Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

GP China: El imperio rojo tiene que contratacar en la carrera 1000

Ferrari está obligado a empezar a recortar puntos a Mercedes tras el fiasco de Bahréin, no lo tendrán fácil pues es un circuito ADN alemán en el cual la Fórmula 1 cumple un aniversario especial

caranddriver.es


GP China
Ficha técnica
Primer GP China: 2004

Longitud: 5.451 metros

Número de vueltas: 56

Número de curvas: 16

Velocidad máxima: 322 km/h

Carga aerodinámica: Media-alta

Neumáticos: C2, C3, C4

Desgaste neumáticos: Medio-alto

Podio GP China 2018

1- Daniel Ricciardo

2- Valteri Bottas

3- Kimi Raikkonen

Horarios

Viernes 12:

Libres 1: 04:00h

Libres 2: 08:00h

Sábado 13:

Libres 3: 05:00h

Clasificación: 08:00h

Domingo 14:

Carrera: 08:10h
1000 carreras de Fórmula 1. Quien lo diría cuando este deporte tomó forma en 1950. Desde entonces cada campeonato ha rodado a velocidad de vértigo. Los mundiales suceden y suceden en un abrir y cerrar de ojos. Todo rueda a muchas revoluciones. Ahora llega el tercer asalto del 2019. En Bahréin la expectación era ver si Ferrari había disipado sus dudas en cuanto al rendimiento del monoplaza. Objetivo cumplido, las flechas rojas fueron las más rápidas en el trazado de Sakhir. Sin embargo, los fantasmas del año pasado reaparecieron. La magia negra hizo estragos para robarle una victoria merecida a Charles Leclerc. Por otro lado, el error de Sebastien Vettel en la pelea con Lewis Hamilton provocó que el doblete en el podio pasase de rojo a plateado.

No obstante eso ya es historia. Queda mucho terreno por delante, pero Mercedes ya goza de 39 puntos de ventaja sobre Ferrari en el Mundial de Constructores. Bottas aventaja en 18 puntos a Leclerc y en 22 a Vettel. China debe ser el escenario para frenar esta brecha. Hay coche y hay pilotos, el talento del monegasco ya quedó demostrado en el último fin de semana. Históricamente este ha sido un Gran Premio propicio para las victorias de Mercedes. Las flechas plateadas han obtenido el triunfo en cinco de los últimos siete años. Las excepciones fueron la de Fernando Alonso con Ferrari en 2013 y la de Daniel Ricciardo con Red Bull el año pasado.

El resto ha sido dominio de Mercedes. Es un circuito en el que destaca la gran recta de atrás con curvas de media y alta velocidad en el resto del trazado donde el apoyo aerodinámico es vital. Si bien es cierto que llevar mucha carga supone sacrificar la velocidad punta en el último sector, también ayuda al cuidado de los neumáticos. Casi todos los equipos optarán por una configuración de Set-Up similar, pero en la zona media, que tan ajustada está, aquel equipo que consiga el equilibrio justo del monoplaza se postulará como el cuarto equipo.

Mercedes parte como favorito y esta puede ser la carrera en la que Hamilton se ponga líder del Campeonato por primera vez. Ferrari permanecerá justo detrás al acecho, pero también pugnará por la Pole Position. El año pasado Vettel se alzó con ella, aunque el devenir de la carrera provocó que todo se torciera. Seguramente tanto el alemán como Leclerc arriesguen para dar ese golpe de autoridad que necesitan en la mesa y para demostrar a Mercedes que no va a ser todo coser y cantar esta temporada. El monegasco, seguro que sin haber cicatrizado la herida del triunfo perdido en Bahréin, se mostrará rabioso y con ganas de recuperar lo que era suyo hace dos semanas.

Red Bull, con Verstappen, estará más cerca de la cabeza que en Bahréin pues es un circuito que, en teoría, es más favorable para las características del monoplaza. El triunfo de Ricciardo el año pasado es la mejor prueba. En río revuelto, ganancia de pescadores. Esa es la filosofía de los austriacos y del holandés para esta larga temporada. El podio no es descabellado, pero quedará en manos de un traspié de los de delante. Gasly seguirá con su particular adaptación al monoplaza. La pregunta es ¿cuánto durará la paciencia de Helmut Marko? El tiempo corre en contra del francés.

Carlos Sáinz, en busca de la suerte

Los mejores presagios se han confirmado. El McLaren funciona, tiene potencial para estar en Q3 y buen ritmo en carrera. El sexto puesto de Norris plantea la duda de qué podría haber hecho Carlos si no hubiese tenido el toque con Verstappen. Hacer suposiciones y tirar del famoso 'y si' es muy fácil, pero la verdad nunca se sabrá. Es hora de que el madrileño tenga un fin de semana sin sobresaltos y que por fin se estrene en el casillero. El coche en teoría no debería ir mal tampoco en Shanghai. El último sector, con la larga recta, debería ser su mayor baza una vez que el Drag ha desaparecido. El segundo, con las curvas rápidas más de lo mismo mientras que en el primer sector, con las curvas lentas y la buena tracción que requiere, tocará sufrir un poco más.

No es descartable la séptima y octava posición de los McLaren, pero siempre en dura pugna con el resto de integrantes de ese grupo medio tan apretujado. Haas será el hueso más duro de roer y Raikkonen con su Alfa Romeo seguirá colándose, a paso silencioso, en posiciones de revelación. Un equipo obligado a despertar es Renault. Su mal rendimiento los sábados les está lastrando. No han entrado en Q3 en las dos carreras que se han disputado hasta ahora y el hecho de que McLaren sí lo haya hecho, hace replantearse la eficiencia del chasis de los de Enstone. La maldición que sufrieron ambos coches tras abandonar a la vez en las últimas vueltas en Bahréin, les robó un buen puñado de puntos.

Poca cosa más que añadir. Toro Rosso y Racing Point completarán la zona media y Williams en su lucha particular con los dos pilotos. Kubica se acercó más a Russell en Bahréin, pero ni tanto el polaco como el inglés no parece que puedan salir de esa situación de impotencia. Hasta aquí los prolegómenos del Gran Premio de China, carrera siempre atractiva y de mucha batalla. Ferrari tiene que rearmarse para evitar que se encienda el fuego a su alrededor. En el otro lado, Mercedes seguirá echando leña para arrasar la moral de su contrincante en la batalla número 1000 de la historia del deporte rey del automovilismo.

Con la tecnología de Blogger.