Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Manchester City 2-1 Liverpool: "Reds", no iba a ser tan fácil

La victoria "citizen" aprieta la Premier y acaba con el invicto del Liverpool

Sané cruzó el balón haciendo el 2-1 definitivo |  Premier League


Premier League-Jornada 21

Man.City2
Liverpool1
Ficha técnica
Manchester City: Ederson; Danilo, Stones, Kompany (Otamendi, 87’), Laporte (Walker, 86’); Fernandinho, David Silva (Gündogan, 65’), Bernardo Silva; Sané, Sterling, Agüero. 

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson; Henderson, Milner (Fabinho, 56’), Wijnaldum (Sturridge, 85’); Salah, Mané (Shaqiri, 76’), Firmino.

Goles: 1-0, Agüero (40’), 1-1, Firmino (64’), 2-1, Sané (71’).

Árbitro: Anthony Taylor. Amonestó a Lovren (20’), Kompany (31’), Wijnaldum (37’), Laporte (46’), Bernardo (89’).

Público: 54.511 espectadores en el Etihad. 
El partido más esperado y determinante en la clase alta inglesa tenía que disputarse en Navidad. Y es que para los amantes del buen fútbol, este Manchester City - Liverpool ha sido un adelanto de los Reyes Magos. Dos equipos con dos entrenadores impregnadores de un sello tan inconfundible como dispar solo podía deparar un encuentro igualado, con pocas ocasiones y detalles de mucha calidad.

El respeto primaba por encima de cualquier cosa, y el Manchester City controlaba con largas posiciones en zona segura el balón. Difícilmente podremos encontrar un ejemplo más claro que este partido si queremos demostrar eso de que no es tan importante el dibujo táctico como el estilo. La posición de los extremos del City, mucho más destinados al apoyo, estuvieron casi inoperativos en el primer tiempo; los del Liverpool, más centrados y con actitud más agresiva, dejaron alguna combinación muy destacable junto a Firmino. 

En el 18', el Liverpool pudo abrir la lata con la mejor jugada del partido. Salah, Firmino y Mané firmaron una jugada llena de precisión que se topó con el palo y cerca estuvo de entrar al no entenderse Ederson y Stones. Más allá de esta acción, no hubo apenas acercamientos.

Íbamos a tener que esperar al 40' para que, en uno de los muchísimos ataques posicionales que mantendría el City, Agüero se adelantase a Lovren y sin ángulo mandase el balón a guardar. Nada mal cerraba la primera parte el Kun. 

Después del descanso, el Liverpool no cambió demasiado su forma de jugar. La primera parte había sido decente, y Klopp pensó que esperar a hacer los cambios para cambiar dinámicas podía resultar producente. Y así ocurrió, los primeros veinte minutos del segundo acto parecieron una continuación sin cortes del primero. 

Justamente y cuando peor estaba el Liverpool, sufriendo por varias acometidas del City, una acción entre los dos laterales dejaría a Firmino para empujar la pelota a las mallas desde el área pequeña. Minuto 64' y el partido se igualaba. 

Sin embargo, le iba a durar poco la emoción, pues en el minuto 72' Sterling cogía la moto y asistía a un Sané solo gracias a un arrastre de Agüero para que cruzase el balón al palo largo y volviese a poner la balanza a favor de los locales. 

Lo bueno de recibir el gol para el Liverpool es que aún tenía margen de maniobra. Introdujo a Shaqiri en una banda y más tarde a Sturridge buscando el gol de la igualada. Guardiola también reforzó la defensa y se centró en mantener un resultado muy favorable para la lucha por el título.

La cabeza pudo más que el corazón y, en esta ocasión, Guardiola se llevó el gato al agua en el partido clave para el devenir de la competición. Con este resultado el Liverpool sigue como líder en solitario, pero el Manchester City ha recortado la distancia a tan solo cuatro puntos.

Con la tecnología de Blogger.