Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Girona 1-0 Sevilla: Eusebio se aferra a un Portu de primera

El Sevilla acaba desquiciado en Montilivi y se complica su participación en la próxima Champions

Foto: Girona


LaLiga Santander-Jornada 35

Girona1
Sevilla0
Ficha técnica
Girona: Bono; Valery Fernández, Juanpe, Bernardo Espinosa, Marc Muniesa; Douglas Luiz; Pere Pons, Àlex Granell (Aleix García, m.84), Borja García (Pedro Alcalá, m.90); Portu (Pedro Porro, m.77) y Cristhian Stuani.

Sevilla: Tomas Vaclik; Jesús Navas, Daniel Carriço (Joris Gnagnon, m.77), Sergi Gómez, Sergio Escudero; Éver Banega; Pablo Sarabia, Roque Mesa (Bryan Gil, m.70), Munir El Haddadi (Quincy Promes, m.56), Franco Vázquez; y Wissam Ben Yedder.

Goles: 1-0, m.61: Portu.

Árbitro: José Luis González González (Colegio castellanoleonés). Amonestó al local Marc Muniesa (min. 44) y al visitante Roque Mesa (min. 68). Expulsó a Éver Banega (min.90) por una dura acción sobre Pere Pons.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 11.281 espectadores.
Partido de alto riesgo en lo más alto del país, al norte de Cataluña se enfrentaban dos equipos que se jugaban muchísimo. No obstante sus aspiraciones eran muy diferentes, ya que un Girona en puestos de descenso recibiría al conjunto hispalense dirigido por Caparrós, el cual pelea por las posiciones europeas. El Sevilla además no podría competir con jugadores como Nolito y André Silva que se presentaban como previsibles bajas para el choque. Por su parte los de Eusebio Sacristán no contarían con Aday y Mójica, jugadores que llevan prácticamente todo el año lesionados. 

El partido empezaría con Navas y su tropa poniendo la presión muy alta y complicando la circulación de balón muy tosca para su rival. Era muy difícil tocar por el centro del campo y el dominio terrenal no era para nadie, tampoco se puede negar que el Girona salió mucho mejor plantado. Quizás también se jugaban más, y Stuani lo hacía saber fijándose como referencia arriba, una ocasión y un posible penalti en menos de 10 minutos para el uruguayo.

Y es que el cuadro catalán salió a por todas, el impedimento fue al porterazo al que se enfrentaban. Vaclik paro absolutamente todo y salvó a un equipo sin identidad, solo una ocasión de Ben Yedder se salvaba en el repertorio blanquirojo. Al final de la primer parte se mantuvieron las palmas, aunque el partido apenas había tenido un color. Ya que el Girona podría llevar un par o tres de goles si no fuese por el portero o el travesaño. 

La segunda parte fue muy diferente a la primera, el control seguía en las mismas manos pero ahora los gerundenses durmieron el juego y pusieron al Sevilla entre el gol y la pared. Portu sacaba la vena y la sangre del equipo y cuando llegaban las más claras para su equipo, aprovechó la ocasión. Una combinación de infarto rematada por el arriete murciano pondría un 1-0 que sabía a gloria en Montilivi, que era una verdadera fiesta. 

Evidentemente el Sevilla intentó reaccionar, pero los de Sacristán estaban bien situados atrás y Bono transmitía una sensación de seguridad pasmosa. Los andaluces no sabían que hacer ya para acosar la meta rival con peligro, y tras un par de ocasiones, no parecía que el equipo llegaría a conseguir la igualada. Finalmente, la victoria se quedó en Montilivi, el Sevilla irreconocible se dejaba posiblemente la Champions y acabó desquiciado con Banega expulsado.

Con la tecnología de Blogger.