Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Atlético de Madrid 3-2 Valencia CF: El Atlético pospone el alirón culé

La victoria ante el Valencia alarga la batalla por la Liga y aviva la lucha por la Champions

Foto vía Twitter Atlético de Madrid


LaLiga Santander-Jornada 34

Atlético3
Valencia2
Ficha técnica
Atlético: Oblak; Juanfran, Savic, Godin, Filipe Luis (Correa, 64'); Koke, Saúl, Rodrigo, Lemar (Thomas, 70'); Morata (Arias, 84') y Griezmann.

Valencia: Neto; Wass, Garay, Diakhaby, Gayà; Soler, Coquelin, Parejo, Guedes (Sobrino, 60'); Gameiro y Mina.

Goles: 1-0 Morata (9'), 1-1 Gameiro (36'), Griezmann (49'), Parejo (77'), Correa (81').

Arbitro: Alejandro Hernández amonestó a Soler (22'), Morata (47'), Filipe Luis (56'), Sobrino (73'), Saúl (76'), Diakhaby (90+2).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Metropolitano con capacidad para 67.829.
Los del Cholo se llevan tres puntos que sirven para que no corra el champán por Canaletas, y no fue fácil, les llegaron a empatar hasta en dos ocasiones pero un golazo de Correa sirvió para sentenciar lo que fue un auténtico partidazo.

El primer zarpazo no tardó en llegar, el monólogo rojiblanco no era un vendaval, pero era más que suficiente para tener al Valencia encerrado en su área, en una de estas transiciones Juanfran servía un caramelo para que Morata, a placer, anotará el tanto que ponía a los locales por delante a los pocos minutos de empezar.

Tras un inicio nefasto los de Marcelino tuvieron que dar un paso hacía delante, ya no les valía esperar atrás en busca de una contra, ahora tocaba proponer, jugadores como Parejo, Guedes o Soler debían de salir a escena para tratar de tapar la ausencia de un Rodrigo al que se le echaba de menos.

La primera mitad daba para poco, parecía más bien un combate de boxeo, el Atlético había conectado el primer directo y ahora se estaban tanteando, algo que se tradujo en una notable falta de ocasiones en la media hora del partido.

Pero cuando ya se encaraban los últimos instantes salto la chispa entre los atacantes che, sombrero delicioso de Mina que asistía a un Gameiro que primero recortaba y después fusilaba a un Oblak que nada pudo hacer, una vez más la ley del ex se cumple.

Con el empate se llegaba a un descanso en el que ambos equipos estaban igualados, no solo a goles, sino también a fútbol y sensaciones. Entre el tempranero gol y el tanto anotado rozando el entre tiempo se desarrollaron dos partidos, uno en el que dominó el Atlético y otro en el se hizo fuerte el Valencia, todo ello con 45 minutos aún por delante.

Lo que sucedía tras el descanso no era un déjà vu, de hecho era aún más rápido, cinco minutos con el balón en juego y los del Cholo se volvían a poner por delante, jugada embarullada en el área de Neto que terminaba en otro gran centro, esta vez de Lemar, que culminaba en un excelso remate de Griezmann para adelantar a los rojiblancos.

De nuevo el encuentro alcanzaba una fase sin dominador, con más carga en las piernas ciertamente habían más huecos, pero los jugadores creaban poco peligro, tan solo dos intervenciones muy meritorias de ambos porteros en las que fueron las ocasiones más claras de la segunda mitad.

Cuando parecía que quedaban pocas cosas por suceder llegó la jugada clave, un disparo de Gameiro impacta con la mano de Saúl cuando este la tenía parcialmente separada del cuerpo, o ese fue el criterio del colegiado, la cuestión es que se pitó penalti y Parejo, a pesar de que le adivinó Oblak, mandó un misil tierra aire que perforaba la red, 1-1 en el marcador.

La alegría duró muy poco, ni cinco minutos, el tiempo que tardó Correa, recién ingresado en el campo, en lanzar un zapatazo con rosca incluida que dejaba congelado a un Neto que ni se movió, el argentino, que no marcaba en liga desde octubre, daba de nuevo los tres puntos a su equipo a falta de diez minutos para el final.

Al final los dos equipos menos goleados de la liga dictaminaron que con cinco tantos ya era suficiente, el Atlético de Madrid posponía el alirón culé y alejaba un poco más la Champions a los che en un partido que había tenido una gran pegada pero en que los colchoneros habían pegado más y más rápido.

Con la tecnología de Blogger.