Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Deportivo 2-0 Mallorca: El Deportivo toma ventaja en la lucha por el ascenso

La polémica y el ambiente de Riazor fueron los protagonistas en un partido dominado por los de Pep Lluís Martí

Foto: LaLiga

Playoff ascenso Liga Santander

Deportivo2
Mallorca0
Ficha técnica
Deportivo de La Coruña: Dani Giménez; Bóveda, Duarte, Somma (David Simón, 45+1'), Saúl; Cartabia (Borja Valle, 83'), Bergantiños (Vicente, 42'), Edu Expósito, Pedro; Carlos Fernández y Quique

Mallorca: Miguel Reina; Sastre, Valjent, Raíllo, Estupiñán; Pedraza, Salva Sevilla (Fran Gámez, 78'); Leo Suárez (Baba, 52'), Dani Rodríguez, Lago Júnior, Abdón Prats (Budimir, 63')

Goles: Fede Cartabia (35'), Quique (80')


Árbitro: Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó a Sastre (45'), Edu Expósito (45+1'), Leo Suárez (45+1'), Xisco Campos (45+3'), Lago Júnior (52'), Pedro (66'), Raíllo (90+2'). Roja directa: Pedraza (40').

Incidencias
Estadio de Riazor (29.302 espectadores). Partido de ida de la final del playoff de ascenso a LaLiga Santander.
Ambos equipos se presentaban ante la mejor oportunidad de volver a la máxima categoría del fútbol español y el partido prometía ser vibrante en todos los aspectos (cosa que cumplió a la perfección). Lejos de lo que se podía prever, el partido empezó con un Mallorca dominante y un Dépor temeroso por tomar riesgos, pero rápidamente se equilibraría la balanza en beneficio del espectáculo. Una vez presentadas todas las armas y establecidos los jugadores en el campo, el Dépor se acordó de las penurias a las que estaban acostumbrados los bermellones lejos de Son Moix para animarse y recuperar la batuta del encuentro. Los gallegos gozaban de varias oportunidades para adelantarse en el marcador, pero la mala fortuna o puntería jugaban en contra de los locales. Sin embargo, no fue hasta el minuto 35 en el que la mala fortuna se trasladaría a la isla cuando tras una falta escorada y sin aparente peligro directo los de Riazor lograrían ponerse por delante en el marcador gracias a un gran disparo del argentino Fede Cartabia.
La parte deportiva pasaría a un segundo plano cuando tras una pelota dividida Marc Pedraza impactaría su bota con fuerza en el rostro de Alex Bergantiños. A pesar de la nula intencionalidad, el golpe fue tremendamente fuerte y el mallorquín pidió en seguida la entrada de las asistencias, siendo plenamente consciente del daño que había causado. Tras un momento de tensión por la incertidumbre de la situación el árbitro decidió castigar la acción con roja directa para Pedraza, hecho que provocó que el ambiente se caldeara. La primera parte acabaría con amonestaciones para ambos conjuntos y con un sentimiento generalizado de alivio por la finalización de esta.


Ya en la segunda parte, el Mallorca fue totalmente consciente de su situación y no quiso especular con esta, decidiéndose a seguir planteando la defensa férrea que hasta el momento de la expulsión había planteado de forma muy sólida y sin descuidar la búsqueda de un empate que le permitiría afrontar el partido de vuelta de una forma totalmente distinta. Por su parte, los de Pep Lluís Martí interiorizaron esa superioridad y la quisieron plasmar en el terreno de juego, aunque la mayoría de las jugadas terminaban sin peligro alguno. Las idas y venidas infructuosas se sucedían y el partido parecía estancarse hasta que sobre el minuto 75 los gallegos gozaron de tres oportunidades que encendieron aún más el "lume" que tanto había promocionado el Dépor y que acabó por encender Riazor. La mecha acabaría por explotar en el minuto 79 tras un centro y un posterior barullo en el área pequeña que culminó en un posible gol deportivista. El juez de línea levantó el banderín y se volvieron a vivir momentos de tensión en el campo al no saber que había pitado, pero tras una breve conversación con el colegiado se concedió el gol de los gallegos para delirio de la afición local. A partir de ese momento los de Vicente Moreno se resignaron a aguantar el resultado y a repeler las llegadas herculinas para viajar de vuelta a Mallorca con la mentalidad de remontar ante la afición local y el marcador no se volvió a mover.

Con la tecnología de Blogger.