más de siete minutos para el descanso. Pero el partido cambió cuando se inició una lluvia de triples por parte de ambos equipos en la que los Nets estuvieron más acertados. Los Knicks empezaron a fallarlo todo y estuvieron casi cuatro minutos sin anotar, hecho que aprovecharon Pinson y Napier para ajustar el marcador, e incluso adelantar a Brooklyn. Se llegó al descanso con empate a 60.

Los Nets tomaron algo de ventaja tras pasar por los vestuarios gracias a un Kurucs omnipresente, pero Nueva York no tardó en equilibrar las fuerzas. Fue de nuevo la entrada de los hombres de banquillo la que espabiló a Brooklyn: pese a la baja de Dinwiddie, ellos fueron los encargados de anotar 71 de los 109 puntos de su equipo, casi el 70%. Además de Napier (18 puntos) y Pinson (19 puntos, 8 rebotes) brilló un colosal Ed Davis. Dos tiros libres del pívot dejaron el resultado en 82 a 87 al final del tercer período. 

Davis  (17 puntos, 16 rebotes) siguió perforando el aro rival en el inicio del último cuarto, y los Nets se adelantaron por once puntos tras un triple de Russell. Esta vez los Knicks no tuvieron respuesta, y anotaron sólo cuatro puntos en los primeros cinco minutos del último período. Para entonces, Brooklyn ya se había encargado de cerrar el partido, liderados por un Russell que despertó a tiempo para ayudar a su equipo. La bocina final, con 99 a 109, certificó la décima victoria de los Nets en los últimos doce partidos. El equipo está más que afianzado en la zona de playoffs de la conferencia Este.  

Con la tecnología de Blogger.