Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Levante 0-0 Getafe: Fue el partido de Bordalás

Levante y Getafe empataron un partido espeso y de interrupciones constantes

Foto: Getafe CF


LaLiga Santander-Jornada 22

Levante0
Getafe0
Ficha técnica
Levante: Aitor Fernández; Jason, Cabaco, Vezo, Coke, Toño, Campaña, Rochina (Vukcevic, m.81), Bardhi (Borja Mayoral, m.71), Roger (Dwamena, m.78), Morales.

Getafe: Soria; Damián, Miquel, Arambarri, Olivera, Samu Sáiz (Hugo Duro, m.85), Maksimovic, Flamini, Foulquier, Ángel (Antunes, m.70), Mata (Jorge Molina, m.62).

Árbitro: Cordero Vega (Comité cántabro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Rochina, Campaña y Cabaco y a los visitantes Flamini, Miquel y Foulquier.

Incidencias: partido de la jornada 22 de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 18.400 espectadores. Se guardo un minuto de silencio en memoria de exjugador del Levante Francisco Sampedro Lluesma y del exdirector deportivo de la entidad Ricardo Chover.
No hubo primer tiempo. Si me apuras, tampoco segundo. El partido fue de futbol, pero no de espectáculo. El sueño se apoderó de hinchada y aficionados que veían pasar los minutos con el tedio habitual de la misa de domingo. Únicamente los primeros 20 minutos del segundo tiempo en los que el Levante apretó y 5 del tercio final donde el Getafe, se acercó, parecieron animar un partido que se salvó, porque después era la hora de comer.

El Getafe llegó a la ciudad que días antes lo sucumbió en el infierno. Donde sus jugadores cayeron, se desesperaron y perdieron. En Mestalla se vio un conjunto azulón batallador, al borde del reglamento (o superándolo en demasiadas ocasiones) que hasta el último momento hizo el partido que quería. En el Ciutat las cosas eran diferentes. El Levante no venia con la idea de remontar un marcador adverso, pero si una dinámica negativa y el Getafe, no debía mantener un resultado favorable, o eso parecía. 5 minutos necesitaron los madrileños para demostrar que partido había planteado Bordalás para el partido de hoy. Al Getafe le valía el 0-0 (como se demostró en la celebración final de algunos jugadores azulones) y fue con esa idea hasta el final. Instauraron un ritmo bajo, de pretemporada, al que el Levante sentirse incapaz de alterarlo. Sin ocasiones, ni acercamientos de los jugadores del Getafe, los minutos sucedían. La instrucción era clara, cuando el Levante combine rápido dos o tres pases, la jugada se corta, saque de banda con paciencia y demora o entrada al limite del reglamento. Si fuera tenis, el Getafe seria ese jugador que devuelve las pelotas desde el fondo de la pista esperando el error no forzado del rival. Si los de Bordalás generaron poco o nada, el Levante tampoco fue mejor. Únicamente dos faltas lejanas picadas por Rochina pusieron el susto (leve) en el cuerpo de la afición madrileña, menguada en parte, por la actitud indigna de una parte (menor) de esta. 

Al salir del descanso parecía que el partido seguiría el mismo camino. El Levante no conseguia combinar ni encontrar a sus hombres de calidad, ya sea por las acciones del Getafe o por el desacierto de los suyos, sobre todo, un Bardhi irreconocible. Pero apareció Jason para cambiar el ritmo, la tuvo con una gran conducción y remate en diagonal que paró Soria más que correcto. A partir de ahí los de Paco López despertaron de su letargo para golpear una i otra vez la portería del Getafe. Soria y la defensa evitaron un gol que parecía iba a caer de un momento a otro, sobro todo en una acción de Morales en la que Foulquier evitó el remate del madrileño en una acción a la que ni árbitro ni VAR vieron penalti (me abstengo de opinar). Rochina y Roger tuvieron también la suya, pero volvió a intervenir Bordalás. Entró Jorge Molina y Antunes y el partido se volvió a dormir. Volvió el ritmo lento de ambos y con los cambios de López, Mayoral y Dwamena, se consiguió el efecto contrario. Los últimos minutos parecieron más del Getafe que del Levante aunque desde la salida de Samu Sáiz, el mejor de los suyos, tampoco ocurrió gran cosa. 

El Getafe finalmente marcó, Arambarri anotó gol después de un centro en una jugada donde Rochina se rompió. Era fuera de juego y el gol se anuló. Fue el final perfecto para un partido que suma un punto que acerca a los dos a sus respectivos objetivos pero resto 2 horas de vida a una afición que desea más de ambos.

Con la tecnología de Blogger.