Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Atlético 1-3 Real Madrid: El Madrid cotiza al alza

Los blancos asaltaron el Wanda en un duelo en el que la polémica y el VAR se erigieron en los principales protagonistas

Bale celebrando el tercer tanto. Foto: Real Madrid


LaLiga Santander-Jornada 23

Atlético1
Real Madrid3
Ficha técnica
AtléticoOblak, Arias, Giménez, Godín, Lucas, Correa (Rodrigo, 65'), Saúl, Thomas, Lemar, Griezmann y Morata (Kalinic, 71').

Real MadridCourtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón, Modric, Casemiro, Kroos (Ceballos, 84', Lucas Vázquez, Benzema (Mariano, 89') y Vinícus (Bale, 57').

Goles0-1, Casemiro (16'); 1-1, Griezmann (25'); 1-2, Sergio Ramos, de penalti (42'); 1-3, Bale (74').

ÁrbitroEstrada Fernández (comité catalán). Amonestó a Lucas Vázquez (22'), Griezmann (24'), Lucas Hernández (58'), Reguilón (64'), Modric (66'), Morata (69') y Saúl (72'). Expulsó por doble amonestación a Thomas (62' y 80').

IncidenciasPartido correspondiente a la 23ª jornada de la Liga Santander disputado en el Wanda Metropolitano en presencia de 68.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Isacio Calleja, ex jugador del Atlético.
El Real Madrid extendió en el Wanda Metropolitano la buena racha que está viviendo en el último mes. Los goles de Casemiro, Ramos y Bale frente al de Griezmann sirvieron para que los de Solari afronten la próxima cita de Champions con garantías tras haber competido bien con el FC Barcelona.

Derbi madrileño que medía a los dos perseguidores del FC Barcelona y que no querían perder la estela de los azulgranas. Es decir, ambos rivales luchan más por el segundo puesto que por el liderato.

El Atlético inició el partido con una presión asfixiante sobre el Real Madrid intentando impedir la circulación del balón madridista. Tanto es así que en los primeros diez minutos, el equipo blanco apenas cruzó el centro del campo del rival. Con el paso de los minutos se fue comprobando como el partido seguía el plan previsto por el Atlético: lucha en el centro del campo y ocasiones de gol casi inexistentes.

Sin embargo, en una de esas pocas oportunidades llegó el primer gol del Real Madrid. Kroos botó un córner, Ramos cabeceó y el balón rebotó en un defensa quedando favorable para Casemiro que, con el último recurso que le quedaba, batió de chilena a Oblak.

Varias ofensivas del Real Madrid pudieron aumentar la ventaja, pero acabó llegando el empate del Atlético, no exento de polémica. La jugada arrancó con una posible falta sobre Vinícius, que derivó en un contraataque y un mano a mano de Griezmann frente a Courtois en el que el francés marcó por debajo de las piernas del belga el tanto de la igualada. El VAR, pausó el encuentro varios minutos evaluando la jugada, pero finalmente dio validez al gol.

Los colchoneros intercambiaban momentos de intensa presión con otros en los que dejaba la posesión para los visitantes. Kroos, desde fuera del área, inquietó tímidamente con un disparo a Oblak.

Finalizando la primera parte volvió a llegar la polémica. El árbitro pitó penalti en una entrada sobre Vinícius en la que no quedaba claro si el contacto se producía dentro del área. El VAR confirmó el penalti y Ramos, esta vez no de Panenka, superó a Oblak disparando a la derecha del guardameta.

Con la victoria blanca se llegaba al descanso con polémica y más goles que fútbol, juego y ocasiones. El principal protagonista, el VAR.

La primera aparición en ataque en la reanudación fue del Atlético de Madrid. Morata, poco participativo, controló el balón al borde del área y se la dejó a Griezmann, que disparó desviado. El VAR volvió a ser protagonista al anular un gol a Morata, que había superado a Courtois con una vaselina. Por muy poco, pero la posición del ex jugador blanco era ilegal.

Volvió a mostrarse en ataque el Atlético y Giménez pudo empatar el encuentro pero su gran disparo fue despejado, a su vez, por una gran parada de Courtois. A partir de entonces, el partido comenzó una vorágine de faltas, tarjetas amarillas y parones en el juego que detuvieron el ritmo del encuentro.

El Real Madrid no había tenido ninguna oportunidad en todo el segundo tiempo, pero en un contraataque Modric envió un pase al hueco a Bale y el galés batió por bajo a Oblak con un disparo seco. En la celebración posterior Bale encendió los ánimos de la grada al realizar un corte de mangas.

Si el duelo no estaba sentenciado en ese momento, lo estuvo cuando Thomas vio la segunda amarilla tras una dura entrada sobre Kroos. Con dos goles de desventaja y un hombre menos, las opciones rojiblancas eran remotas.

En los minutos finales, Bale tuvo varias opciones para elevar su cuenta goleadora y la de su equipo pero vio cómo su disparos se marcharon fuera de la portería rojiblanca. Así cerró el Real Madrid el partido, volviendo a exhibir las buenas sensaciones del último mes y que le colocan el segundo puesto de la tabla. Por su parte, el Atlético sumó su segunda derrota consecutiva y la primera frente a su eterno rival en el nuevo feudo rojiblanco.

Con la tecnología de Blogger.