Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Betis 2-1 Valencia: Rubi salva los muebles en el 94'

Partido muy solvente del Betis que sirve para alejarse del descenso y empezar a mirar arriba

Fuente: Marca.com

LaLiga Santander-Jornada 14

Betis2
Valencia1
Ficha técnica
Betis: Joel; Edgar González (Borja Iglesias, 69'), Sidnei (Barragán, 77'), Mandi; Álex Moreno, Guardado, Canales, Emerson; Joaquín, Loren (Pedraza, 81'), Fekir

Valencia: Cillessen; Gayà, Mangala, Paulista, Jaume Costa; Manu Vallejo (Gameiro, 65'), Parejo, Wass, Ferran Torres (Kang-In Lee, 86'); Maxi Gómez, Rodrigo (Carlos Soler, 75')

Goles: 1-0 Maxi Gómez (33'), 1-1 Joaquín (37'), 2-1 Canales (90+4')

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (comité vasco). Amonestó a Edgar González (32'), Wass (57'), Álex Moreno (64'), Gayà (90+2')

Incidencias: Estadio Benito Villamarín (46.500 espectadores).
El Betis volvía del parón de selecciones después de caer ante el Sevilla en el derbi hispalense e inmerso en una situación complicada con el equipo rozando el descenso y con un Rubi en el punto de mira. Por su parte el Valencia volvía a un estadio que ya forma parte de su historia con el objetivo de seguir acechando los puestos de arriba sin descuidar el partido crucial del próximo miércoles ante el Chelsea.

El conjunto bético comenzó el partido muy participativo e incisivo sobre todo por la banda de Álex Moreno y adueñándose del control del mismo. El Valencia por su parte apostó por un juego combinativo al primer toque para intentar romper la estructura blanquiverde que si bien surgió efecto al principio creando oportunidades se fue diluyendo con el paso del tiempo. Los de Celades tan solo pudieron intentar reengancharse al tren del peligro mediante acciones a balón parado o errores puntuales de la zaga sevillana mientras que los locales seguían gozando de ocasiones y buen juego.
El mapa de calor en el Benito Villamarín lució un rojo intenso en la parte superior del campo durante toda la primera mitad gracias en gran medida a las labores de Ferran Torres, Álex Moreno y Joaquín Sánchez, que monopolizaron prácticamente el juego de sus equipos. De los pies del primero llegaría la asistencia para que Maxi Gómez adelantase a los visitantes mientras que los dos últimos conseguirían igualar tan solo cinco minutos después el partido consiguiendo así la recompensa a su buen juego.
El empate reactivó a la afición local que había bajado los ánimos y sirvió para que su equipo se viniese arriba y acabase la primera parte buscando el segundo tanto con más ahínco que fortuna.

En la segunda parte la tónica siguió siendo la misma con la que acabó la primera parte para el Betis. La sintonía entre jugadores y afición sirvió para que los locales adelantasen la línea de presión, dificultando así la salida de balón a los chés y facilitando aún más la labor en ataque de los béticos. Pese al buen hacer de los locales, Cillessen y la defensa visitante rechazaban constantemente cualquier intento de Álex Moreno y cía, que seguía siendo la principal referencia verdiblanca. 
Con aún media hora de juego por delante llegó el movimiento en los banquillos tanto para Celades como para Rubi, aunque este último más obligado por las lesiones del debutante Edgar González y de Sidnei. El ritmo del partido empezó a volverse más trabado entre sustituciones y lesiones y a punto estuvo de aprovechar Dani Parejo la situación desde fuera del área para adelantarse en el marcador. 
Los dos equipos intentaron darle continuidad al juego pero el cansancio empezó a ser un lastre para ambos, favoreciendo la llegada de imprecisiones e instaurando un aura de nerviosismo en el juego de sendos conjuntos. Fekir, que había estado todo el partido probando suerte desde fuera del área sin mucho acierto estuvo a punto de romper el empate hasta en dos ocasiones pero el larguero rechazó la primera mientras que la segunda salió rozando el palo. Kang-In Lee estuvo a punto de hacer lo propio en una contra ya en el añadido pero el larguero volvió a evitar la machada.
El partido parecía abocado a terminar con empate cuando tras una falta algo escorada Canales se inventó un disparo sensacional que se coló por toda la escuadra visitante y desató la alegría en las gradas del Benito Villamarín, dejando los tres puntos en la capital andaluza y haciendo que Rubi respire un poco más aliviado.

Con la tecnología de Blogger.