Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Curry y Klay Thompson salvan el primer “match-ball” para los Warriors (106-105)

Kevin Durant se volvió a lesionar y los campeones tiraron de corazón y fe para llevarse la eliminatoria de vuelta al Oracle Arena

Foto: Golden State Warriors


Anoche pudimos vivir uno de los partidos más emotivos de los últimos tiempos. Por el lado canadiense llegaban con un 3-1 a favor que en caso de victoria les daría el primer anillo de su historia y el primero para un equipo de fuera de los Estados Unidos. El Scotiabank era una olla a presión. En el bando visitante sabían que todo pasaba por ganar, por ello su estrella Kevin Durant reapareció, viéndose al poco de empezar que no estaba en condiciones óptimas. Con todos estos condicionantes, estábamos ante un partido que podía ser histórico.

Empezaron mucho más fuertes los visitantes, motivados y ayudados mentalmente viendo a KD jugarse el físico en un partido tan importante. El primer cuarto acabaría 28-34, firmando entre Curry, Thompson y Durant 31 de esos puntos. Los Raptors aguantaron el tirón con un buen Marc Gasol, el cual fue de más a menos durante el choque (acabaría con 18 puntos y 7 rebotes).

En el segundo cuarto se produjo la tragedia. Cuando apenas se llevaban 2 minutos jugados Durant intentó driblar a Ibaka y al apoyar su pierna ya dañada se cae al suelo. Al levantarse no podía apoyar el pie y el público se vino arriba. Este feo gesto de la grada se acabó convirtiendo en una ovación alentada por los propios jugadores de ambos equipos.

El segundo y tercer cuarto finalizaron con los parciales empatados, por lo que todo se decidiría en el último periodo con una pequeña ventaja para los de Steve Kerr. Aquí apareció un desacertado hasta el momento Kawhi Leonard (26-12-6 al final del partido), faltando 5 minutos para acabar el partido y con el marcador abajo 93-95 encestó 10 puntos consecutivos que ponían el marcador 97 a 103. Todo hacía pensar que los Raptors rematarían las finales esta noche y Kawhi se llevaría el MVP. Sin embargo, estos Warriors tienen mucha experiencia y nos les tembló el pulso en ningún momento. Apretaron en defensa y con 3 triples consecutivos de los “Splash Brothers” levantaron el encuentro. Curry acabaría con una marca de 31-8-7 y Thompson 26-6-4.

Con este increíble partido los Warriors ponen 3-2 las finales y el siguiente partido se jugará en la madrugada del jueves al viernes, donde los californianos deberán ganar para forzar el séptimo y último partido.

Con la tecnología de Blogger.