Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Los Pacers pierden en Boston en un partido indigno de los playoffs (74 a 84)

Los Pacers perdieron una buena oportunidad de ganar tras un pésimo tercer cuarto

Foto: Twitter
Indiana tuvo la mejor defensa de la NBA durante la temporada regular. Ese ha sido su fuerte a lo largo del año y su gran baza en los playoffs, pero anoche su ataque hizo fútil esa ventaja defensiva.

Indiana salió a la pista mejor que los Celtics y se llevó las primeras ventajas. Con un Weasley Matthews inspirado, logró ponerse ocho puntos por delante mientras su rival seguía muy frío. Fue Marcus Morris (20 puntos, 7 rebotes) quién despertó a los locales con un triple y asumió la responsabilidad ofensiva en los locales, que no llegaron a darle la vuelta al marcador pero consigueron llegar al final del primer cuarto con empate a veinte. 
El segundo periodo pareció una copia del primero, con los Celtics fallones y los hombres exteriores de Indiana dominando el encuentro y dando nuevas ventajas a su equipo. Esta vez los Pacers se fueron de más de diez puntos, y tuvo que ser nuevamente un triple de los Celtics el que sacudiera el partido. Los de Boston intentaron acercarse en el marcador, pero la bocina del descanso envió a los equipos a los vestuarios con el resultado en 45 a 38.

Tras la reanudación llegó el desplome visitante. Los Pacers anotaron ocho puntos en el tercer período, algo vergonzoso en la NBA, especialmente en playoffs y en un equipo que estuvo tercero durante gran parte de la temporada. Con un solitario punto en seis minutos y un recital de tiros fallados y balones perdidos, los Pacers vieron cómo los Celtics le daban la vuelta al marcador. Con Irving (20 puntos, 7 asistencias) a la cabeza, los locales consiguieron llegar con una buena ventaja (53 a 64) al final del tercer período.

Si alguna esperanza quedaba en Indiana de remontar, esta se esfumó tras los primeros cinco minutos del último cuarto, donde sólo anotaron cinco puntos. Los Pacers parecían incapaces de ninguna remontada con sus pésimos registros en ataque, y sólo pudieron aspirar a una anotación poco sonrojante en un partido que terminó con 74 a 84. Tuvieron suerte de que los Celtics tampoco estuvieron inspirados, sino la paliza podría haber sido de escándalo.

Con la tecnología de Blogger.